Mercadona es la primera empresa del sector que inicia pruebas con tractoras eléctricas para la distribución urbana de mercancías. Esta iniciativa se ha realizado con la colaboración de los proveedores logísticos Disfrumur y Acotral. Los vehículos son de 33 palés de carga y las primeras pruebas se iniciarán en Murcia y Madrid.

Esto forma parte de su plan de descarbonización del transporte en 2050, siguiendo los compromisos recogidos en el Pacto Verde Europeo de emisiones neutras. La compañía está testando en unas pruebas las características de las tractoras. Destaca su reducida autonomía en un sector que trabaja las 24 horas y los pocos puntos de recarga existentes. Para ello con ayudas de sus proveedores logísticos se ha diseñado unas rutas que se adaptan a las características de los vehículos para realizar las pruebas.

Las tractoras tienen una autonomía de hasta 300 kilómetros. Con estos vehículos se espera reducir 102 toneladas de huella de carbono anualmente. En el año 2021 la empresa logró reducir su contaminación en un 27% y tiene previsto dentro del marco de la Ley de Cambio climático de mayo de 2021, realizar una reducción de un 30% en sus emisiones en el año 2023. Además, estos camiones reducen igualmente la contaminación acústica, al emitir aproximadamente unos 56dB, lo que permite a Mercadona seguir garantizando con este tipo de transporte una descarga nocturna silenciosa y responsable con los vecinos.

Aparte de estas tractoras eléctricas, se han incorporado a la flota de vehículos dos camiones eléctricos rígidos de 21 palés. Estos son los primeros camiones de cero emisiones de la empresa. Estos vehículos permiten una reducción de 111 toneladas anuales de CO2. Mercadona tiene una flota de camiones "jóvenes", esto ha permitido que desde el año 2015 hayan conseguido reducir su contaminación en 85.000 toneladas de CO2 y una reducción del 27% de la contaminación por palé transportado.

Según Jose Ángel Llop, director de Transporte de Mercadona, “formamos parte de una empresa responsable que siempre ha apostado por la innovación como palanca de crecimiento y sostenibilidad. Gracias a este compromiso hemos sido capaces de poner en marcha este proyecto pionero en España tras demostrar la viabilidad de las rutas diseñadas a tal efecto. Con este paso, no sólo contribuimos, como empresa, a reducir nuestra huella de carbono y a proteger el medio ambiente, sino que reforzamos nuestro compromiso con hacer más con menos recursos, reduciendo los efectos sobre el entorno e impulsando la ecoeficiencia”.