22 de junio de 2013
22.06.2013
Accidente

Muere un niño por la explosión de un petardo en Alicante

El menor, de 9 años de edad, sufrió graves heridas en el cuello al estallar el petardo dentro de una lata

22.06.2013 | 10:39

Un niño de 9 años ha fallecido esta madrugada en el Hospital General de Alicante tras ser intervenido de una profunda herida en el cuello al estallar un petardo dentro de una lata de refresco, han informado fuentes sanitarias.

El suceso se produjo junto a un recinto de fiestas ubicado en el barrio alicantino de San Blas, uno de los muchos que estos días se instalan en la ciudad con motivo de las festejos de Hogueras.

Al parecer, una esquirla metálica procedente de la lata impactó sobre su cuello lo que le provocó una fuerte hemorragia.

El menor, que fue trasladado al centro hospitalario en el coche de un particular, fue intervenido de urgencia, pero ha fallecido a las 06,00 horas de hoy, han explicado las mismas fuentes.

Aunque el Centro de Información y Coordinación de Urgencias de la Generalitat remitió unidades sanitarias al lugar del suceso, el pequeño no pudo ser atendido por éstas ya que fue trasladado al hospital en un vehículo particular.

El suceso será objeto de investigación para conocer las circunstancias en las que se produjo la explosión del petardo.

"Habrá siempre un recuerdo para el pequeño Aaron"

La alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, ha lamentado este mediodía la muerte del niño de 9 años y ha asegurado que "no hay palabra que pueda expresar" esta tragedia ni mitigar el dolor de la familia del pequeño.

"Habrá siempre un recuerdo para el pequeño Aaron", ha asegurado Castedo minutos antes de que la corporación municipal guardara cinco minutos de silencio ante el edificio consistorial, un gesto de dolor que ha sido seguido por los numerosos ciudadanos y turistas que se encontraban en la plaza del ayuntamiento.

Castedo, acompañada por el presidente de la Comisión Gestora de las Hogueras -entidad organizadora de estas fiestas-, Manuel Jiménez, ha afirmado que "tanto dolor nos hace sentir indefensos ante el latigazo del infortunio".

Tras trasladar simbólicamente su abrazo y el de toda la ciudad a los familiares y amigos del menor fallecido, la alcaldesa ha colocado un crespón negro en la Hoguera Oficial de las fiestas, ubicada en la misma plaza consistorial.

Con la bandera de Alicante a media asta, los cinco minutos de silencio han sido sentidos por todos los presentes, entre los que también se encontraba el subdelegado del Gobierno en Alicante, Alberto Martínez, y las conselleras de la Generalitat Asunción Sánchez Zaplana (Bienestar Social) y María José Catalá (Educación).

Al mismo tiempo que se mostraba la tristeza en este lugar emblemático de la capital alicantina, en la Plaza de Los Luceros era disparada la cuarta mascletà de las fiestas, en la que, también en señal de silencio, las Bellesas de la ciudad no han anunciado su tradicional inicio.

Sólo el reloj, cuando ha marcado las 14,00 horas, ha servido para dar el arranque a este espectáculo pirotécnico.

Preguntada por si este trágico incidente debería replantear el reglamento del uso de material pirotécnico en la ciudad, Castedo ha aseverado que la venta de este tipo de productos está "regulada, controlada y vigilada perfectamente" en esta ciudad, en la que para adquirir petardos es necesario presentar el DNI.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook