14 de mayo de 2018
14.05.2018
Investigación

Cuatro detenidos por la agresión a nueve guardias civiles en Algeciras

Un grupo de invitados a una comunión agredió a los agentes con botellas rotas y bates de béisbol

14.05.2018 | 10:51
Cuatro detenidos por la agresión a nueve guardias civiles en Algeciras

La Policía Nacional ha detenido a cuatro personas por la agresión a nueve agentes del Grupo de Acción Rápida (GAR) de la Guardia Civil el sábado en Algeciras (Cádiz).

Fuentes policiales han informado a Efe de que las cuatro detenciones se han practicado en Algeciras, tres hoy mismo y la primera ayer, después de que uno de los dos sargentos que fueron agredidos junto con siete guardias civiles le identificara.

Este primer detenido es Manuel R.S., según las fuentes consultadas y está acusado de los delitos de atentado contra agentes de la autoridad, desórdenes públicos y riña tumultuaria.

Además, la Policía ha identificado a un total de diez personas implicadas en la agresión, solo dos de ellas con antecedentes, según ha afirmado el propio ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, tras visitar dependencias de ese cuerpo y la Guardia Civil en Marbella.

Zoido ha asegurado que, tras las primeras informaciones, se puede determinar que la agresión fue un "acto de vandalismo, de violencia callejera y tumultuaria, que no tiene nada que ver con otras cuestiones", por lo que en principio el suceso no está relacionado con el narcotráfico.

Fue en torno a las 18.00 horas del sábado cuando los dos sargentos y los siete guardias del GAR, que ese día no tenían servicio, salieron de comer de un restaurante de la barriada costera El Rinconcillo de Algeciras, donde les esperaban un grupo de personas.

Cuando los agentes se dirigían al aparcamiento, alrededor de cuarenta personas que estaban celebrando una comunión se enfrentaron a ellos y, con botellas rotas, piedras, maceteros y bates de béisbol, agredieron a los agentes, que recibieron numerosas patadas y golpes.

Ante esta situación, uno de los guardias decidió hacer uso de su arma reglamentaria y efectuó tres disparos disuasorios al aire para que los agresores se disolvieran y los agentes pudieran replegarse.

Efectivos de los GAR llevan un tiempo destinados en el campo de Gibraltar para combatir a los grupos de narcotráfico de la zona, donde en los últimos meses se han producido ya varios tiroteos con delincuentes cuya agresividad denuncian varias asociaciones de la guardia civil, que piden más medios humanos y materiales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook