11 de julio de 2019
11.07.2019
Peleas

Clanes de 'tiqueteros' se reparten las calles de Magaluf a puñetazos

Los grupos británicos que controlan a estos relaciones públicas se dividen las calles para captar clientes mediantes peleas ilegales

11.07.2019 | 11:14
Clanes de 'tiqueteros' se reparten las calles de Magaluf a puñetazos

En medio del campo. Rodeados de un escaso público que mira cómo dos hombres sin camiseta se golpean sin conmiseración. Estas llamativas imágenes pertenecen a una de las habituales peleas que organizan los clanes británicos que controlan a los 'tiqueteros' en Magaluf, según ha publicado el Diario de Mallorca. Es la forma que tienen estos grupos de resolver sus diferencias y repartirse las mejores calles y zonas para que los 'tiqueteros' -relaciones públicas- capten clientes para discotecas, bares, fiestas en barcos o excursiones alcohólicas.

A simple vista, la pelea se parece a uno de esos combates de 'vale todo', una modalidad de lucha originaria de Brasil en que se puede usar cualquier técnica de artes marciales, incluso luchar desde el suelo. La escena es brutal por la violencia que transmite. Según empresarios de la zona es una práctica común y privada de arreglar los problemas entre los diferentes clanes británicos que dominan los tiqueteros de Magaluf.

El vídeo de la pelea se ha difundido por Mallorca en los últimos días y hay empresarios que hacen la interpretación de que estos combates sirven para dilucidar qué grupo de relaciones públicas se queda con las mejores zonas para trabajar, con las más transitadas.

Al menos uno de los que participan en la pelea es muy conocido en Magaluf por su relación con el mundo de los tiqueteros. El vídeo arranca con el inicio de la pelea, después de que alguien del público grite, en inglés: "¡Venga, vamos!". Tras un breve tanteo inicial, la violencia se desata en forma de un duro rodillazo a la cara. Se suceden los puñetazos. Uno de los contendientes cae al suelo. Inmovilizado, sigue recibiendo golpes.

Intenta responder al ataque, pero va perdiendo fuerza. Finalmente, entre los espectadores de la escena –algunos de los cuales la graban con el móvil–, surge una voz que pone fin al combate: "Venga, ya está. Levantaos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook