14 de diciembre de 2019
14.12.2019
La Opinión de Málaga
Investigación

Una quinta chica echó a Jorge Palma de su casa la noche en que mató a Marta Calvo

La joven declara que "se mostró muy insistente" en que consumiera cocaína, "pero él solo bebía agua"

14.12.2019 | 17:51
Se investigan más muertes por una posible conexión con el detenido por la desaparición de Marta Calvo.
Una quinta chica echó a Jorge Palma de su casa la noche en que mató a Marta Calvo

La lista no deja de crecer. La Guardia Civil ha tomado declaración al menos a tres supervivientes a su encuentro con Jorge P. J. Además de la joven que perdió el conocimiento tras ingerir una bebida que le dio el presunto asesino, de la que informó este viernes Levante-EMV, y de otra chica que también ha prestado declaración ante los investigadores, está el testimonio de una tercera que es especialmente relevante.

Y lo es por lo que vivió con Jorge P. J y porque ese encuentro se produjo solo unas horas antes de la cita mortal con Marta Calvo. La Guardia Civil tomó declaración a esta joven, de 19 años, después de saber que había estado con el presunto asesino en las horas previas a su encuentro con la joven de Estivella.

La superviviente explicó a los agentes que Jorge Ignacio P. J. contrató sus servicios sexuales a través de una conversación de Whatsapp en la que insistió, como en el resto de casos, en que hubiese cocaína en el acto sexual. La joven asegura que el hombre se puso "muy violento" y "muy insistente" en que ella tomara cocaína y que se la introdujera en la boca y en los genitales, "mientras que él solo bebía agua".

Ante el cariz que empezaba a tomar la situación, la joven optó por echar a Jorge Ignacio P. J. con cajas destempladas de su casa.

Fue entonces cuando, habiéndose quedado sin víctima, el ahora encarcelado llamó a Marta Calvo y pactó un encuentro sexual con ella en su casa de Manuel. Era la madrugada del 7 de noviembre.

Llamamiento a denunciar

Dado que los investigadores de Homicidios de la Guardia Civil y de la Policía Nacional tienen claro que se encuentran ante un criminal en serie y un depredador sexual que busca repetir el patrón con prostitutas porque las considera víctimas más propicias dado que no suelen denunciar los abusos de los clientes por su mayor situación de vulnerabilidad social, han decidido no solo rastrear casos similares en todos los lugares donde ha estado viviendo o de paso el presunto asesino, sino instar a que se denuncien posibles nuevos ataques.

Así, el subdelegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Roberto González Cachorro, hizo ayer un llamamiento público invitando a denunciar a toda aquella persona que conozca algún caso imputable a Jorge P. J. o que sepa, al menos, de alguna mujer que haya sufrido una intoxicación como las provocadas tanto a las tres fallecidas como a las supervivientes detectadas hasta ahora. De momento, hay ya más casos con posible relación con el investigado en otros puntos de España.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook