01 de junio de 2020
01.06.2020
La Opinión de Málaga
Operación policial

Desarticulan una red dedicada al blanqueo de dinero procedente del narcotráfico

La Guardia Civil y los Mossos han detenido a nueve personas e investigado a otras cuatro

01.06.2020 | 11:56
Desarticulada una organización dedicada al blanqueo de capitales procedente del narcotráfico y tráfico de armas en todo el país.
Desarticulan una red dedicada al blanqueo de dinero procedente del narcotráfico

La Guardia Civil y los Mossos d'Esquadra han desarticulado una red delictiva dedicada al blanqueo de dinero procedente del narcotráfico y del tráfico de armas que operaba en todo el territorio nacional y han detenido a nueve personas e investigado a otras cuatro.

En los registros policiales se han intervenido 420.000 euros en efectivo, de los cuales 392.000 estaban escondidos en un calentador con un sistema de alarma para evitar su manipulación, además de relojes y joyas por valor de más de 111.000 euros, una pistola detonadora de fogueo y vehículos, han informado ambos cuerpos en un comunicado.

Como parte de la operación, también se han inmovilizado productos financieros por valor de más de un millón de euros e identificado un entramado societario que daba apoyo a la organización.

Las pesquisas se iniciaron en 2019, cuando los Mossos d'Esquadra intervinieron en Cambrils (Tarragona) cuatro pistolas detonadoras modificadas, que estaban equipadas con un silenciador y que tenían capacidad de disparar en modo automático.

En abril de 2019, a través de los mecanismos de coordinación, se detectó una coincidencia entre esta investigación y otra que estaba desarrollando la Guardia Civil en Tarragona, que investigaba una organización delictiva dedicada al tráfico de armas que operaba principalmente en Cataluña.

Se da la circunstancia de que el líder de esta red, un conocido delincuente de Barcelona, estaba en prisión tras ser detenido en Granada en 2018 cuando transportaba 27 kilos de cocaína.

Las pesquisas realizadas entre ambos cuerpos de seguridad permitieron relacionar las características de las armas de fuego intervenidas en un primer momento con las utilizadas en otros hechos delictivos.

Los miembros de la red utilizaban sistemas de comunicación cifradas de tipo militar, un hecho que, según el citado comunicado, es de uso habitual "por los principales grupos criminales de carácter transnacional" y que demuestra "el alto grado de sofisticación de la organización investigada".

Con todo, el líder de la organización continuaba dirigiendo la actividad de la misma desde la cárcel, desde donde había rediseñado la estructura societaria con el propósito "de eludir posibles investigaciones y adaptarla para que cuando quedara en libertad pudiera continuar con la actividad delictiva".

En la operación se han identificado a buena parte de los integrantes de la organización y se ha hecho aflorar buena parte del patrimonio de la misma.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook