04 de septiembre de 2020
04.09.2020
La Opinión de Málaga
Violencia doméstica

Un hombre acuchilla a su hijo de 30 años y se suicida al saltar por la terraza en Murcia

La víctima, herida, ha sido trasladada de urgencia al Hospital del Noroeste, para ser operada

04.09.2020 | 12:53
La Policía acordonó la calle en la que se produjeron los hechos.

Un vecino de la localidad murciana de Calasparra de alrededor de 60 años de edad perdía la vida hoy al precipitarse de un tercer piso tras, presuntamente, acuchillar a su hijo, de 30 años, en el domicilio familiar.

Los hechos ocurrieron en la calle Secano de Calasparra, sobre las nueve menos cuarto de la mañana, hora a la que Emergencias recibía la llamada de una mujer en la que se alertaba de que un hombre, su esposo, se había precipitado desde la terraza de un tercer piso y estaba inconsciente.

Al lugar se desplazaron agentes de la Policía Local, que descubrieron el cuerpo de un hombre en el suelo, bajo la terraza. Estaba muerto.

Según informan fuentes cercanas al caso, esta persona se habría tirado por la terraza del domicilio tras atacar con un arma blanca a su propio hijo, en presencia de su mujer y madre de la víctima. En la vivienda residía el matrimonio y su hijo, el cual tenía antecedentes policiales, apuntan fuentes próximas a la investigación.

A la vivienda se desplazó una ambulancia, que trasladó al hijo, herido, al Hospital del Noroeste, para ser intervenido de urgencia. El herido tiene 30 años de edad.

La Policía Local acordonó la calle, donde vecinos y curiosos fueron dándose cita.

El Instituto Armado, Cuerpo competente para hacerse cargo del caso, investiga el asunto como un episodio de violencia doméstica. La Policía Judicial de la Guardia Civil de Caravaca asume el caso y las primeras sospechas son que se produjo una riña familiar en el transcurso de la cual el padre atacó al hijo con el arma.

"Una bellísima persona"

Padre e hijo se llaman igual: Antonio. En la localidad, el más mayor de ambos, y a la vez presunto atacante, contaba con el cariño generalizado de sus vecinos, según indicaron ellos mismos a esta redacción. Sin justificar el ataque con arma blanca, detallan que el padre llevaría tiempo sufriendo por causa de los problemas de su vástago.

Vecinos de Calasparra aseguran que el padre "era una bellísima persona" y que lo sucedido es "una desgracia".

"Algunas veces entran desgracias a las casas y algunos hijos le buscan la ruina a sus padres", apuntaba una mujer, en referencia a la relación que tendrían desde hace tiempo padre e hijo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook