09 de septiembre de 2020
09.09.2020
La Opinión de Málaga
Maltrato

Investigan si el geriátrico DomusVi de Llíria maltrató y abandonó a sus residentes

El vídeo difundido por una extrabajadora muestra a ancianos con heridas, atados y sin atención

09.09.2020 | 10:22
Familiares a las puertas del centro.

Solos, atados, comiendo sin supervisión, tirados en el suelo tras una caída y sin recibir ayuda, así aparecen en un vídeo algunos de los ancianos que viven en la residencia DomusVi Jardines de Llíria, Valencia. Las durísimas imágenes, adelantadas este martes por Informativos Tele 5, las grabó hace quince días una extrabajadora de la limpieza con su teléfono.

Las imágenes muestran el presunto abandono al que supuestamente están sometidos los ancianos de este centro geriátrico valenciano. Una situación grave, por sí sola, que resulta más preocupante por la pandemia, que ha atacado de forma virulenta a las residencias. En el vídeo se observa a ancianos que comen solos y atados, a otros residentes heridos, con brechas en la cabeza e, incluso, a uno que permanece tirado en el suelo tras una caída sin que nadie del personal del centro geriátricos acuda en su auxilio.

En otros fragmentos del vídeo aparece un anciano que tiene llagas posturales de permanecer mucho tiempo en la misma posición, sentado y atado a la silla, o la de una mujer con una enfermedad mental que también permanece atada a la silla pero desnuda. La extrabajadora que ha denunciado la situación a través de los vídeos asegura que los ancianos "están famélicos" por la "falta de atención a la que están sometidos".

La Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas confirma a Levante-EMV que investigará los hechos denunciados por la trabajadora, analizará los vídeos y los remitirá a la Fiscalía por si los hechos captados son constitutivos de delito. La residencia, además, acaba de recibir la notificación de una sanción por unos hechos muy similares presuntamente cometidos el año pasado.

Las infracciones cometidas supuestamente en la residencia consistirían en el mal estado del centro, del mobiliario utilizado y el trato a algunos residentes. La inspección visitó DomusVi Jardines de Llíria en cuatro ocasiones durante el año pasado, que desembocaron en una sanción de 178.000 euros que ha sido comunicada recientemente a los responsables de la residencia.

Levante-EMV intentó recabar la opinión de los responsables de la residencia aunque al cierre de esta edición no había obtenido respuesta alguna.

La dirección del centro sí remitió un comunicado a las familias de los residentes en los que achaca las imágenes a "una extrabajadora cuyo contrato temporal no fue renovado porque no cumplía con sus obligaciones laborales" tras incorporarla como "refuerzo durante la crisis del equipo de limpieza de abril a agosto".

Sobre las imágenes en concreto, la dirección de DomusVi Jardines del Turia señala que "condena absoluta y rotundamente la omisión de socorro" a la persona que se observa cómo cae al suelo sin recibir auxilio. "Es totalmente contraria a nuestra labor asistencial de cuidar de nuestros residentes", aseguran, al tiempo que defienden que desconocían estos hechos.

En la nota también aluden a otros "residentes durante el confinamiento que, por su avanzada edad y problemas psicomotrices, habían sufrido una caída y que son atendidos de manera inmediata por los trabajadores de DomusVi" además de "contactar con las familias para informarles del estado de salud de los mayores".

El alcalde de Llíria, Manuel Civera, lamentó el "episodio vergonzoso" que revelan las imágenes grabadas por la extrabajadora y que los responsables municipales desconocían. Además de lamenta que esta situación enturbie el trabajo de las otras tres residencias que existen en Llíria y que "han hecho un trabajo ejemplar".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook