14 de septiembre de 2020
14.09.2020
La Opinión de Málaga
Incendios

Nueve incendios arrasan más de 3.000 hectáreas y uno amenaza a la población en Ourense

Continúa activa la Situación 2 de emergencia por la proximidad de las llamas a las casas en Cualedro

14.09.2020 | 08:34
Nueve incendios arrasan más de 3.000 hectáreas y uno amenaza a la población en Ourense
Nueve incendios arrasan más de 3.000 hectáreas y uno amenaza a la población en Ourense

Diez incendios forestales de más de 20 hectáreas arrasan en estos momentos Galicia, ocho de ellos continúan activos, todos en Ourense, mientras que otro, el de Cuntis (Pontevedra) está controlado; y uno surgido en Maceda, estabilizado. El de Quiroga (Lugo) ha sido finalmente extinguido pasadas las 20.00 horas de ayer. El domingo por la tarde se originaron dos de ellos, en Cualedro y en Rairiz de Veiga -ambos en Ourense-, para los que se solicitó la declaración de Situación 2 del Pladiga y del Peifoga, ya que las llamas podrían afectar gravemente a la población y a los bienes de naturaleza no forestal. Los fuegos han arrasado ya más de 3.390 hectáreas -lo equivalente a 4.600 campos de fútbol como Balaídos- solo en la provincia ourensana en una jornada dominical que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) marcó con un aviso amarillo debido a las altas temperaturas: Leiro (Ourense) alcanzó los 38 grados centígrados y A Coruña registró récord para un mes de septiembre, con 35. Hoy lunes regresan las lluvias.

En la tarde de este domingo, la Consellería do Medio Rural reclamó para el incendio de Cualedro -con 550 hectáreas quemadas-, parroquia de Montes, y para el de Rairiz de Veiga -130 ha-, parroquia de Sabariz, la declaración de Situación 2 -de un máximo de cuatro (0,1, 2 y 3)- prevista en el Plan de Prevención y Defensa contra los Incendios Forestales de Galicia, el Pladiga, y en el Plan Especial de Potección Civil ante Emergencias por Incendios Forestales en la Comunidad Autónoma de Galicia, el Peifoga.

Esta fase se accionó por darse "una situación de emergencia provocada por uno o varios incendios forestales que, en su evolución previsible, puedan afectar gravemente a la población y a los bienes de naturaleza no forestal -principales vías de comunicación y redes de suministro-, y que exigen la adopción inmediata de medidas de protección y socorro".

En el caso del primero, las llamas han calcinado 550 hectáreas y se aproximan al núcleo de Carzoá -a casas y a una granja-, que ha tenido que ser desalojado sobre las 19.30 horas. Además, el alcalde de Cualedro, Luciano Rivero Cuquejo, ordenó al resto del pueblo -320 personas- que se confinase en sus hogares -debido a la dificultad para respirar- al encontrarse el incendio a unos 40 metros de las viviendas, aunque cree que no va a alcanzarlas finalmente. Para su extinción, se movilizaron 2 agentes, 8 brigadas, 5 motobombas, 6 helicópteros y 4 aviones.

En el segundo -que ha arrasado ya 130 hectáreas-, el núcleo amenazado era el de Guillamil, ya que sobre las 00.00 horas se solicitó la desactivación de la Situación 2 por estar fuera de peligro. En ambos se reclamó la intervención de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y la demanda fue aprobada por la Dirección General de Protección Civil y Emergencias. Los efectivos militares también actúan en Lobios, A Gudiña, Vilar de Barrio y Vilariño de Conso.

1.000 ha quemadas en Lobios y 600 en Vilariño de Conso

En Lobios, parroquia de Río Caldo, se sitúa el incendio más preocupante, que afecta al parque natural de la Baixa Limia-Serra do Xurés y se ha llevado por delante ya 1.000 hectáreas. El foco se prendió el sábado a las 19.40 horas y trabajan para evitar su mayor propagación 4 agentes, 18 brigadas, 6 motobombas, 6 helicópteros y 5 aviones.

La parroquia de Sabuguido, en Vilariño de Conso, es otro de los puntos negros en Galicia. Allí las llamas ya han calcinado unas 600 hectáreas -cálculos provisionales- desde las 2.22 horas de la madrugada del domingo. 5 agentes, 11 brigadas, 6 motobombas, 2 pas, 10 helicópteros y 9 aviones permanecen en el lugar para mitigar el fuego.

El tercero más voraz a estas horas es el que sufre la parroquia de Rebordechau, en Vilar de Barrio (Ourense). Las llamas prendieron el sábado a las 11.52 horas y, a tenor de las últimas estimaciones provisionales, ha destruido ya una superficie de 500 hectáreas. Para su extinción, trabajan en la zona 10 agentes, 32 brigadas, 16 motobombas, 2 pas, 10 helicópteros y 14 aviones, según ha informado la Consellería de Medio Rural.

El siguiente, por orden de envergadura, es el que afecta a la parroquia de Pentes, en A Gudiña, que se originó también el sábado, a las 20.47 horas, y en estos momentos evoluciona de manera "favorable" tras arrasar 150 hectáreas. Debido a la proximidad de las llamas a la A-52, anteayer se cortó el tráfico desde las 23.00 h a lo largo de ocho kilómetros (124-132, Benavente- Porriño, en dirección Madrid) y se habilitó un desvío por la N-525 (Zamora-Santiago). Ayer, de nuevo se creó otro paso alternativo igualmente en la N-525, a la altura de la gasolinera A Erosa tras reavivarse el fuego junto a una plantación de eucaliptos, lo que generaba mala visibilidad. Finalmente, a las 16.45 del domingo, se retomó la normal circulación. Los medios desplazados hasta el lugar son 1 técnico, 7 agentes, 16 brigadas, 10 motobombas, 1 pa y 3 helicópteros.

Otro activo en la comunidad es el de la parroquia de Camba, en Laza, que azota desde las 20.29 horas del sábado y que por el momento ha asolado ya sobre 60 hectáreas de terreno, aunque también en este caso su evolución es "favorable". 4 agentes, 10 brigadas, 3 motobombas, 2 pas y 4 aviones faenan en el perímetro para frenarlo.

Además, Chandrexa de Queixa sufrió otro incendio a las 16.07 horas, que ha arrasado 300 hectáreas de superficie (1 agente, 4 brigadas, 1 motobomba y 1 helicóptero permanencen allí); y Maceda registró un doble incendio que afectó a dos puntos de Castro de Escuadro, "claramente intencionado", con 15,04 y 100 hectáreas quemadas (5 agentes, 5 brigadas y 8 motobombas). Este último fue finalmente estabilizado sobre las 1.00 horas de la pasada madrugada.

Estabilizado el de Cuntis y controlado el de Quiroga

Medio Rural ha dado por estabilizado desde las 00.30 horas de del domingo el incendio forestal notificado en la parroquia de Cequeril, perteneciente al concello de Cuntis (Pontevedra), que afecta por ahora a unas 25 hectáreas y donde 3 técnicos, 9 agentes, 30 brigadas, 13 motobombas, 2 pas, 5 helicópteros y 5 aviones tratan de sofocarlo.

El que sí está extinguido ya -desde ayer sobre las 20.00 horas- es el de Quiroga (Lugo), parroquia de O Hospital, que se originó el viernes a las 00.03 h. Según las primera estimaciones, afecta a 53,09 hectáreas de superficie (34,12 son arboladas y 18,97, rasas). En su control han trabajado 12 agentes, 38 brigadas, 22 motobombas, 2 pas, 7 helicópteros y 6 aviones.

Las altas temperaturas que han caldeado Galicia durante el pasado fin de semana han sido un factor propicio para esta situación de incendios. La Aemet ya había alertado de ello con un aviso amarillo. A Coruña, por lo pronto, estableció su máximo histórico para un mes de septiembre, con 35 grados centígrados, situándose la máxima gallega en Leiro (Ourense), donde treparon hasta los 38. Hoy lunes, el calor dará una tregua y las temperaturas descenderán abriendo paso a los chubascos, que serán de carácter tormentoso en la zona de interior por la tarde.

La Consellería do Medio Rural ha puesto a disposición de los ciudadanos el número de teléfono 085, de carácter gratuito, para dar aviso de un posible incendio forestal en Galicia. También ha abierto la línea 900 815 085, gratuita y anónima, para avisar de un posible delito incendiario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook