30 de noviembre de 2020
30.11.2020
La Opinión de Málaga
Violencia machista

Acepta 12 años de prisión por intentar asesinar a su pareja sentimental en Vigo

El acusado reconoció los hechos y aseguró que aquella madrugada iba "muy drogado"

30.11.2020 | 15:43
El acusado, ante la sala de la Audiencia de Pontevedra, este lunes en Pontevedra

Un vecino de Vigo, J. F. C. M., asumió este lunes una pena de 12 años de prisión tras reconocer que intentó asesinar a su pareja sentimental en la vivienda en la que ambos se encontraban en la ciudad olívica el pasado 8 de noviembre de 2019.

Son dos años menos de los 14 que solicitaba inicialmente el fiscal, al aplicársele las agravantes de parentesco y alevosía y la atenuante simple de drogadicción. En su declaración, el acusado reconoció los hechos y dijo que se encontraba "muy drogado" tras haber consumido distintas sustancias, entre ellas cocaína y heroína fumada. También reconoció que, tras los hechos, salió del domicilio con el cuchillo con el que cometió los hechos.

El juicio tuvo lugar este lunes en la Sección Cuarta de la Audiencia de Pontevedra y el reconocimiento de los hechos por parte del acusado agilizó la celebración del mismo. Ante el tribunal declararon varios testigos de los hechos y se evitó también la comparecencia de la víctima. Así, un vecino del mismo bloque en el que se produjeron los hechos, en la calle Vázquez Varela, explicó que sobre las ocho menos cuarto escuchó una pelea de pareja y vio por la mirilla cómo la mujer bajaba por las escaleras sangrando. Luego bajó él y allí se encontró a la víctima siendo auxiliada por dos personas, momento en el que salió el acusado portando una mochila y con la intención de subirse en una moto para irse. "Me situé delante de la moto para evitar que se fuera y él me dijo que la culpa era de ella, que se había autolesionado", explicó. El acusado trató de acelerar y él se lo impidió, diciéndole el acusado "que no me hiciera el héroe". En este mismo momento llegó la Policía y detuvo al sospechoso.

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, en unos hechos que el acusado reconoció como ciertos, ambos tuvieron una discusión de madrugada a la que pusieron fin y metiéndose la víctima en la cama tras tomarse unos fármacos para dormir, permaneciendo el procesado en el salón. Fue así como, "abusando de la relajación y confianza en que se encontraba su víctima en el hogar", el acusado entró con un cuchillo, se tumbó en la cama contra ella y comenzó a clavarle el cuchillo en varias zonas vitales del cuerpo, entre ellas el cuello y el abdomen, logrando la mujer escapar hacia la cocina tras morderle la mano y un forcejeo.

Una vez en la cocina, el acusado, obligó a la víctima a pedirle perdón de rodillas, a lo que ella accedió, por miedo, y luego aprovechó una distracción para huir escaleras abajo en donde recibió ayuda. En el juicio celebrado hoy, los vecinos que declararon como testigos coincidieron en que escucharon "gritos de desesperación" y de auxilio de la mujer.

Las forenses que declararon en el juicio confirmaron igualmente que las heridas que sufrió la mujer le habrían causado la muerte de no hacer recibido una asistencia hospitalaria tras los hechos. También confirmaron que el acusado era policonsumidor de sustancias estupefacientes y tenía levemente mermadas sus capacidades volitivas e íntegras las intelectivas. La Fiscalía solicitó esta condena de 12 años de cárcel por una tentativa de asesinato, con la que concordó también la acusación particular y que aceptó también la defensa y el propio acusado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook