01 de diciembre de 2020
01.12.2020
La Opinión de Málaga
Violencia

Brutal paliza a una mujer de Alicante por defender a su hijo de una familia de okupas

La Guardia Civil ha detenido a tres menores por la agresión, en la que se emplearon palos y piedras

01.12.2020 | 14:41
La víctima en el Hospital de Elda donde fue operada del ojo

Cinco días ha permanecido hospitalizada una vecina de Villena, en Alicante, después de que tres menores de 14, 16 y 17 años le propinaran una brutal paliza en la calle La Leña, a escasos metros del castillo de la Atalaya. Los hechos ocurrieron a las cinco de la tarde del pasado miércoles cuando María Desiré Cerreto, de 42 años, trató de impedir que la emprendieran a golpes con su hijo, de 21 años, después de que éste hubiera recriminado a los menores su intención de acceder ilegalmente a una casa ubicada en la calle Buenavista.

La madre intentó mediar con buenas palabras para calmar los ánimos y solucionar el conflicto. Pero uno de los menores le propinó un fuerte empujón que la hizo caer de espaldas golpeándose la nuca contra el suelo. A pesar de quedar inconsciente siguieron golpeándola con patadas, palos y piedras mientras seis miembros adultos de la familia de los presuntos agresores contemplaban la escena sin inmutarse. Fue una vecina quien llamó desde su casa por teléfono a la Guardia Civil y Policía Local después de que los tres menores y sus familiares abandonaran el lugar dejando a la mujer desangrándose en el suelo.

Cuando los agentes llegaron al lugar solicitaron rápidamente una ambulancia con la que la herida fue trasladada inicialmente al Centro Sanitario Integrado de Villena. Pero, ante la gravedad de las heridas que presentaba, se decidió desplazarla de urgencia al Hospital General Universitario de Elda donde permaneció 24 horas inconsciente.

Parte médico

El parte médico al que ha tenido acceso este diario refleja las consecuencias de la salvaje agresión sufrida por la víctima. Presenta varias fracturas en el cráneo. Una de ellas con un coágulo de sangre que le obligará a guardar reposo absoluto y otra fractura abierta que tardará varios meses en cerrar. Tiene el pómulo y siete huesos del tímpano derecho rotos y le han tenido que operar el ojo para reconstruirle la zona dañada con 25 puntos de sutura. La intervención quirúrgica duró dos horas y media y tuvo que desplazarse a Elda un especialista de la Unidad de Oftalmología del Hospital General de Alicante para evitar desplazar a la paciente ante su débil estado de salud. También presenta erosiones y cortes en diversas partes del cuerpo. Las secuelas todavía están por determinar porque no oye nada por el oído derecho y sufre fuertes mareos que le impiden caminar sola. Esta misma semana volverá al Hospital de Elda a pasar nuevas revisiones y también le harán un nuevo TAC para valorar la evolución del coágulo de sangre que tiene alojado en el cráneo.

La Guardia Civil detuvo a los tres menores el jueves por la mañana, un día después del violento episodio, pero al día siguiente fueron puestos en libertad a la espera de que se celebre el juicio en la Fiscalía de Menores de Alicante.

"Una paliza de muerte"

La hermana de la víctima, Ramona Cerreto, de 49 años, reclama un "castigo ejemplar y justo" para los agresores. "Son menores pero sabían perfectamente lo que estaban haciendo y se ensañaron con mi hermana con más salvajismo que si fueran adultos. Le han dado una paliza de muerte cuando solo intentaba evitar que le pegaran a su hijo. Únicamente les pidió que hablaran como personas civilizadas para solucionar el problema. Pero la respuesta fue darle una paliza que le va a dejar secuelas de por vida. Y mientras los menores la golpeaban con piedras y palos sus familiares -mayores de edad- no hicieron nada por evitarlo y se marcharon dejando a mi hermana tirada en el suelo desangrándose", ha indicado a este diario Ramona completamente indignada al conocer que los menores han sido puestos en libertad tras ser detenidos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook