Los astrónomos han descubierto dos posibles firmas tecnológicas a 1.700 años luz de nuestro sistema solar, procedentes de dos exoplanetas que están relativamente cerca entre sí. No se descarta que sean interferencias de radio procedentes de la Tierra.

Un equipo internacional de investigadores del Instituto SETI, del proyecto Breakthrough Listen y de varias universidades, ha detectado dos señales de radio procedentes de exoplanetas que podrían ser signos de actividad tecnológica, según informan en un artículo recogido en arXiv que será publicado también en la revista The Astronomical Journal.

Los investigadores escanearon un total de doce exoplanetas en busca de signos de actividad tecnológica, también conocidas como firmas tecnológicas.

Si bien la búsqueda no detectó ninguna evidencia definitiva de firmas tecnológicas, se identificaron dos señales de radio que justifican una observación de seguimiento, aunque es muy probable que sean interferencias de radiofrecuencia provocadas por los humanos de la Tierra.

¿Existe vida?

La pregunta de si existe vida, especialmente vida inteligente fuera de la Tierra, sigue sin respuesta. Una forma de averiguarlo es buscar firmas tecnológicas, como señales de radio artificiales que provendrían de exoplanetas.

La generación de tales señales requiere costos de energía significativos, por lo que es lógico suponer que sus propiedades (duración, frecuencias, posición de la fuente) deben ser obvias y convenientes, tanto para el emisor de la señal como para su receptor potencial, aunque ambos extremos no se conozcan entre sí.

Esta suposición se deduce de los puntos de Schelling, un concepto de la Teoría de Juegos según el cual dos o más personas llegan a la misma conclusión aunque no tengan comunicación entre ellos.

Potente telescopio

Para sus observaciones, el equipo utilizó el poderoso "Robert C. Byrd Green Bank Telescope" (GBT), parte del Green Bank Observatory en West Virginia, el primer radiotelescopio de plato único del mundo, de más de 100 metros de diámetro.

Gracias a su excelente precisión de superficie, el GBT ofrece una sensibilidad sin precedentes en varias longitudes de onda, convirtiéndose en una de las principales herramientas utilizadas por el proyecto Breakthrough Listen y otros institutos líderes dedicados a la Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre (SETI).

Los sistemas planetarios identificados como objetivos de esta búsqueda se seleccionaron entre 540 exoplanetas que realizan tránsitos a través de los discos de sus estrellas, desde el punto de vista de un observador terrestre.

Relativamente cerca

Los 12 exoplanetas seleccionados están ubicados relativamente cerca uno del otro, fueron descubiertos por el telescopio espacial Kepler y son cuerpos con radios de entre 0,79–12,19 radios terrestres, con temperaturas de equilibrio de entre 510–2080 grados kelvin, y ubicados a una distancia de 120–992 parsecs de nuestro Sol. El criterio de habitabilidad potencial de los objetivos de observación no fue considerado en el trabajo.

Los científicos partieron del hecho de que el momento del tránsito de un planeta con una fuente de señales de radio a través del disco de su estrella puede servir como punto de Schelling: si la fuente envía una señal cuando el planeta está en medio del tránsito, entonces cualquier receptor de la señal lo fijará, observando el tránsito, ya que este fenómeno tiene carácter estrictamente periódico, pudiendo concluir que es artificial.

A unos 1700 años luz de nosotros

La primera señal interesante detectada provino del exoplaneta Kepler-1332b, descubierto en 2016 y situado a unos 1723,6 años luz del Sistema Solar, que emitía a una frecuencia de 1749 megahercios.

La otra señal dudosa procedía del exoplaneta Kepler-842b, también descubierto en 2016 y situado a unos 1737,4 años luz del Sistema Solar, que emitía a una frecuencia de 1040-1438 megahercios. Ninguna de estas señales es de banda estrecha, pero eran lo suficientemente brillantes.

Sin embargo, ambos exoplanetas hasta ahora siguen siendo candidatos no tanto para firmas tecnológicas, como para ser considerados interferencias de radiofrecuencia de banda ancha generada en la Tierra.

Estudio piloto

"Este fue un estudio piloto para la idea de los tránsitos como puntos de Schelling, y la investigación futura ampliará la muestra para incluir significativamente más exoplanetas", explica la autora principal de esta investigación, Sofia Z. Sheikh, a Universe Today.

Añade que "esto es especialmente relevante para los próximos proyectos como COSMIC en ngVLA (next-generation VLA), que inspeccionará el cielo casi constantemente, con tantos datos nuevos en camino, que sabrá exactamente cuándo y dónde buscar y nos ayudará a priorizar las señales potencialmente reales sobre el creciente fondo de interferencia de radiofrecuencia de la Tierra".

Referencia

A Green Bank Telescope search for narrowband technosignatures between 1.1-1.9 GHz during 12 Kepler planetary transits. Sofia Z. Sheikh et al. arXiv:2212.05137v1 [astro-ph.EP]. DOI:https://doi.org/10.48550/arXiv.2212.05137