02 de junio de 2009
02.06.2009
Fútbol

El Betis baja al ´infierno´

01.06.2009 | 02:31
Desolación. El delantero bético Oliveira es consolado mientras se retira del estadio, junto a sus compañeros Emaná y Fernando Vega.

El conjunto verdiblanco fue incapaz de superar a un Valladolid que también pugnaba por no descender. El gol de Oliveira, único peligro local, fue insuficiente

El Real Valladolid, con el empate (1-1) en el estadio Manuel Ruiz de Lopera, logró la permanencia en Primera a costa del Real Betis, que, de esta forma, culmina una desastrosa campaña que le conduce a Segunda División, a la que bajó en la campaña 1999-2000.
Partido de muchos nervios, con mejor juego de los béticos, que pudieron dejar sentenciado el choque en los primeros diez minutos, con ocasiones claras de Oliveira, Sergio García y Mark González, pero la suerte les fue esquiva, al igual que ocurrió en el minuto 22, con Sergio García, y en el 30, por medio de Mark González, en las que Sergio Asenjo fue el protagonista.
Sin embargo, el Valladolid, que había tenido menos peligrosidad y había jugado casi siempre a remolque del ritmo de los verdiblancos, fue el que cobró ventaja en el marcador, ya en el tiempo de prolongación de la primera mitad, por medio de Aguirre, quien culminó un contragolpe de los castellanos para batir de tiro raso a Ricardo.
Los comienzos del segundo tiempo fueron prometedores para el Betis, ya que Ricardo Oliveira empató pronto (48´), e incluso tuvo el brasileño otra opción a los 50 minutos, con balonazo al poste izquierdo del marco de Asenjo.
Pero el sueco Goitom, a los 53´, tuvo, solo ante Ricardo, una ocasión clarísima, aunque su balonazo se fue muy por encima del marco bético.
Juanito, a los 67´, en pleno acoso de los béticos, y tras un saque de esquina, estuvo cerca de poner el 2-1, al igual que Oliveira ya en el tramo final del partido en un remate de cabeza que se fue por encima del larguero.
Sin embargo, los resultados en otros campos y el empate en el Ruiz de Lopera condena al Betis al ´purgatorio´ de la Segunda División tras haber jugado con fuego durante cuatro campañas consecutivas.
Vestuario ´hundido´. José María Nogués, técnico del Betis, lamentó el descenso de su equipo y aseguró que "el destino ha sido caprichoso" con el conjunto verdiblanco.
"Ha sido un día muy triste porque, una vez más, el fútbol ha vuelto a ser injusto con nosotros", indicó el técnico catalán en la sala de prensa del estadio bético. "Hemos merecido ganar, de manera holgada, pero el destino ha estado caprichoso con nosotros. Ha sido una lástima porque creo que no lo merecíamos", agregó.
Nogués subrayó que ahora "hay que sobreponerse a todas las adversidades, porque nadie lo pensaba (descenso)". "Nos ha cogido a todos por sorpresa", indicó. El técnico añadió al respecto: "El equipo ha querido y ha peleado... Ha sido un mazazo de forma injusta, pero en la vida hay que seguir.?Sobre todo, cuando tienes la conciencia tranquila cuando has hecho un buen trabajo".
"El vestuario está hundido, llevamos varias semanas con un fútbol injusto con nosotros. Era impensable, pero el azar es así, luego esta la conciencia de cada uno y el trabajo", señaló.
"La vida va a seguir. Es un mazazo muy grande pero no se queda nadie en el camino. Por su historia, afición y por muchas cosas el Betis tiene que volver a recuperar esta categoría que nunca debió perder", apostilló el entrenador verdiblanco, visiblemente triste tras consumarse un descenso a Segunda de un Betis que vuelve al ´infierno´ ocho años después de la última vez (2000/01).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine