07 de julio de 2010
07.07.2010

Alemania-España: Duelos en Durban

Dos grandes frente a frente. Uno tiene historia y tradición. El otro, garra y calidad a raudales. Son Alemania y España, dos equipos que mañana por la tarde se enfrentarán en el Moses Mabhida de Durban. Varias estrellas mundiales se verán las caras en el verde. Los duelos entre ellos serán espectaculares.

06.07.2010 | 03:18

Éstos son algunos de los emparejamientos más destacados de la segunda semifinal del Mundial entre Alemania y España.

Neuer-Casillas. Joven valor contra consagrado. Manuel Neuer es uno de los estandartes de la savia nueva introducida por Joachim Löw en la selección alemana. El meta del Schalke 04 lleva tan sólo una decena de partidos con el equipo absoluto y tiene como modelos a su antecesor, Jens Lehmann, y al propio Íker Casillas. Lo peor es que nunca se ha visto en una como ésta, en una semifinal de un Mundial. Casillas tampoco, pero el portero español, capitán de la Roja y centenario, está curtido en mil batallas.

Miroslav Klose-David Villa. Artilleros en estado puro. Klose, del Bayern Múnich, está a un paso de ser el máximo goleador de la historia de los Mundiales (a un tanto de Ronaldo); y Villa, fichado por el Barcelona, es el que más tantos ha marcado hasta el momento (cinco) tras convertir en los cuatro últimos partidos. Son dos estilos de delanteros diferentes, pero igual de eficaces. Klose, pese a sus caídas a las bandas, es más «9» puro, y Villa dispone de más movilidad y más radio de acción. De hecho en los últimos partidos ha salido desde la banda izquierda. El germano, con 100 partidos internacionales a sus espaldas, está ante su última gran oportunidad y ya ha advertido de que España no es invulnerable.

Podolski-Fernando Torres. Dos de los niños prodigio del fútbol alemán y español se han hecho grandes. Ambos están en su segundo Mundial. Podolski está cuajando una actuación más regular junto a Klose y Torres no ha podido aún brillar ante equipos que apenas le conceden espacios y se encierran muy atrás.

Sami Khedira-Xabi Alonso. El volante del Stuttgart y el medio del Real Madrid hacen un trabajo impagable para sus equipos. Atentos siempre a la contención y, lógicamente, encargados asimismo de la creación. Derrochan un gran despliegue físico, tienen calidad en el manejo, visión de juego y disponen de llegada al área rival en segunda oleada.
Bastian Schweinsteiger-Xavi Hernández. Schweinsteiger está siendo uno de los mejores del Mundial. Con su potencia y derroche físico, no exento de momentos puntuales de calidad, lanza un órdago a Xavi Hernández. Deberá el fino centrocampista español estar inspirado para encontrar los espacios y las líneas de pase con las que desequilibrar el entramado que forman Schweinsteiger y Khedira.

Mesut Özil-Andrés Iniesta. La magia en estado puro. La inspiración para Alemania y España. Representan la capacidad de improvisación y de hacer algo distinto con el que romper al rival. Özil, de ascendencia turca, es una de las grandes revelaciones del torneo, con su zurda mágica,su potencia en el disparo y su movilidad. Iniesta llegaba como una de las armas más importantes de Vicente del Bosque, pese a las lesiones musculares.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine