30 de enero de 2014
30.01.2014
Baloncesto. Euroliga

Dos triples de Llull en el último minuto dan vida al Real Madrid

El de Menorca encestó los ocho puntos en el último minuto que dieron la victoria a su equipo (74-68)

30.01.2014 | 23:27

El Real Madrid sufrió para ganar a un gran Maccabi Tel Aviv por 74-68 y lo hizo en base a la defensa y, sobre todo, a la inspiración de Sergio Llull que a la hora de la verdad, en el último minuto, consiguió ocho puntos, con dos triples seguidos que dieron la victoria a su equipo.

Con empate a 66 y tres minutos por delante, la victoria era incierta para cualquiera de los dos equipos, dos colosos que se enfrentaron como tales y que dejaron claro que ambos aspiran a llegar a la Final a cuatro de Milán.

Pero en esos momentos de incertidumbre apareció la figura de Llull con dos triplazos y ocho puntos para sentenciar la victoria.

Real Madrid y Maccabi hicieron honor a su más de medio siglo de enfrentamientos épicos en la elite europea. Los de Pablo Laso, salieron aleccionados al respecto y con el tono defensivo alto, aunque la potencia atlética de Alex Tyus mantuvo al Maccabi en el marcador en los primeros compases, 6-6 (min.4).

Dos contragolpes seguidos, fruto de una buena defensa, dieron como resultado las primeras ventajas locales de consideración (16-8, min. 6), momento en el que David Blatt, entrenador del Maccabi, decidió dar entrada a la mole de Sofoklis Schortsanitis.

La entrada del mastodóntico pívot griego tuvo unos efectos devastadores para el Real Madrid, hasta el punto de que acabó el primer parcial en desventaja, 19-20.

Blatt conoce a la perfección a su equipo y sabe administrar los pocos minutos que Schortsanitis, por sus características físicas y técnicas, puede permanecer en pista.

Pasado el impacto inicial, el Real Madrid dejó de obsesionarse con el pívot y se puso a defender. Aún así tardó todavía cuatro minutos en recuperar el mando en el marcador, 26-25 (min.14).

La tensión comenzó a crecer en el partido con un Maccabi duro, rocoso atrás, en el límite del reglamento, y con continuos cambios de defensa, pero con un denominador común, no conceder un centímetro al rival.

Laso se desesperó por momentos y sus protestas le valieron una técnica (36-31, min.18.30). El partido estaba ya lanzado con dos grandes equipos sobre la cancha dispuestos a demostrar su calidad y su supremacía a estas alturas de la temporada.

Nikola Mirotic, en el primer cuarto, y Sergio Llull y Rudy Fernández se encargaron de liderar a sus compañeros en el apartado anotador, mientras que Marcus Slaughter, Felipr Reyes y Dontaye Draper mantuvieron al equipo en defensa.

La ausencia de Jaycee Carroll (molestias en la rodilla) se dejó notar por momentos en la rotación de tiradores, toda vez que Sergio Rodríguez no estuvo tan fino como acostumbra.

Al descanso, 39-35 y la promesa de que la batalla continuaría hasta el final.

La salida de Schortsanitis en el inicio del tercer periodo volvió a tener efectos balsámicos para su equipo que a los tres minutos recuperó la paridad, 44-44. Con el trabajo cumplido el pívot pasó al banquillo, pero el acierto desde la línea de tres puntos de los israelíes les permitió volverse a adelantar, 46-50 (min. 24.20). Y llegar a un máximo de 7 puntos, 48-55 (min. 24.40).

Slaughter volvió para reforzar la contención y Rudy para dar mordiente en la ofensiva. También entró Felipe Reyes para acabar de completar la mezcla óptima de defensa y ataque.

Blatt siguió administrando sus recursos con la precisión de un cirujano, mientras Laso tiró de manual y de la calidad y experiencia de sus jugadores, pero el acierto de Pnini, 5 de 6 triples en los primeros 30 minutos, retrasó los planes del preparador madridista. La defensa en zona 1-2-2 y el liderazgo de Rudy permitieron llegar al final del tercer cuarto con el marcador en un puño, 56-57.

En los minutos de la verdad, en el último cuarto, el Madrid se aferró a la defensa, sabedor de que sólo por ese camino podía llegar al triunfo.

Un triple de Rudy volvió a adelantar al Real Madrid, 60-59 (min. 34). Y Laso comenzó a desandar el camino de la garra por el de la calidad, pero manteniendo a Slaughter y la zona; lo mismo que Blatt a Schortsanitis y a Pnini.

Maccabi mantuvo la igualdad del luminoso, 64-64 (min. 36) y 66-66 (min.38). Hasta que apareció el efecto Llull, con 8 puntos consecutivos y dos triplazos en el momento de la verdad que acabaron con la resistencia de un notable Maccabi, 74-68.

- Ficha técnica

74 - Real Madrid (19+20+17+18): Rudy (16), Mirotic (9), Darden (6), Llull (20) y Bourousis (2) -equipo inicial-, Draper (2), Rodríguez (8), Reyes (8), Díez y Slaughter (3).

68 - Maccabi Tel Aviv (20+15+22+11): Smith (4), Hickman (11), Tyus (6), Pnini (15) y Ohayon (3) -equipo inicial-, Rice (4), Ingles (7), Blu (3), Landesberg y Schortsanitis (15).

Árbitros: Sasa Pukl (SLO),Srdan Dozai (CRO) y Roberto Chiari (ITA). Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la quinta jornada de la Euroliga de baloncesto disputado en el Palacio de Deportes de Madrid ante 11.814 espectadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Vuelta a España


-Toda la actualidad de la Vuelta a España
- a España
- de la Vuelta a España
-Lade la Vuelta a España

-Consulta el palmarés de la Vuelta a Espana

Buscador de deportes