28 de noviembre de 2017
28.11.2017
Remo

El remero del RC Mediterráneo Adrián Miramón gana la dura ´Around the Island Race´

El malagueño compartió embarcación con el sevillano Jaime Lara - En segundo lugar terminaron Adolfo Ferrer y Ramón Gómez, también del RCM

29.11.2017 | 19:39
De izquierda a derecha los tres representantes del RC Mediterráneo, junto con el resto de integrantes del podio de la prueba en Hong Kong.

Duelo malagueño en aguas de China, en una de las pruebas de remo más duras, si no la que más, del mundo. Around the Island Race es una regata de 43 km alrededor de la isla de Hong Kong y donde por primera vez han participado los remeros del Real Club Mediterráneo en la modalidad 2x de remo de mar, logrando los dos primeros puestos.

En una inusual llegada casi en un pañuelo, con una diferencia de 10 segundos, Adrián Miramón, que iba a acompañado del sevillano Jaime Lara, logró el triunfo, tras tres horas y treinta minutos de agónica remada, y con sus compañeros de equipo Adolfo Ferrer y Ramón Gómez recortando distancia y casi dándole alcance en los últimos metros, para entrar segundos.

«Es la regata más dura que he disputado en mi vida. Las impresiones han sido buenas y malas; porque ha sido muy, muy dura, aunque por otra parte la hemos disfrutado mucho. Nunca habíamos hecho una regata con esa distancia y además bajando el récord de la prueba en 14 minutos», dijo Miramón. La carrera llevó al malagueño casi a la extenuación, con una pájara incluida que casi le cuesta el triunfo. «Pensé que me moría», afirma.

Normalmente, las regatas de fondo son de 6.000 metros, por lo que la vuelta a la isla de Hong Kong y sus 43 km, es una distancia muy inusual en este deporte. Estos recorridos largos habitualmente no se entrenan, lo que hace especialmente dura la prueba, que requirió incluso la hospitalización de algún participante.

Adolfo Ferrer explicó cómo fue la carrera. «Todo el mundo salió muy fuerte y nosotros optamos por ir a un ritmo más tranquilo, por lo que nos quedamos atrás, prácticamente los últimos. La cabeza nos sacaba casi dos kilómetros en un primer momento. Pero nos mantuvimos constantes, remando siempre a la misma velocidad, de principio a fin e intentando mantener el ritmo, al margen de si había viento u olas. Cuando llegamos a mitad de regata, a los 21 ó 22 km, empezamos a adelantar a otros dobles y eso nos fue animando. Luego también íbamos adelantando a los 4x, hasta llegar a los últimos 1.000 m, en los que superamos a los segundos, que eran unos ingleses. Desde entonces hicimos una subida bastante fuerte, hasta quedar muy cerca de Adrián y Jaime. Si la regata dura 200 ó 300 metros más, los pasamos, porque les había dado una pájara y estaban remando a 9 minutos el km y nosotros íbamos a 4:50 minutos».

«Estábamos con miedo de si la acabaríamos de lo dura que es. Son muchos kilómetros, que no solemos entrenar y luego había también muchas olas. Las manos las tenemos destrozados y los músculos encogidos. El hecho de acabarla era bueno, pero si encima quedamos segundo y a punto de ganar, estamos muy contentos. Aunque al llegar nos dimos cuenta que podíamos haber ido más fuerte», afirmó el remero del RC Mediterráneo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine