10 de julio de 2018
10.07.2018
Triatlón Cross

Ruzafa, historia viva del triatlón

El malagueño se proclama por cuarta vez, algo que ningún deportista ha conseguido, campeón del mundo de Triatlón Cross ITU

10.07.2018 | 18:04
Ruzafa, entrando en meta.

Se agotan los calificativos para hablar de Rubén Ruzafa. El triatleta de Rincón de la Victoria sigue destrozando récords, registros y continúa escribiendo renglones de oro en la historia del Triatlón Cross, una especialidad que, a diferencia del triatlón, realiza el ciclo de bici con bicicleta de montaña en vez de carretera y la carrera a pie por montes en vez de asfalto. Ruzafa conquistó por cuarta ocasión, algo inédito en la historia de este deporte, el título mundial. El malagueño llegó a la meta con un tiempo de 2:06.04, mientras que el neozelandés Sam Osborne  finalizó segundo (2:07:04) y completó el podio el francés Brice Daubord, con un registro de 2:08:39.

Ruzafa, en una carrera seguida por mucho público, celebrada en la mañana del martes en la ciudad danesa de Fyn, fue de nuevo un titán y confirmó su gran momento de forma, demostrado hace 10 días al ganar la prueba del Xterra de Francia. El atleta de Rincón de la Victoria estuvo de nuevo colosal. En realidad, todo le salió a salir de boca. Porque el clima y las aguas tan frías obligaron a la organización de este Mundial ITV Multisport de Triatlón Cross ITU a acortar la prueba de nado y dejarla en sólo un kilómetro. Aunque el malagueño lleva trabajando varios años con su paisano Guillermo Mediano, olímpico en natación, esta disciplina sigue siendo la que peor domina.

El francés Maxim Chane fue el primero en salir del agua, adelantando en 30 segundos al neozelandés Sam Osborne y en un minuto minuto al grupo de favoritos comandado por Bradley Weiss en el que también se encontraba Rubén Ruzafa. El malagueño, tras la transición, se enfrentaba a 27,5 kilómetros de su gran especialidad, la bicicleta de montaña. Aunque hubo demasiados tramos de asfalto y eso le perjudicaba, Ruzafa pronto comenzó a devorar a sus rivales. De hecho, antes del kilómetro 7, el rinconero ya encabezaba la prueba y de ahí nadie le movió. Acabó el tramo de bicileta con un tiempo de tan sólo 1:13:24, superando en casi dos minutos a Bradley Weiss y en más de dos minutos a Sam Osborne.

Los aficionados de Fyn, muy numerosos durante todo el recorrido, fueron especialmente animosos en el tramo a pie. Y ahí Ruzafa demostró que ha trabajado muchísimo durante este invierno, ya que fue el cuarto mejor de todos los participantes en la carrera a pie, con un tiempo en este sector de 36:50 minutos, sólo peor que los franceses Brice Daubord (36:01) y Arthur Forissier (36:49), y con el italiano Marcello Ugazio por medio (36:35).

Su exhibición le sirvió para alzar los brazos el primero en línea de meta como ganador de la carrera y con un tiempo final de 2 horas, 6 minutos y 4 segundos, por delante del neozelandés Sam Osborne con 2 horas, 7 minutos y 51 segundos y del galo Brice Daubord con 2 horas, 8 minutos y 39 segundos.

Ruzafa añade a sus títulos de 2014, 2015 y 2016 éste de 2018, tras un 2017 en el que el título de campeón del mundo de Triatlón Cross ITU le fue despojado por el mexicano Francisco Serrano. El actual campeón sólo pudo acabar sexto, con un registro de dos horas, 9 minutos y 47 segundos, cediendo su corona mundial de nuevo al gran campeón. Un malagueño que no deja de ganar.

En mujeres, el título ha sido para la británica Lesley Paterson (2:27.10), seguida por su compatriota Nicole Walters (2:29.41) y la italiana Eleonora Peroncini (2:29.57).



Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes