11 de agosto de 2018
11.08.2018
Pádel

La mejor versión de Bea González no puede evitar la derrota en Mijas

La malagueña se despide a lo grande del Cervezas Victoria Mijas Open 2018

11.08.2018 | 22:54
La mejor versión de Bea González no puede evitar la derrota en Mijas
La malagueña Bea, en la semifinal de ayer disputada en Mijas.

Hay derrotas que pierden de inmediato su amargura y dejan una huella positiva. Son momentos que trascienden el significado de un marcador adverso y contienen una certeza de que lo que llega será algo memorable. Ocurrió ayer en la pista central de World Padel Tour en La Cala de Mijas. La malagueña Bea González, la última representante de la armada local que aún tenía opciones, perdió en su partido de semifinales. Lo hizo ante la pareja número 5 del ranking, Eli Amatrian y Patty Llaguno, que van a disputar su primera final de la temporada.

Bea, de 16 años, y su compañera, la veterana Cata Tenorio (cumplirá 43 a final de mes) afrontaron su segunda semifinal del año con un maratón de pádel en las piernas (tres partidos a tres sets). Ese desgaste y los nervios de jugar en casa provocaron el peor inicio posible para la esperanza local. Un break en el primer juego a favor de sus rivales las obligó a remar contracorriente.

Llaguno y Amatriain manejaron bien el ritmo y dejaron que sus adversarias se ahogaran en sus propios errores. Demasiados ante una dupla sólida y fiable como la que forman Eli y Patty desde finales de 2011 (y que llegó a ser número uno del mundo en 2013). En el séptimo juego, una nueva rotura inclinó definitivamente el primer acto del lado de las favoritas (6-2).

La consistencia de sus oponentes había asfixiado a la malagueña y a su compañera, imprecisa Bea, asfixiada Cata. La grada esperaba una resolución rápida. Más aún cuando en el primer juego del segundo set, dos nuevas opciones de rotura amenazaron con despeñarlas bien temprano. Pero el coraje de ambas les llevó a agarrarse al encuentro. Pese a los errores, incluso siendo demasiado permeables cuando tomaban la red, González y Tenorio supieron sufrir y acabaron encontrando opciones. No aprovecharon el break que consiguieron en el sexto (4-2) porque encajaron un contra-break. Pero su conmovedor esfuerzo acabó contagiando a la grada y las elevó en el agónico tie break que resolvió la segunda manga.

Bea y Cata sobrevivieron (7-6) y provocaron el tercer set junto con el delirio de una grada entusiasmada. Lo hicieron con más corazón que piernas y algunos cambios tácticos que permitieron a la local entrar más en juego. Sus oponentes, sin embargo, con más frescura física y claridad de ideas, tomaron la iniciativa de nuevo para fracturar el partido definitivamente. Amatriain regaló una exhibición. Dio un paso al frente, cortó las salidas de Tenorio en el cruzado y dejó que Patty asumiera el mando. La cartagenera impuso el ritmo con su habitual maestría. Tenorio y González perdieron el hilo del juego. Los juegos comenzaron a caer del mismo lado. El marcador dejó de tener importancia y acabó en blanco para la anfitriona y su compañera (6-2, 6-7 y 6-0). Bea no estará hoy en la final de Mijas pero su actuación, su atrevimiento, su rebeldía y talento ha conquistado al mundo del padel. Málaga tenía futuro en la élite y, desde hoy, tiene el presente más ambicioso.

Las gemelas Sánchez Alayeto repiten hoy presencia en la final del Open de Mijas tras una sufrida victoria ante Marta Marrero y Alejandra Salazar. El duelo fue una verdadera final.

La final masculina

En el turno de mañana, Juan Lebrón y Juan Cruz Belluati superaron un durísimo encuentro contra la revelación del cuadro masculino en este torneo, el granadino Javi Ruiz y su compañero Uri Botello. Los dominadores de los Challenger de este año (con dos títulos) demostraron que siguen creciendo y se plantaron en su primera semifinal de un grande. El duelo resultó vibrante desde el inicio, con alternativa para ambos lados. Acertaron primero Ruiz y Botello, tras sortear el peligro en el inicio, con un break que les permitió abrir brecha (3-0). Reaccionaron sus rivales con un Lebrón omnipresente para equilibrar el duelo (3-0). El tie break acabó por resolver el primer set que cayó del lado de la dupla hispano-argentina (7-6).

En el segundo acto, las hostilidades también se desataron pronto. Los Juanes quebraron primero (2-0) pero no se distanciaron. Ruiz y Botello, formidables, devolvieron el golpe (2-1). A partir de ahí, la igualdad se mantuvo en una contienda que insinuó un segundo tie break. Lo impidió una providencial rotura en el duodécimo que certificó la victoria de Lebrón y Belluati.

Hoy, tras la final femenina, afrontan su segunda final de la temporada en busca de su gran primer título juntos. Se enfrentan a Maxi Sánchez y Sanyo Gutiérrez, vencedores en su trepidante duelo de semifinales ante Ale Galán y Matías Díaz. El partido regaló un espectáculo majestuoso a una grada entregada a dos parejas que ofrecieron la mejor versión de sí mismas. Los detalles decidieron un encuentro que pudo ganar cualquiera pero que acabó cayendo del lado de los puntanos (6-4 y 7-6), Sánchez y Gutiérrez, que hoy buscan su cuarto título World Padel Tour de la temporada. Lo harán en una reedición de la final del Estrella Damm Catalunya Master, la prueba que abrió el circuito este año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes