05 de abril de 2020
05.04.2020
La Opinión de Málaga
Coronavirus

Buendía, de la cancha a la primera línea de batalla como médico en Málaga

Francisco Javier Buendía fue jugador de la selección española de voleibol y ahora trabaja médico del SAS en Málaga

05.04.2020 | 14:07
El exjugador de la selección española de voleibol Francisco Javier Buendía posa junto a una ambulancia en Málaga.

Francisco Javier Buendía fue jugador de la selección española de voleibol y ahora, a sus casi 60 años y como médico del Servicio Andaluz de Salud (SAS) en Málaga, lucha día a día junto con sus compañeros en la primera línea de batalla contra la pandemia de coronavirus, en su caso recorriendo la ciudad en una ambulancia.

En la actual situación de emergencia y de confinamiento de la población, con la pandemia de la COVID-19 golpeando fuerte, al malagueño le ayudan en su comprometida y difícil tarea diaria la fuerza mental y la experiencia de sus años en el deporte de alto nivel, en equipos como el antiguo Puerto Malagueño y el Cisneros de Tenerife.

"Haber sido deportista de élite es una escuela de vida", declaró en una entrevista telefónica con EFE 'Buendi', su apelativo cariñoso y como se le conocía en el mundo del balonvolea.

Durante esta pandemia, como todos sus compañeros, está multiplicando las horas de esfuerzo y dedicación desde su puesto de médico del Servicio de Urgencias de Atención Primaria (SUAP), antes llamado Dispositivo de Cuidados Críticos y Urgencias, y explicó que atiende un mínimo de entre seis y ocho avisos prioritarios por turno -de 12 a 15 al día-.

"Me preparo para una guardia como si fuera a jugar un partido. Le cuento muchas batallas a mis compañeros, pero con lo más importante que te quedas es con la gente que se salva y, por supuesto, con el apoyo de todos", remarcó.

Aunque dejó hace bastantes años las canchas como jugador profesional, cuando 'Buendi' habla de sus años deportivos no puede evitar emocionarse por la fuerza de los recuerdos.

Francisco Javier Buendía destacó que su trayectoria como jugador de voleibol, desde finales de los años 70 hasta mediados de los 90, le sirve para trasladar muchos de los valores adquiridos como deportista de élite al ejercicio de la medicina.

Entre ellos, el que fuera internacional absoluto español enumeró "la disciplina, la actuación ante una situación de riesgo, la firmeza, la calma y la superación".

El malagueño reconoce que sus compañeros en muchos hospitales y centros sanitarios de España están "desbordados, al límite", con escaso personal, y aseveró que lo que más le ha llamado la atención es la "humanidad y paciencia" con la que están actuando.

Buendía, que en su deporte destacaba por sus impecables remates y que en sus comienzos llegó a ser nombrado mejor jugador cadete de voleibol de España, dijo que está convencido de que va a haber "un antes y un después" en el reconocimiento de la labor de los sanitarios cuando se supere la pandemia de coronavirus.

"Somos vilipendiados, con una falta de respeto total, los peor pagados de Europa. Deberían reconocer que somos imprescindibles", reflexionó.

El médico y exjugador de voley malagueño también espera que la ciudadanía siga tomando conciencia de lo que está sucediendo e hizo un llamamiento para el escrupuloso cumplimiento del confinamiento en las casas ante el estado de alarma decretado en España.

"La única manera de que no se contagien es estando en casa y que guarden las distancias de seguridad, usando guantes y mascarillas", subrayó.

Aparte de la medicina, su profesión, 'Buendi' es un enamorado del voleibol, que empezó a practicar desde niño, cuenta con la Insignia de Oro de la Federación Andaluza de Voleibol (FAVB) y el Campeonato de Andalucía de selecciones provinciales cadetes lleva su nombre desde hace veintiún años, Torneo Francisco Javier Buendía.

Se formó con técnicos de la talla de Antonio Morales, Pepe Díaz, Nasko Sharaliev, Iván Baikouchev, Miguel Ocón o Paco Hervás, y su último campeonato con España lo jugó en 1987 en El Puerto de Santa María (Cádiz), donde la selección logró la segunda clasificación de su historia para un Europeo.

Su etapa deportiva la guarda en el recuerdo y, aunque hace años que cambió las pistas por la bata de médico, Javier Buendía nunca ha perdido su espíritu de deportista ni, por ende, su perseverancia ante la adversidad como único camino para superar los malos momentos y alcanzar el éxito: en este caso vencer a la pandemia

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Disfruta del paraíso sportinguista

En el Área Movistar LaLiga la afición rojiblanca puede elaborar sus propios cromos o probar sus conocimientos del club.


Buscador de deportes

Lo último Lo más leído