27 de diciembre de 2020
27.12.2020
La Opinión de Málaga
Surf

Marco Albacete: el niño malagueño que domina la Liga sub 12 de surf

Marco Albacete, tras pasar por playas de Murcia, Cádiz o Galicia, acaba de quedar en primera posición del Ranking Fesurfing Junior Series de la categoría Sub 12, donde volverá a competir el año que viene

26.12.2020 | 20:56
El pequeño surfero en Benalmádena.

El malagueño compite en desventaja al vivir en una ciudad con pocas olas y de «poca calidad», aunque no le supone ninguna traba

El surfista malagueño Marco Albacete, con tan solo 11 años cumplidos el pasado 21 de abril, ha sido ganador del Ranking Fesurfing Júnior Series en la categoría Sub 12, misma competición en la que tendrá que competir el próximo año, ya que aún sigue siendo pequeño incluso para esa categoría. Ha pasado por las playas de Murcia, Cádiz o Galicia hasta llevarse el primer puesto a casa. 11 años y campeón de España Sub 12 de esta Liga, todo un logro.

Este niño malagueño comenzó su afición a los tres años, heredada de su padre, un surfista aficionado. Él le ha enseñado todo, pero llega un momento en el que el alumno supera al maestro, y Marco ya ha «echado a volar».

La desventaja que tiene este pequeño surfero es su lugar de residencia, Málaga. La provincia no es muy apropiada para un amante del surf. «Tenemos que estar todo el día viajando, para arriba y para abajo», cuenta su madre, Almudena Barbeyto, a La Opinión de Málaga. En la Costa del Sol hay pocas olas y «de poca calidad», explica Barbeyto. Por ello, Marco no cuenta con una rutina de entrenamiento ni entrenador, como el resto de chicos que se dedican al surf como él, lo que tiene doble mérito.

«Cuando hay un mínimo de movimiento en el agua, él va con la tabla a sacarle el máximo partido a las pocas olas, da igual que sean grandes o que sean chicas, lo importante es echar un rato divertido», declara la madre del surfero. Se trata de un chico con ganas e ilusión por este deporte. Da igual vivir en un lugar poco acorde para el surf, solo quiere disfrutar, y a pesar de ello, gana competiciones y es de los mejores de España.

Almudena Barbeyto confiesa que al principio se sorprendían cuando iban al norte y Marco ganaba, «porque allí los niños están más acostumbrados, en el norte es una filosofía de vida totalmente diferente a la nuestra, aunque creo que se está viniendo para abajo».

Esta familia recorre España y otros puntos del mundo en busca de olas. «Cuando llega el verano, desde hace cuatro o cinco años, nos vamos con nuestra furgo y vamos parando por todos los puntos donde él tiene amiguitos y hay olas. Hacemos viajes surferos, cogemos las tablas, todos sus accesorios y a buscar olas», explica la mamá del campeón. Y es que, como bien dice Marco: «este es mi estilo de vida, mi estilo de vida es el surf». Además, aclara que «es un deporte que engancha a todo el mundo», añadiendo que «el que lo prueba, se queda atrapado».

Marco ya sabe cuáles son sus lugares favoritos para surfear. En España, confiesa que le gusta mucho la playa de Hierbabuena, en Cádiz, Los Locos en Cantabria, Valdoviño en Galicia y, especialmente, las playas de Lanzarote, por «la potencia de olas en sus playas y allí tengo muy buenos amigos». Albacete explica que «es lo que tiene este deporte, tengo amigos en todos sitios». Fuera del país, las playas que más le gustan son la de Hossegor, en Francia, algunas de Portugal y, manifiesta que también ha podido disfrutar de las playas de Costa Rica.

Debido a su lugar de residencia, sabe que es complicado llegar a ser un profesional de este deporte. «Me gustaría seguir compitiendo hasta donde pueda llegar, aunque soy consciente de las dificultades que eso conlleva y lo costoso que es», señala Marco. Aun así, confiesa que él será bombero y surfero, un «bombero surfero».

Otra afición que tiene es patinar, simulando el surf en el asfalto. «Los movimientos del surf los puede hacer en una rampa, en un bol que es como una piscina, no es el típico skate de barandilla y dar saltos, es un skate que es como si estuviera surfeando en el cemento», explica Barbeyto. Por ello, cuando no está surfeando, el chico coge su skate. «El resto del tiempo está estudiando o jugando a la play, como cualquier niño de su edad», explica la madre.

Marco Albacete, gracias a sus logros y su cuenta de Instagram, manejada por sus padres, ha conseguido patrocinios tanto para el surf como para el skate. En cuanto al surf, cuenta con el patrocinio de la marca de tablas MATTA Shapes de Portugal, proporcionándole las tablas que él quiere. «El niño puede tener siete u ocho tablas al año y las van adaptando a su peso y talla, a medida que va creciendo», explica Barbeyto. También cuenta con la ayuda de Hurley, marca filial de Nike, con la que recibe trajes de surf y ropa. Por su parte, en Málaga cuenta con las marcas Slab Surf, para accesorios de surf y TW9, una vaselina para surferos, y Backside Surf Shop. Para el skate, cuenta con la marca australiana Smoothstar.

Pese a todo ello, Marco manifiesta que de nada serviría todo esto sin la «ayuda incondicional» de sus padres y el esfuerzo que supone todo esto, «por lo que les estoy enormemente agradecido».

Divertirse es lo único que quiere este niño cada vez que pisa una playa. Las competiciones dan igual, él solo va a pasárselo bien rodeado de otros muchos niños que comparten su misma pasión. Aun así y a pesar de todas las dificultades, Marco Albacete es magnífico en este deporte. Conocido en Málaga y en el resto de lugares a los que va para competir o entrenar. Sin duda, una promesa que está en camino de ser una realidad del surf.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook