10 de enero de 2021
10.01.2021
La Opinión de Málaga
Zona press

El mundo está loco

¿Crees que es de guion de esas series de catástrofes del futuro ver a gente esquiando por las calles de tu ciudad? Pues Filomena ha hecho que no haga falta meterse en ninguna de esas plataformas de series

09.01.2021 | 23:06
Da igual que la calle de tu casa sea un río, o que tenga medio metro de nieve. Nosotros nos tiramos a la calle. En la imange, un banco de la capital este sábado tarde.

Camino de 10 meses de pandemia, pandemia que nos ha mantenido encerrados durante meses en casa sin poder salir ni para ir a trabajar. Pandemia que se ha llevado, y sigue llevándose, vidas por delante. Una época en la que hemos visto a aquellos que no se ponían un chandal desde que estudiaban E.G.B, primaria ahora, descubrieron su amor por hacer deporte. O esos que odiaban a la familia política descubrieron una necesidad interior de reunirse con ellos a toda costa esta Navidad. Una época de prohibiciones, limitaciones y de no comprender nada. Porque es difícil entender, por ejemplo, que se puedan hacer conciertos de cinco mil personas en el mismo recinto donde no se puede jugar a baloncesto con público.

Parece que esto lo has visto en una serie de esas de ciencia ficción donde nos cuentan historias que tú pensabas que no podrían suceder. Pues ahora somos nosotros los protagonistas de una de esas series en las que el mundo da un vuelco por algo que todavía nadie ha podido explicar el origen de esto que nos está tocando vivir.

Y cuando parece que la serie tiene un final cerca por encontrar una vacuna contra el COVID-19, nos toca vivir el capítulo en el que unos locos asaltan el Capitolio. No me digáis que no es de película. Un grupo de radicales americanos seguidores de Trump, guiados por alguien vestido como Jamiroquai, son capaces de entrar en el parlamento de Estados Unidos. No solo que entran, sino que consiguen tomar el Capitolio. Cada vez que ves la imágenes de cómo iban vestidos esos asaltantes, menos te crees que estás viendo la realidad, que eso ha pasado de verdad. La única diferencia con una de esas series es que los muertos sí son de verdad.

Y no acaba esto aquí. ¿Crees que es de guion de esas series de catástrofes del futuro ver a gente esquiando por las calles de tu ciudad? Pues Filomena ha hecho que no haga falta meterse en ninguna de esas plataformas de series para ver imágenes así. Es suficiente con poner cualquier informativo de cualquier cadena. Localidades a -30 ºC en España, gente que no puede salir de casa, coches enterrados en nieve y gente esquiando en el centro de Madrid.

Aquí no ha nevado, cierto es. Pero no sé si es peor, porque esos vídeos de ríos de agua corriendo por las calles con motos y coches flotando, o esas imágenes de árboles destrozando los coches que estaban debajo aparcados dan pánico. Ya os digo, todo de guion de la próxima serie de Stephen King.

Ahora, si todo tiene un denominador común es que nada nos da miedo. Da igual que la calle de tu casa sea un río, o que tenga medio metro de nieve. Nosotros nos tiramos a la calle. Da igual que nos digan que no vayamos de fiesta o que no nos reunamos con más de seis amigos. Nosotros no hacemos ni caso si nos dicen que mejor no subir a la sierra porque puede se pueden producir aglomeraciones y quedarte atrapado. Somos capaces de llenar un centro comercial si nos dicen que Paquirrín estará disfrazado de paje real. ¿Miedo al contagio? ¿Eso qué es para nosotros?

¿Cúal será el siguiente capítulo de esta terrible serie? ¿Lo habremos visto todo o todavía nos queda algo por ver que nos sorprenda aún más? Esto nadie lo sabe. Pero mientras llega la siguiente sorpresa, o no, hagamos todos un esfuerzo por intentar estar en casa el mayor tiempo posible. Intentemos ver series maravillosas que podemos encontrar en esas plataformas y respetemos las normas que nos imponen. Solo así podemos ayudar a vencer al COVID-19. Busquemos otras maneras de disfrutar y divertirnos porque las hay. Y no olvidemos que con el maldito bicho este se muere la gente. A ver si entre todos ponemos un poquito de cordura a esta mundo que está tan loco.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook