21 de junio de 2020
21.06.2020
La Opinión de Málaga
Entrevista

"En el turismo hay que creer, con el apoyo moral no basta; el Gobierno no solucionará nada"

Juan Marín es vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración y Justicia

21.06.2020 | 05:00
El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín.

Juan Marín lamenta que el Ejecutivo de Pedro Sánchez «no ha escuchado a nadie» al elaborar un plan de impulso del sector turístico que «no ofrece realmente una ayuda» ni aporta «los recursos económicos necesarios»

¿Qué ha aprendido durante los últimos tres meses?
He aprendido que, por mucho que se planifiquen las cosas o se marquen estrategias, las previsiones pueden cambiar de tal forma que todo el camino recorrido puede llevarnos a partir nuevamente de cero. Es muy triste que en un año en el que había tantas expectativas creadas, en el que se iban a recoger los frutos del trabajo de tantos profesionales y tantas empresas, se borre todo de un plumazo y tengamos que reinventarnos. Eso ha sido muy duro. No lo digo ya por mí, como consejero o político, sino por el conjunto de la sociedad. A la vez que soy optimista, mi responsabilidad ahora mismo en el Gobierno andaluz me produce mucha tristeza porque hay muchas familias destrozadas, muchísimas vidas perdidas, muchísimos sueños rotos de emprendedores con unas expectativas que no cumplirán. Siento una enorme responsabilidad y, aunque el día tenga 24 horas, intento echarle 25 o 26 si hace falta. Pero, a veces, te sientes impotente.

¿Le ha decepcionado el plan del Gobierno progresista para el turismo tanto como expresó en caliente, al tener noticia el jueves de sus primeros detalles?
Lo dije y lo mantengo. En el turismo hay que creer. Hay que creer como una herramienta que nos da la oportunidad de generar bienestar en una sociedad. Y eso este Gobierno de España no lo entiende. Esto no va de ofrecer tu apoyo moral. Esto va de apoyar realmente con recursos económicos a un sector que este año va a perder en España más de 100.000 millones de euros. Y en Andalucía me provoca una decepción por muchos motivos. Especialmente, porque el Gobierno de España no ha escuchado a nadie. Cuando se ha puesto a poner en marcha un plan de rescate del turismo, la señora Montero ha mirado cifras y no ha visto a las personas que hay detrás de este sector. Los profesionales del turismo han demostrado durante muchos años que ellos sí creían que esto era un sector productivo, una industria que le generaba riqueza a un territorio. Yo he pedido explicaciones a este Gobierno de España y no me la dan. La decepción es tremenda. No puedo entender cómo se va a ver caer en Andalucía a un sector que va a perder el 40% su capacidad de incorporar recursos y se van a perder más de 100.000 empleos. Pero esto no tiene una respuesta por parte del Gobierno de la nación que es quien realmente podría tener un gesto como ha tenido el Gobierno de Macron en Francia. Le ha dado 18.000 millones de euros a un sector que produce el 8% del PIB de nuestro vecino país. Aquí, a un sector que produce más del 12% del PIB, 4.000 millones de euros de los que 2.500 ya estaban en el plan del Gobierno. Es decir, nada. No van a solucionar nada y al final, desgraciadamente, vamos a tener que reinventarnos y a lamentar la pérdida de muchos empleos y muchas empresas.

¿Estaba Andalucía preparada también para recibir turistas del plan piloto, como ha sucedido con los alemanes en Mallorca?
Yo no creo en el plan piloto. No creo en esos experimentos con gaseosa que se quieren hacer sin tener en cuenta las consecuencias. Entiendo que el Gobierno balear tenga que buscar soluciones, porque ellos viven del turismo internacional. Pero si ese plan no funcionaba, qué ocurría, ¿cerrábamos el turismo en toda España? Hay que buscar soluciones globales a un problema que es global y requiere medidas excepcionales. Por eso yo hablo de ayudas como la reducción del tipo de IVA en el sector turístico o de una ampliación de los ERTE hasta final de año para que las empresas no los conviertan en ERE y, al final, vayan a concurso y muchas familias tengan que malvender sus negocios. Del turismo hemos vivido, pero ahora que el turismo necesita de nosotros hay instituciones que le dan la espalda. Eso me produce impotencia y tristeza pero a la vez me da fuerza, junto a mi equipo, para pensar que desde Andalucía todavía tenemos que hacer más por nuestros empresarios y por tantos empleos que se pueden perder. Por eso, nos reinventamos cada día y sacamos adelante proyectos como los que estamos sacando. Saber que estamos en una situación de soledad me da más fuerza. No podemos dejar solos a nuestros empresarios y a los trabajadores del sector turístico. Si esto que es el músculo se pierde, recuperarlo va a ser muy difícil.

¿Debería el Estado eximir a los chiringuitos del pago del canon anual como reivindican?
Por supuesto. Sin ningún género de duda. Es una seña de identidad de nuestro turismo. Igualmente, debería exonerar a los autónomos del pago de la cuota si no tienen actividad. Igual que deberían ampliarse los ERTE hasta que se recuperen las empresas. Igual que debería apostar por ese bono turístico en el que comparte los costes con las comunidades autónomas. Hay muchas decisiones que ya se tenían que haber tomado. Pero estamos viendo la improvisación y la falta de rigurosidad del Gobierno a la ahora de aplicar sus criterios en el sector más perjudicado por la crisis del Covid-19. No contamos con esa respuesta y las limitaciones presupuestarias en una comunidad son muchas. Aún así, hemos hecho un esfuerzo importantísimo. El turismo tiene un presupuesto anual de 87 millones de euros y hemos puesto en marcha un plan de choque por valor de más de 300 millones. Más voluntad no se puede demostrar. A diferencia de otras instituciones, el Gobierno de España tiene una capacidad prácticamente ilimitada. Y las consecuencias de su falta de respuesta las vamos a ver. Ahora, si no hay rebrotes y se sigue controlando el virus, podemos tener un verano más o menos óptimo con unos buenos resultados, pero va a llegar octubre, noviembre y diciembre y ahí habrá muchas empresas que no aguantarán.

¿Respiró al fin tranquilo cuando todas las provincias andaluzas pasaron a la vez a la fase 3?
Confieso que sí. Pensé que por fin empezaban a utilizar el sentido común. La presión del Gobierno andaluz y de los colectivos del ámbito empresarial y sindical ha servido para algo. No tenía ningún sentido que Málaga y Granada no fueran al mismo ritmo que el resto de Andalucía. Había posibilidades de que se pudiese cerrar una ciudad, una calle, un edificio, una residencia o una provincia sin tener que recurrir a un decreto de alarma que lo confinase todo. Y sin que impusiera sus criterios un Gobierno que está muy alejado de los territorios y la realidad que viven las comunidades autónomas, las provincias y los ciudadanos. En Granada y Málaga se ha sentido una discriminación absoluta. Me alegró que rectificaran porque muchas empresas retomaron la actividad. Un empresario y un trabajador lo que quieren es trabajar. Había condiciones sanitarias que lo permitían pero el Gobierno de España no estaba dispuesto a reconocer que en Andalucía se estaban haciendo las cosas bien.

Si jugamos con el mensaje de Antonio Banderas, ¿cuando será totalmente posible disfrutar de la vida con todo corazón en una región como Andalucía?
Antonio Banderas es un crack ante el que me quito el sombrero. Lo cierto es que aún nos queda porque el momento sigue siendo complicado. Estamos volviendo a una relativa normalidad en nuestras vidas pero no podemos perder de vista al enemigo. Es un enemigo fuerte y cuando da la cara lamentablemente tenemos que perder muchas vidas. Creo que no vamos a poder respirar con normalidad hasta mediados de 2021, cuando gracias a la labor que se está haciendo en muchos laboratorios podamos tener una vacuna y medicamentos contra el virus. Pero sé que 2021 va a ser un año de recuperación económica. Especialmente para el sector turístico, por su gran fortaleza y su gran diversidad. Por la gran calidad que hay en nuestra tierra, Andalucía es el primer destino turístico del mundo. Y eso no es gracias al Gobierno de la Junta de Andalucía, es gracias a la profesionalidad de muchísima gente que durante muchísimos años ha dado lo mejor de sí mismo y ha arriesgado su patrimonio para poner en valor esta tierra. Espero que en 2021 volvamos a conquistar mucho terreno del que hemos perdido este año.

El líder del PSOE de Málaga, José Luis Ruiz Espejo, le acusó esta misma semana de vaticinar la muerte del turismo y se preguntaba si usted quería hacer méritos ante Juanma Moreno, Elías Bendodo o Pablo Casado...
Yo no tengo que hacer méritos ante nadie. A lo único que me debo es al compromiso que tengo con los andaluces. Cuando dije -y lo mantengo- que la decisión del Gobierno de España de someter a una cuarentena de 14 días al turismo internacional mataba al turismo internacional, era una verdad como un templo. Y, de hecho, el Gobierno de España ha rectificado una vez más y ha dicho 'nos abrimos al turismo internacional y ya no es necesario el confinamiento de 14 días'. Esto fue lo que sucedió. Lo dijo hace un mes y pico el presidente del Gobierno, en una de esas ruedas de prensa a las que nos tiene habituados los sábados por la tarde para anunciar lo que va a hablar el domingo con los presidentes de las comunidades autónomas y que ya tiene decidido desde el viernes anterior. Son medidas que no entendía nadie. Y la reacción de Francia, Alemania y otros países fue inmediata al decir 'pues mire usted, aquí no entra ningún español y si quiere venir que esté 14 días confinados en el piso, el apartamento o el hotel al que venga'. En vez de aplicar la lógica que reactiva al sector, lo que hizo el señor Sánchez fue conseguir que en un solo día se cancelaran todas las reservas que, a nivel internacional, había en Andalucía. Mató al turismo internacional con un tiro en el corazón. Y, ahora cuando se abre esas posibilidad de que no haya confinamiento, se han ido recuperando las reservas. ¿Pero qué ocurre? Levanta el confinamiento de 14 días y abre el turismo sin ningún tipo de cautela ni de medida sanitaria. ¿No ve lo que está pasando en Portugal, Israel u otros países? Es tan sencillo como poner una toma de temperatura, un control sanitario a la entrada y a la salida. ¿A qué van a esperar? ¿A que haya un rebrote para confinar a toda una nación? Tendrán que rectificar también en esto.

Si tuviera la oportunidad, ¿qué le diría a Zapatero a la cara tras su comentario de que Ciudadanos es uno de los peores experimentos de la democracia?
Este señor ya demostró su capacidad al frente de un Gobierno cuando puso en marcha una ley de dependencia sin financiación. A partir de ahí, me puedo esperar cualquier cosa. Ciudadanos siempre ha sido un partido útil para el conjunto de los españoles. Supongo que, cuando yo apoyé la investidura de la señora Díaz, el señor Zapatero no pensaba lo mismo. O cuando Cs ha apoyado la prórroga del estado de alarma, tampoco. Al PSOE solo le caes bien cuando ellos imponen su criterio, creen que la democracia es una secta. La democracia es diálogo, consenso, un convencimiento a través de argumentos y no de ocurrencias. El señor Zapatero tuvo muchas ocurrencias en su etapa que todavía hoy estamos pagando.

¿Qué le han dicho sus socios de gobierno del PP sobre el apoyo decisivo que Cs le ha prestado a Pedro Sánchez cuando dejó de contar con los votos de Casado?
El PP andaluz ha entendido perfectamente que Ciudadanos no apoyaba a Sánchez, que apoyaba medidas para proteger la salud de la gente. Y, por eso, dentro del ámbito autonómico tanto Juanma Moreno como yo tenemos muy claro que el Gobierno de la Junta lo tenemos dedicado exclusivamente a recuperar 37 años de gobiernos socialistas que llevaron a esta tierra al número 1 en el ranking en el paro o el abandono escolar. Trabajamos sin problemas y a mí no se me ha pedido explicación alguna sobre el voto de mi partido a nivel nacional.

¿Se siente traicionado por alguien con el que ha trabajado varios años en el mismo proyecto, como Juan Cassá, que se ha marchado de Ciudadanos pero no ha entregado sus actas como concejal en el Ayuntamiento de Málaga y diputado provincial?
Uno solo se traiciona a sí mismo. Cuando traiciona sus principios, sus valores, sus compromisos... Yo firmé un documento en el que se decía que, si en algún momento no estaba de acuerdo con mi partido, entregaba mi acta. Lo firmé y lo cumpliré si llega el momento. Si Juan Cassá y otros compañeros han abandonado y han decidido quedarse con un acta que no es de ellos, sino del partido, los que se traicionan son ellos en sus valores y en sus principios. El proyecto sigue siendo el mismo. No me siento traicionado en este caso. Sinceramente, me produce mucha tristeza que haya gente que no sea capaz de cumplir lo que firma.

¿Se hubiese imaginado hace unos años que una joven vinculada a Jerez de la Frontera y llamada Inés Arrimadas llegaría a ser la presidenta de su partido?
Todo éramos conscientes de que Inés era una persona llamada a hacer grandes cosas en este país. Y consiguió algo que veíamos como una utopía. Que ganara las elecciones en Cataluña un partido como Ciudadanos. Una persona, una mujer como Inés Arrimadas, con su valentía, con su inteligencia, con su capacidad, poniéndose al frente de un proyecto político para hacerle frente a los nacionalistas, a los independentistas, sufriendo humillaciones y amenazas. Aquella noche, cuando estábamos en la plaza de España de Barcelona y ella subió a aquel escenario, me sentí un hombre muy orgulloso de ser su amigo, de conocerla desde hace muchos años. Estoy seguro de que ella tiene reservada todavía una trayectoria política que va a ayudar a este país a encontrar su camino, y aplicará un principio que defiende por encima de todas las cosas: la igualdad de oportunidades para todos los ciudadanos. A mí me tiene a su lado de forma incondicional, lo sabe, y estoy a su entera disposición para lo que requiera de mí.

¿Cómo hubiera sido su vida si Albert Rivera no funda Cs?
Muy tranquila (Risas). No digo más feliz porque siempre lo he sido. Estaría en casa, con mi trabajo, los amigos, la familia... Todo eso lo echo de menos pero no me arrepiento de nada. Albert me pidió que diera un paso y lo di en un momento difícil. Si no, sería un hombre tranquilo y me metería en una pista a enseñarle a chicos o a chicas lo poco que sé de 'voley'.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

  España, un paraíso para conocer

Descubre nuestro especial en el que te proponemos diferentes destinos nacionales para conocer a fondo nuestro país.

Ocio


La madre de Christopher, sobre el pasado de Fani: "Lo que haya hecho no me interesa"

La madre de Christopher, sobre el pasado de Fani: "Lo que haya hecho no me interesa"

Niega estar al corriente del supuesto pasado de la novia de su hijo como chica de compañía

Tom Cruise celebra en plena forma su 58 cumpleaños

Tom Cruise celebra en plena forma su 58 cumpleaños

Los años no pasan por el actor, que se encuentra inmerso en el rodaje de una película sobre la NASA

La 1 retrata la cocina solidaria de José Andrés en la España de la pandemia

La 1 retrata la cocina solidaria de José Andrés en la España de la pandemia

La cadena pública estrena un documental sobre la ONG del cocinero en la Península el 7 de julio

La caravana de 'Radio Gaga' vuelve a la carretera con una quinta temporada

La caravana de 'Radio Gaga' vuelve a la carretera con una quinta temporada

El programa de Quique Peinado y Manuel Burque regresará en otoño con ocho nuevos capítulos

'La isla de las tentaciones' prepara dos temporadas con Sandra Barneda

'La isla de las tentaciones' prepara dos temporadas con Sandra Barneda

Mediaset promete "novedades y giros en la dinámica" del reality que batió récords de audiencia