19 de julio de 2010
19.07.2010

Rafa Martínez se esfuma y el club se centra en Thomas Kelati y Juan Dixon

El escolta ha descartado la oferta del Unicaja, por lo que el club malagueño ya trabaja para reforzar su perímetro

17.07.2010 | 02:38

Rafa Martínez ha descartado finalmente la oferta del Unicaja y el club malagueño ya ha comenzado a trabajar para reforzar su perímetro. Como ya adelantó La Opinión, aunque no hay todavía una confirmación oficial, todo apunta a que el Power Electronic hará público el lunes que el escolta se queda en Valencia.

El jugador barcelonés se reunió ayer con su familia y con su agente, Miquel Solá, y pasado el mediodía Solá comunicó al Unicaja que Martínez seguirá en Valencia las cuatro próximas temporadas con un contrato de 600.000 euros brutos por campaña.

Con este panorama el Unicaja se ha centrado ya en buscar un tirador. Las opciones son múltiples, aunque el club de momento hay dos candidatos y viejos conocidos del equipo costasoleño que destacan por encima del resto: los norteamericanos Thomas Kelati y Juan Dixon.

El primero, americano con pasaporte polaco, estuvo hace dos años en el Unicaja. La pasada temporada dio un salto de calidad y hoy día es uno de los jugadores más cotizados del mercado. Incluso hay rumores de un posible interés del Real Madrid por el escolta.

En la recta final de la temporada pasada Aíto García Reneses ya puso sus ojos en Kelati, que además tiene pasaporte comunitario al estar casado con una ciudadana polaca.

Opciones

El otro jugador en la pole position, el también estadounidense Dixon, militó temporalmente en el Unicaja con un resultado espectacular. El club malagueño va a esperar a conocer la sanción de la FIBA tras su positivo por nandrolona a principios de año y si se reduce a seis meses será una opción muy seria.

Aunque Aíto García Reneses ha pedido al Unicaja que haga un esfuerzo por traer al alero del Estudiantes Carlos Suárez, parece que este interés se quedará en nada. Entre las principales razones destacan las altas pretensiones del club para liberar al jugador, de más de un millón de euros. A esto hay que unir que la actual estructura del propio Unicaja, necesitado de tiradores y más esta próxima temporada cuando la línea de triples se retrasará a 6,75. Estas dos razones de peso hacen poco viable su contratación por parte del equipo malagueño.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine