22 de junio de 2012
22.06.2012
Próxima temporada

El plan de Repesa le hace un hueco a Berni y a Doellman

El club y el capitán retoman las conversaciones y confían en ultimar un acuerdo este fin de semana para seguir un año más en casa

22.06.2012 | 07:00
Berni puede entrar en los planes de Repesa.

Sigue adelante la estructura que desea el entrenador: plantilla con ocho jugadores de primer nivel

Paciencia. Es la palabra que más se repite en estos días en Los Guindos. Y, paradójicamente, su autor es el nuevo entrenador del Unicaja, Jasmin Repesa. El croata, viejo «zorro» en esto del baloncesto, quiere andar con pies de plomo y destinar bien cada euro que se invierta en la confección de la plantilla 2012/13. Y por eso repite cada día en sus conversaciones telefónicas con los rectores del club ese término: paciencia. A ella se resigna el Unicaja, consciente de que sería muy positivo dar un golpe de timón anunciando fichajes para animar a su parroquia, pero asumiendo su papel y aguardando que los prohibitivos precios de mediados de junio decaigan conforme avancen los días.

Claro que esa calma tensa, ese clima de espera, no significa que los despachos de Los Guindos no sean un hervidero. Sin ir más lejos, el miércoles se produjo una reunión que podría reconducir la continuidad en el equipo del eterno capitán verde, Berni Rodríguez. Y es que su agente, Miquel Solá, se reunió con el presidente de la entidad, Eduardo García, para retomar las conversaciones con el fin de renovar a Berni, según informó ayer Málaga Hoy. Y las caras largas y el pesimismo han dado paso a medias sonrisas y optimismo comedido. Repesa le ha hecho un hueco a Berni en su plantel del próximo curso. Se ha vuelto a la buena sintonía entre las partes.

Repesa quiere un Unicaja con un armazón muy diferente, como ya explicamos en estas páginas la pasada semana. El croata de origen bosnio pretende que su Unicaja esté compuesto por ocho jugadores de primer nivel más otros tres o cuatro comodines, jugadores con sueldos bajos que ayuden en los entrenamientos y entren en en los últimos puestos de la rotación. Y aquí es donde encaja Berni. Repesa cuenta con él como un jugador con menos protagonismo en la pista, pero con un rol clave a la hora de hacer vestuario.

El próximo lunes a las 00.00 horas, Berni Rodríguez será un jugador libre. Nueve días después del último partido oficial de la temporada ACB, su contrato expira. El Unicaja deberá indemnizarle con una cantidad importante, superior a los 100.000 euros, y a partir de ahí se ha comenzado a negociar una nueva vinculación. El club ha dejado claro que sólo puede darle un año, aunque Berni pide dos. Las cantidades son sensiblemente inferiores a las de otros contratos, pero el mercado ha cambiado mucho con la crisis y Berni lo sabe.

Se van a incluir bonus por triunfos y partidos disputados. El acuerdo podría cerrarse antes del fin de semana. Con lo que esa cantidad que Berni debe percibir al acabar su actual vinculación se renegociará para cobrarla más adelante. Las dos partes van a tratar de cerrar su continuidad. Y, quién sabe, quizá para 2013 ó 2014, cuando se retire, Berni sea ese hombre que forme parte del organigrama del cuerpo técnico que busca el club. Un puesto que han rechazado Jorge Garbajosa y Carlos Jiménez.

Repesa cuenta con dos bases (Ukic) más un combo guard (Gordon) y un alero, además de otro exterior (Vidal), que se repartan los minutos. Cinco exteriores que entren y salga de la pista continuamente. Berni sería el sexto hombre del perímetro. Quien debe dar minutos de refresco al combo guard, al alero titular y a Sergi Vidal, con quien existen contactos muy avanzados. Tanto que, a pesar del anuncio del equipo de San Sebastián por ir al tanteo y del interés del Valencia, el Unicaja y el agente de Vidal ya se han comenzado a cruzar contratos. El acuerdo es por dos años y se pretende persuadir al club vasco de que no vaya al tanteo, lo que demoraría hasta agosto su más que posible contratación.

Las negociaciones con Vidal están en un punto muy avanzado, mucho más encarriladas que con un hombre que vuelve a salir a la palestra: Justin Doellman. El ala-pívot de Cincinnati (3 de febrero de 1985), que ha militado en Manresa, está marcado en rojo en la lista del Unicaja. Repesa le ha pedido al club la contratación de un «cuatro» abierto, con buena mano, atlético y que conozca la ACB. El número uno de esa lista era Milan Macvan, pero Repesa mantiene que el serbio es más de lo mismo, un «cuatro y medio», al igual que Freeland y Zoric. Macvan sólo vendrá si sale Freeland, algo que a día de hoy se ve lejano.

Así que el Unicaja ha activado la opción Doellman y ya se ha hablado con sus agentes. Sus 16,7 puntos (32% en triples), 4,5 rebotes, 1,8 asistencias y 15,9 de valoración son aval, piensa el club, para que pueda vestir de verde. Pero aunque los contactos están ahí, no hay prisa por cerrar una posible incorporación.

El Unicaja va a esperar movimientos en los clubes «grandes» antes de cerrar a Doellman, ya que tiene en nómina a Lima y Kuzmic, además de Freeland y Zoric. Hay excedente tanto en el Real Madrid como en el FC Barcelona. En los próximos días podrían salir al mercado jugadores del nivel de Velickovic o Tomic (un pívot, no un «cuatro»). Y en este escenario aparece de nuevo la palabra paciencia...

Y es que el «azerbayano» Nik Caner-Medley está también mercado (ofertas de Caja Laboral y Turquía) y el «congoleño» CJ Wallace incluso podría salir del Barcelona. Y todos ellos son comunitarios, algo muy ventajoso, puesto que Doellman es extracomunitario, un inconveniente, ya que provocaría que o el pretendido combo guard o el alero tuviera que ser alero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine