20 de junio de 2014
20.06.2014
La Opinión de Málaga

Vladimir Stimac abona su cláusula de rescisión con el Unicaja

El jugador ha decidido ejercer su derecho de corte para renegociar un contrato con cifras más elevadas con la entidad cajista o para fichar por otro club

21.06.2014 | 00:08
Vladimir Stimac abona su cláusula de rescisión con el Unicaja

Vladimir Stimac ha decidido abonar la cláusula de salida que permitía su contrato con el Unicaja. La noticia adelantada anoche por esta web ha sido confirmada por el entorno del jugador serbio esta misma mañana, aunque desde el club de Los Guindos sí se ha querido matizar que nadie ha hecho todavía efectivo el pago de la misma. El gerente del club, Ángel Bordes, así se lo ha comunicado a La Opinión. "Nadie ha día de hoy ha pagado la cláusula para que se vaya Stimac. Hay muchos rumores y nadie sabe lo que va a pasar, pero lo cierto es que de momento no se ha hecho efectivo el abono de su cláusula".

Fuentes cercanas al jugador consultadas por La Opinión de Málaga han confirmado sin embargo que la orden de pago está dada y que solo cuestiones de transferencias internacionales pueden haber impedido que el dinero esté ya físicamente en las arcas de la entidad costasoleña.

El propio Stimac escribió ayer un tuit, preguntado por los aficionados sobre este hecho, que sonaba a despedida: "Yo no soy el que toma las decisiones. Gracias a todos".

Eso sí, la noticia de que rompa su contrato no quiere decir que no vaya a seguir en Málaga. El objetivo del jugador serbio con este asunto no es otro que el de renegociar las cifras firmadas para la próxima campaña. Stimac se sabe un jugador importante y lo que quiere es no ser el peor pagado del plantel. De ahí que "compre" su libertad para ahora buscar una mejora de contrato en Málaga o cambiar de aires a otro club que le haga un ofrecimiento más generoso económicamente.

En todas las quinielas sobre la futura plantilla verde 2014/2015, Stimac era uno de los que contaba sí o sí para la próxima temporada. El pasado verano, el Unicaja firmó un contrato con Stimac por dos temporadas en el formato de 1+1, previendo una cláusula doble por la cual el Unicaja podía romper la vinculación este mes de junio de 2014 y también el jugador, que es lo que el balcánico ha hecho.

Su estrategia de "comprar" su libertad y volver a negociar ahora una subida de su salario para seguir en Málaga es una opción, pero también habrá que estar atentos a otros clubes, como Valencia, Galatasaray, Banvit y, sobre todo, Fenerbahce, que han mostrado interés en las últimas semanas por su situación contractual.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes