22 de julio de 2014
22.07.2014
Fichajes

Pendientes de Nueva Orleans

Luke Babbitt, objetivo número 1 del Unicaja para la posición de ala-pívot, conocerá hoy si continúa en los «Pelicans» de la NBA o sale al mercado

22.07.2014 | 01:31
Luke Babbitt es el gran objetivo del Unicaja para la 2014/2015.

La cuenta atrás llega a su fin. A lo largo del día de hoy, martes 22 de julio, New Orleans Pelicans debe decidir si Luke Babbitt, objeto de deseo del Unicaja continúa en el róster de la franquicia del estado de Luisiana o definitivamente queda libre. En el caso de que salga de los «pelícanos», comenzarán a contar 48 horas más para que cualquier otra franquicia de la NBA apueste por el jugador. Será el último paso que tiene que esperar el club de Los Guindos para que el ala-pívot quede libre y pueda entonces el Unicaja apostar firmemente por él para las dos próximas temporadas.

Las informaciones que manejaban ayer los dirigentes del equipo verde eran algo contradictorias. Algunos contactos del entorno de la NBA aseguran que Babbitt quedará hoy libre porque Nueva Orleans no cuenta con él. Sería la mejor de las noticias porque solo habría ya que aguardar 48 horas más por él. Pero lo malo es que otras fuentes consultadas aseguran que a pesar de no contar a día de hoy para el róster del que ha sido su equipo la pasada temporada, New Orleans podría decidir mantenerlo en la franquicia algunos días (o semanas) más para luego cortarle.

Y es que según pudo saber ayer La Opinión de Málaga, en el contrato de Babbitt con los «Pelicans» se advierte que su situación de «compensación protegida» para la temporada 2014/2015 permite cortarlo sin ningún coste hasta el día 22 de julio (incluido) –algo que ya se sabía–, pero textualmente advierte también de que «se incrementará de cero a 100.000 dólares si decide romper la vinculación después del día 22». Si tenemos en cuenta que el presupuesto de salarios de un equipo de NBA está en torno a los 88 millones de dólares, estamos hablando de que esa penalización es del 0.8% del presupuesto de los «Pelicans». Es decir, que New Orleans casi no se compromete en nada económicamente aguantando más tiempo al jugador en la franquicia para ver qué pasa y luego decidir si lo «suelta» o no, algo que sin embargo dejaría al Unicaja sin opciones de ficharlo ya que no puede esperar esa hipotética prórroga y perder otras opciones.

Así las cosas, hoy el el día «D». Durante todo el día y la próxima madrugada –en Nueva York, sede de la NBA son seis horas menos que en Málaga– habrá que estar pendientes de lo que ocurra al otro lado del Atlántico. Si Babbitt sale de los «Pelicans» se alargará la espera 48 horas más. Si continúa en la franquicia de Louisiana, el club apostará por Robbie Hummel... si es que a esas horas sigue siendo un jugador libre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes