12 de noviembre de 2014
12.11.2014
La Opinión de Málaga
Bajas

Plaza podrá contar con sus tres «tocados»

Markovic trabajó a buen ritmo y tanto Granger como Suárez realizaron gran parte de la sesión

12.11.2014 | 05:00
Plaza podrá contar con sus tres «tocados»

­Llueve menos en la enfermería del Unicaja. Salvo contratiempo o recaída en las próximas horas, los tres jugadores «tocados» del equipo, Jayson Granger, Stefan Markovic y Carlos Suárez, podrán vestirse de corto y jugar mañana ante el Maccabi (20.45 horas), el vigente campeón de Europa. El equipo verde regresó ayer por la mañana al trabajo en una única sesión de algo más de tres horas.

Los jugadores comenzaron a salir a la pista principal del Carpena a las 10.30 de la mañana y tras hacer tiro y algunos estiramientos tuvieron vídeo. Plaza mostró a sus jugadores los errores cometidos ante el CSKA y Joventut, especialmente en defensa. Y, pasado el mediodía, y durante casi dos horas, hubo trabajo con balón en la pista del Palacio de los Deportes.

Y la buena noticia es que Plaza podrá contar con los tres jugadores que están más renqueantes, salvo con Jon Stefansson. El islandés tuvo ayer tratamiento y aún tardará dos semanas más en reaparecer debido a una lesión en el aductor, provocada al forzar para jugar ante el Limoges.
Granger, el que más dudas planteaba, está muy mejorado. El uruguayo sufrió una sobrecarga en el recto anterior de la pierna izquierda que derivó en una contractura. La exigencia de los dos partidos ante CSKA y Joventut, sin Markovic y con muchos minutos, le saturó la zona. Pero el base ayer ya participó en el entrenamiento. Vio parte del trabajo sentado junto a Enri Salinas, tuvo ejercicios específicos y estuvo en pista realizando trabajo a las órdenes de Plaza y sus ayudantes, Antonio Herrera y Ángel Cañete.

Markovic ha mejorado muchísimo en esta última semana. Los casi 10 días sin cargar su pie izquierdo, donde sufrió una artritis en el dedo pequeño, le han venido muy bien. Ya no cojea y participó en el entreno sin resentirse. Si trabaja hoy y mañana al mismo nivel se medirá al Maccabi Tel Aviv, al igual que Carlos Suárez. El alero, con el alta médica, está recuperado y ahora se trata de que entre en los entrenamientos poco a poco, sin miedo por recaer, dejando a un lado su doble lesión en el gemelo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook