29 de junio de 2015
29.06.2015
0
Jugadores

Plaza le pide al club un esfuerzo para fichar a Lafayette y Bryant

El Unicaja y el entrenador reconducirán su relación esta semana y se pondrán las bases de una próxima negociación

29.06.2015 | 05:00
Joan Plaza, en un entrenamiento, con Ángel Sánchez Cañete, uno de sus ayudantes.

El técnico confía en el base que ya tuvo en el Zalgiris y en el pívot del Bayern

El Unicaja afronta una semana muy importante en su planificación. Mañana martes es día 30, finaliza oficialmente la temporada, expiran los contratos de este curso 2014/15 y un día después entran en vigor los nuevos compromisos suscritos. Jamar Smith abrió el «baile» el pasado viernes, cuando el club hizo oficial su contratación por dos temporadas. Y está previsto también que en los próximos días se haga oficial el fichaje de Edwin Jackson, también por dos cursos.

La NBA se ha cruzado en el camino por Dani Díez, aunque ahí poco puede hacer el Unicaja, que tiene los «deberes hechos» con el alero, muy convencido de jugar en Málaga salvo que encuentre un hueco en la reestructuración que van a realizar los Portland Trail Blazers. El próximo 12 de julio comienza la Liga de Verano de Las Vegas y el madrileño podría estar allí. Así que su posible contratación va a tener que esperar.

Lo que sí está dispuesto a solventar cuanto antes el Unicaja es su marco de relación con Joan Plaza. El entrenador, como explicó este periódico, está molesto porque el club no ha tenido ningún «gesto». Los contactos con el FC Barcelona no han ido más allá, porque los blaugrana están en plena campaña electoral. Plaza ya rechazó una propuesta del EA7 Milan, es feliz en Málaga y quiere continuar aquí, sintiéndose más valorado en el plano económico.

Se prevé una semana de acercamientos y «guiños». El catalán está de vacaciones, pero no deja de mirar a Málaga y a Los Guindos. Y el club está dispuesto a contentarle, aunque quiere llevar las riendas y marcar los tiempos. Quiere tener feliz al técnico, que amplió su contrato hasta junio de 2016, y desea prorrogarlo de nuevo. Incluso no descarta un aumento salarial en su actual compromiso, que entra en vigor este miércoles. Habrá conversaciones en estos días, aunque ahora prima la composición de la nueva plantilla. Eso es lo prioritario. Así se entiende en el club, que va a emplazar en estos días a Plaza a una negociación para las próximas semanas. Lo primero es «fabricar» el Unicaja 2015/16.

Y en la hoja de ruta que se marcaron el Unicaja y su entrenador antes de marcharse la semana pasada de vacaciones hay dos nombres subrayados en rojo. La idea es tener un núcleo de diez jugadores, dos por puesto, que está ya muy próximo a completarse. El Unicaja tiene ya en nómina a un base (Stefan Markovic), un escolta (Jamar Smith), un alero (Mindaugas Kuzminskas), un ala-pívot (Carlos Suárez) y un pívot (Fran Vázquez). Hay ya un «cinco titular». Y hay otros tres jugadores muy próximos, alguno incluso atado. Se trata del escolta Edwin Jackson, el alero Dani Díez y el ala-pívot Will Thomas. Con Jackson hay ya un precontrato y Thomas tiene acuerdo pero podría romperlo mañana por 30.000 dólares.

Es decir, que faltarían dos jugadores para ese «diez»: un base y un pívot. Y Plaza ya tiene a dos hombres en su lista, decididos, pero que no encajan presupuestariamente. El técnico le ha pedido al club que haga un esfuerzo para atar al base Oliver Lafayette y al pívot John Bryant. Los dos están en mercado y el Unicaja ha establecido contactos con ellos y espera respuesta a sus primeros acercamientos. Con Lafayette no hay todavía propuesta formal, ya que el base tiene contrato con el Olympiacos griego, aunque el equipo de El Pireo no va activar su segundo año de compromiso. Así que a partir del día 1 de julio será agente libre y podrá negociar. Y el Unicaja ya ha establecido contactos con su agente en España, Julián Aranda, de la poderosa BeoBasket, del «rey Midas» Misko Raznatovic.

Plaza confía en Lafayette, un base fiable, buen profesional, que ya estuvo a sus órdenes en el Zalgiris Kaunas. De ahí dio el salto al Valencia Basket, donde brilló y se marchó el pasado verano al Olympiacos. Allí no ha tenido el rol previsto, por la eclosión de Sloukas y porque Vasileiadis lo eclipsa todo. El jugador conoce la ACB, tiene experiencia en la Euroliga y encaja en el perfil de primer base. Hay contactos ya con el jugador, pero sin oferta formal.

Lafayette es la primera opción y hay una lista de candidatos. Él es el que mejor se adapta y encaja a las condiciones del club. Un primer base sólido y que además es comunitario, al tener pasaporte europeo. Lafayette estaba ayer en Belgrado, jugando un partido internacional con las principales estrellas de la agencia BeoBasket de Misko Raznatovic.

Al club siguen llegando ofrecimientos, por supuesto. Bases de ese perfil, como Marquez Haynes, ex del Maccabi y con pasaporte georgiano, ha sido uno de los últimos en llegar. Es económicamente más accesible. Porque Dontaye Draper (Anadolu Efes), que será indemnizado el martes y saldrá de Turquía, tiene un caché altísimo, que ronda los 800.000 euros y le hacen ser una opción imposible a día de hoy. Los españoles Quino Colom o Tomás Bellas también han sido ofrecidos, pero no terminan de convencer para el puesto de base titular. Por cierto que uno de los que estaba en la lista, Alex Renfroe (Alba Berlín), se comprometió ayer con el Bayern Munich.

Un pívot de garantías

Quien sí que tiene ya una proposición en firme es el pívot americano John Bryant. El jugador ha cubierto una etapa, precisamente, en el Bayern alemán. Y ahora quiere jugar en otra Liga más importante. El Unicaja ya se ha dirigido a sus agentes, Quique Villalobos y Rade Filipovic, de BDA, para pasarles un primer ofrecimiento. Sin embargo, la oferta está muy por debajo de lo que Bryant ha ganado este año en Munich. El pívot de 2,11 metros ha promediado en Alemania 13,1 puntos, 7,6 rebotes (40,8% en triples) y 14,1 de valoración en 21 minutos. Es el pívot titular, por delante de Vlade Stimac. Plaza le quiere sí o sí, y espera que el Unicaja haga un esfuerzo por él, aunque las posturas están lejanas. Su caché está por encima del medio millón de euros y el ofrecimiento del Unicaja está lejos de esas cifras.

El club tiene en su agenda otros nombres. El más seductor es el del bielorruso del Nizhny Novgorod, Artsiom Parakhouski. El pívot está también en el radar del CSKA Moscú y competir con el mercado ruso es realmente difícil ahora, toda vez que otras opciones, como la de Ognjen Kuzmic, fueron rechazadas.


Oliver Lafayette
Base del Olympiacos

Oliver Lafayette (6 de mayo de 1984, en Baton Rouge, Louisiana) es base del Olympiacos hasta mañana martes, cuando el club griego cortará su contrato. Mide 1,88 metros y Plaza le tuvo en el Zalgiris. Confía en él y en su profesionalidad. Es un jugador sólido y fiable, que tiene pasaporte europeo. Además, conoce la ACB, ya que jugó la pasada temporada en el Valencia Basket.
John Bryant
Pívot del Bayern Munich

John Bryant (13 de junio de 1987) es un pívot de 2,11 metros, americano, que tras dos temporadas en el Bayern Munich y toda su carrera en Alemania quiere cambiar de aires. El Unicaja se ha posicionado y le quiere como el pívot complementario a Fran Vázquez. Es un pívot atípico, ya que tiene una excelente muñeca. Es un jugador muy inteligente, que no es un atleta, y que gana 500.000 euros por curso.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine