29 de diciembre de 2016
29.12.2016
Las cuentas para la Copa

Las matemáticas le dan todavía opción al Unicaja de ser cabeza de serie en la Copa

Si los verdes ganan sus tres partidos y mejoran su average actual de +56 tendrán muchas opciones de estar entre los cuatro primeros al acabar la jornada 17

29.12.2016 | 05:00

El equipo de Plaza necesita, además, que Valencia o Iberostar pierdan al menos un partido.

El Unicaja puede ser todavía cabeza de serie en el sorteo del próximo mes de enero de la Copa del Rey de Vitoria 2017. Las matemáticas avalan esta posibilidad, con ya solo tres jornadas para que acabe la primera vuelta de la Liga Endesa y se produzca el corte entre los ocho clasificados para la cita del k.o y el resto de equipos que tendrán que verla por la tele.

Es curioso que el equipo verde no tiene todavía asegurado el pase matemático para la Copa, pero su clasificación es virtual desde hace ya un par de semanas y ahora el objetivo ambicioso es intentar acabar esta primera fase liguera entre los cuatro mejores, lo que allanaría considerablemente el camino copero, al menos en el cruce de cuartos de final, evitando al resto de «cocos» de la competición.

Tras la derrota del martes en Andorra, todo se ha complicado. Pero los resultados de otras pistas no han convertido en definitivo el traspié ante el Morabanc. Lo peor es que el Unicaja ya no depende de sí mismo para lograr su objetivo. Es la gran diferencia entre hoy y antes de ayer, antes de jugar en el Principado. Ahora hay que ganar las tres jornadas que están por venir y además se necesitan un par de «ayudas» externas más: Que pierda alguno de sus partidos el Iberostar o el Valencia y que el Unicaja recupere con el Baskonia 20 puntos en el average general (diferencia entre puntos anotados y recibidos). Eso sí, si el equipo vasco no es capaz de hacer pleno de triunfos en estos tres próximos partidos, entonces no sería necesario tirar del average para superar a los de Sito Alonso y solo haría falta que perdieran taronjas o canarios uno de sus partidos, recuperándoles, además, el propio average.

Parece difícil, pero si miramos el calendario no lo es tanto. Dejando a un lado al Valencia, que parece tener un camino más despejado y tiene, además, un +90 en su diferencial de puntos, las opciones de acabar cuartos pasan por superar en la tabla al Iberostar (4º) y al Baskonia (5º).

Aquí el calendario sí «ayuda». Al Iberostar le queda recibir en su pista al Barcelona y el Baskonia tendrá que jugar en su casa contra el Real Madrid. Dos partidos que serán claves para la suerte final de la clasificación liguera en sus primeras cuatro plazas. Si Barça y Madrid ganan estos dos partidos, el Unicaja dependerá de sí mismo otra vez para ser cabeza de serie.

El equipo verde tiene por delante tres partidos en los que tendrá un doble reto: ganar y mejorar su average. Y es que la resolución de los empates en la Liga Endesa al final de la primera vuelta se decide a través de el mejor coeficiente entre puntos anotados y puntos recibidos. Ahora mismo el Unicaja tiene +56, mientras que Iberostar Tenerife tiene +77 y Baskonia +66. Lo mejor que tiene a favor el Unicaja es que se mide ahora a tres rivales que invitan a pensar en poder mejorar esta variable de la clasificación, sobre todo en los dos partidos del Martín Carpena ante Obradoiro y UCAM. También habrá que ganar en Sevilla y por la mayor diferencia posible. Si no, el cuento de la lechera se irá al traste.

Las cuentas salen. Al menos, mientras los resultados no digan lo contrario. Ser cabezas de serie debe ser un reto para el Unicaja en este final de 2016 e inicio de 2017. Evitar a Real Madrid, Barcelona y Valencia en el cruce de cuartos de final sería una gran noticia pensando en la Copa del Rey. Por delante hay tres partidos para ganar y «golear». Obradoiro para cerrar el año; Real Betis, a domicilio, para empezar 2017 y UCAM Murcia, en casa, para cerrar la primera vuelta. No parece un reto imposible.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine