01 de junio de 2017
01.06.2017
Análisis

Nedovic, Alberto, Eyenga y Omic no frenan al Madrid

Los cuatro mejores jugadores del Unicaja no fueron suficientes para parar a los blancos, liderados por Llull, que tuvo una actuación superlativa

01.06.2017 | 00:03
Nedovic, anotando.

Nemanja Nedovic

El principal estilete. Estos partidos están hechos para él, para que Nedovic asuma su rol de estrella y demuestre sus condiciones. El serbio entró en el segundo cuarto, pero comenzó a mostrar sus credenciales pronto. Fue el máximo anotador cajista con 18 puntos y por momentos fue el único clavo al que se podía agarrar el Unicaja para soñar con dar la campanada. Mejor de tres que de dos, donde tuvo algunos lanzamientos desequilibrados y precipitados.

Oliver Lafayette

Sorpresa. Joan Plaza sorprendió al darle la titularidad y muchos galones al base norteamericano, pero sobre todo por mantenerlo en pista. Lafayette no fue tan decisivo como en los dos partidos anteriores y tampoco pudo frenar nunca a Llull, que fue una pesadilla para todos pero para él en especial. 17 minutos estuvo en pista y curiosamente el equipo tuvo una valoración negativa de -15 cuando él jugó.

Jamar Smith

Pasador. Uno de los artilleros del equipo no lo fue anoche, aunque se vistió de asistente. El escolta norteamericano sólo anotó tres puntos en seis lanzamientos de campo. No encontró su mejor juego, aunque sí repartió asistencias (6). Ayudó en defensa, pero eso para él es insuficiente. Le pusieron dos «chapas» que le cortaron las alas.

Dani Díez

Inteligente. Abrió la pista, tuvo tiros relativamente cómodos -algunos no los metió- y ayudó mucho en defensa. El alero madrileño estaba motivado y volvió a mostrar la buena línea de actuación que está dejando en los play off. Anotó siete puntos y capturó siete rebotes -el mejor en ese apartado-. Se repartió buenos minutos con Eyenga y aprovechó que Rudy no está para mucho.

Jeff Brooks 

Batallador. Brooks se reveló anoche contra la adversidad. No fue su mejor partido y siguió en esa línea fría y alejada de su mejor versión. Pero mostró entrega y coraje. El ala-pívot tuvo mucho trabajo bajo los aros y aún así peleó cada pelota como si fuera la última. Muy celebrado fue un mate suyo al capturar un rebote.

Alen Omic 

Pilar. El pívot esloveno fue uno de los pilares a los que se sujetó el Unicaja para no desfallecer y para intentar sorprender al Real Madrid. Y todo eso pese a que sufrió muchísimo contra Ayón y Hunter. Omic aportó más en ataque que en defensa al anotar 12 puntos. Pero también acaparó demasiado protagonismo ofensivo -lanzó once veces a canasta, el que más-. Llamativo fue el tapón que Nocioni le puso en un mate, aunque fue falta que no señalaron los colegiados.

Alberto Díaz 

Esperanza. Fue el faro cajista en la penumbra desde el puesto de base. El malagueño dio sentido al juego cuando estuvo en pista (+12 de valoración del equipo con él en la cancha) y también se encargó de complicarle mucho la papeleta a Llull, aunque fuera imparable. Pocos tiros, pero bien seleccionados (7 puntos).

Kyle Fogg (sin calificar)

¿Por qué?¿Por qué no jugó anoche Kyle Fogg? Cierto es que el base norteamericano no atraviesa por su mejor momento y que no ha anotado desde que arrancó el play off, pero el Unicaja pierde una importante baza ofensiva con él fuera de pista. Debe recuperarlo Plaza por el bien del equipo. Y sentado en el banquillo no parece que vaya a llegar.

Christian Eyenga 

Currante. Supo leer muy bien el partido y es también un buen currante. Eyenga entendió que con un juego abierto no sacaría ventaja y comenzó a postear como si fuera un pívot. Ahí sacó mucho rédito de puntos y de faltas a los rivales. Luego ayudó muchísimo en defensa y por momentos se las vio con Llull, ya que con su capacidad atlética bien podía ponérselo difícil.

Carlos Suárez 

Defensivo. No tuvo su mejor día el capitán, que por momentos Nocioni lo maltrató, pero siempre da la cara. Después se centró y pudo ayudar algo más. Falló un tiro libre que podría haber apretado el final del partido. No anotó ninguno de su dos tiros de tres. Más defensivo que ofensivo.

Dejan Musli 

Perdido. No está claro si es que ha bajado su rendimiento o si Plaza ha dejado de confiar en él. Pero los minutos que Musli estuvo en pista no fue el jugador determinante que se debe esperar de él. Defensivamente fue muy blando y en ataque pudo aportar más. El pívot serbio debe dar un paso al frente para recuperar su mejor nivel porque anoche sólo jugó 9 minutos y aportó 4 puntos.

Viny Okouo

Peleón. Saltó a pista con el afán de meter músculo y pelear a los pívots rivales. Y lo consiguió. Hizo algunas jugadas interesantes, pero cometió faltas tontas, como casi siempre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine