05 de junio de 2017
05.06.2017
Final de temporada

Amargo final a una temporada sobresaliente

El Unicaja cerró una campaña histórica con el título de la Eurocup y el regreso asegurado a la Euroliga

05.06.2017 | 01:12
El Unicaja jugó este domingo su último partido del curso 2016/2017.

El final de la temporada no ha sido el mejor para el Unicaja. La derrota de ayer de los verdes frente al Real Madrid supone un 3-0 en el marcador del eliminatoria de semifinales que deja un cierto mal sabor de boca en equipo y afición, aunque no puede empañar una temporada que pasará a la historia por ser la que el equipo de Los Guindos ganó un título 11 años después, la Eurocup.

Lo cierto es que el Unicaja ha cumplido este curso con el gran objetivo que se planteó cuando los jugadores iniciaron los entrenamientos, el pasado mes de agosto. En un momento clave para el baloncesto europeo, en el que se está «cocinando» el futuro de la máxima competición continental de clubes, el Unicaja quedó apartado de la élite en la espectacular nueva Euroliga de 16 equipos que se ideó el pasado verano.

Por este motivo, la temporada arrancó el pasado mes de agosto con el único objetivo en la entidad cajista de regresar a la élite del Viejo Continente. Y eso fue ya un hecho la inolvidable noche de Valencia en la que el club cajista ganó la Eurocup. Un título con el premio añadido de la ansiada plaza de Euroliga para el próximo curso.

La temporada 2016/2017 que anoche echó el cierre en el Martín Carpena será recordada, sobre todo, por ese título europeo, el cuarto a la historia del club, tras la Copa Korac de 2001, la Copa del Rey de 2005 y la Liga ACB de 2006.

Una victoria continental épica con factor campo en contra desde el play off de cuartos de final contra el Bayern, al que hubo que remontar el 1-0 a favor de los alemanes después de el primer choque (1-2). Que siguió con una victoria ante Lokomotiv Kuban también con desventaja de campo (0-2) y que acabó con otra remontada imposible en el tercer partido de la finalísima, en la Fonteta, ante el favorito, Valencia Basket (1-2).

La fiesta en el parqué de la pista taronja y el recibimiento de la «marea verde» en el aeropuerto de la Costa del Sol a sus héroes, cerca de las 4 de la mañana, será inolvidable para todos los que estuvimos allí.

El resto de la temporada ha tenido luces y sombras. Es cierto. En la Copa del Rey, por ejemplo, el equipo no estuvo fino. El peor FC Barcelona de las últimas dos décadas apeó al Unicaja en el choque de cuartos de final, tras un partido horrendo de los de Joan Plaza en Vitoria.

En la Liga Endesa, el cuarto puesto final supone regresar a la élite del baloncesto español. El equipo fue de menos a más en la Fase Regular de la ACB para acabar de forma extraordinaria, amarrando el cuarto escalón liguero antes del inicio del play off.

Los de Joan Plaza, con ventaja de campo, superaron por 2-1 al Iberostar Tenerife en la eliminatoria de cuartos de final, pero la gasolina no aguantó para arrancar al menos un partido contra el Real Madrid, en estas «semis» que acabaron ayer.

En total, el equipo ha jugado 61 partidos, 38 de Liga Endesa (contando el play off por el título), 22 de Eurocup y 1 de Copa del Rey. El balance final es de 37 victorias y 24 derrotas.

Buenos números en general, que se convierten en una calificación de sobresaliente si nos atenemos al axioma de objetivo cumplido... y con creces. Ahora toca descansar para preparar lo que viene: Supercopa de España, Liga ACB, Euroliga y, quizás, Copa del Rey.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes