10 de junio de 2017
10.06.2017
Lejos de un acuerdo

La nueva propuesta del Unicaja sigue sin convencer a Díaz

El último ofrecimiento del club verde sigue dejando al base malagueño como el peor pagado de la plantilla, junto a Viny Okouo

10.06.2017 | 05:00
Alberto Díaz ha sido uno de los valores que ha tenido esta temporada Joan Plaza en su plantilla.

El base tiene dos años más de contrato y una cláusula de salida para cualquier equipo este verano que ronda los 150.000 euros.

­Las negociaciones nunca son sencillas y la nueva aproximación entre el Unicaja y Alberto Díaz acabó de forma abrupta. El club malagueño no llega a las cifras económicas que desea ganar el MVP de la final de la Eurocup y la distancia entre las dos partes ha comenzado a abrirse más de lo deseable. Las conversaciones entre el gerente del Unicaja, Ángel Bordes, y el agente del base malagueño, Arturo Ortega, están enquistadas. Tanto es así, que en el club ya se temen que el jugador pueda salir al mercado a explorar otras opciones.

Alberto tiene contrato en vigor, tras renovar el pasado verano por tres temporadas. Pero, como la mayoría de jugadores, tiene una cláusula de escape durante este verano. Esa cifra ronda los 150.000 euros. Una cantidad importante, pero a nadie se le escapa la excelente temporada del «Pelirrojo», su mejora continua en el tiro y sus opciones de acudir con la selección de Sergio Scariolo este verano. Todo eso le va a seguir revalorizando. Alberto es un valioso cupo de formación y, como complemento en un equipo importante de la Liga Endesa, puede cuadrar perfectamente en la agenda de varios clubes.

La intención del jugador malagueño es seguir muchos más años en Málaga, pero el club no llega a un acuerdo con su agente, a pesar de que ya se han producido varias aproximaciones, la última de ellas este mismo jueves. Sin embargo, no hay entendimiento. Y las posturas están muy lejanas.

Alberto Díaz, junto a Viny Okouo, tiene el contrato más bajo de la actual plantilla. El problema es que con esta nueva oferta presentada por el Unicaja, que prácticamente dobla su actual contrato, Alberto seguirá siendo el jugador de la primera plantilla con el peor salario. En este baremo sólo superaría al ya mencionado Okouo. El jugador quiere que se le valore y ha vuelto a rechazar la última proposición del Unicaja.

El malagueño se ha ganado en la cancha de juego una mejora que ahora está negociando. El «Pelirrojo» ha firmado una temporada sensacional. El pasado curso ya aprovechó la desgraciada lesión de Stefan Markovic y el escaso rendimiento de DeMarcus Nelson para hacerse con un hueco en la plantilla. Y esta campaña se ha encumbrado. Ha superado en la rotación tanto a Oliver Lafayette como a Kyle Fogg, siendo el base con más minutos de los tres y el titular cuando más se jugaba el equipo malagueño.

Díaz representa, además, la razón de ser del Unicaja: la apuesta por la cantera. A día de hoy, él es el estandarte del equipo. Representa en primera persona todos esos valores que el Unicaja lleva pegado al escudo: sacrificio, tesón, trabajo, esfuerzo... Alberto Díaz es la representación de Los Guindos en el primer equipo en toda su magnitud. Y ahora él quiere también sentirse respetado desde el punto de vista salarial.

El caso es que la propuesta del club oscila en los 200.000 euros por temporada coste club y eso es algo que ha enojado a su entorno. Su agente, Arturo Ortega, le ha pedido al club un esfuerzo mayor por retener a su base. Y el Unicaja deberá rascarse el bolsillo para contentar a su mejor defensor, al jugador que, con su trabajo defensivo, ha levantado al Carpena y al propio equipo en partidos tan importantes como ante Bayern Múnich, Lokomotiv Kuban o Valencia Basket. Su cláusula de salida actual es abordable para clubes grandes y Alberto, aunque sólo piensa en verde, no puede cerrarse ninguna puerta de futuro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes