23 de junio de 2017
23.06.2017
Fichajes

El Unicaja piensa en Oleson o Lima para cuadrar los cupos

El Unicaja necesita todavía un cupo más para la ACB, porque en su idea de una plantilla de 14 jugadores, Viny sería el 13, por lo que aún debe fichar uno más, con el escolta y el pívot, ambos cupos, en el radar

23.06.2017 | 05:00
El exbarcelonista Brad Oleson.

­El plan ideal del Unicaja para el curso 2017/18 sigue aún sin cuadrar. La idea primitiva del club necesita, a pesar de los movimientos de la última semana y las renovaciones de sus jugadores nacionales, un cupo de formación más. El Unicaja tiene ya en nómina, una vez efectuadas las renovaciones y ampliaciones de contrato, a cuatro cupos, los que marca la normativa para la ACB: Alberto Díaz, Dani Díez, Carlos Suárez y Viny Okouo. Pero la idea para esta próxima campaña es que Viny no tenga una plaza entre los 12 hombres que se inscriben en el acta, sino que tenga la ficha 13 del equipo. Y eso obligaría a realizar una incorporación de un cupo más. Las cuentas están claras.

La ACB obliga, en una plantilla de 12 jugadores, a contar con cuatro cupos de formación. En la perspectiva actual en la que trabajan Joan Plaza y Carlos Jiménez, la idea es que haya un plantel con 14 hombres, en los que dos canteranos ocuparían los puestos 13 y 14, mientras que los 12 de cada acta serían profesiones (incluido Alberto Díaz).

El caso ahora es que, en esta tesitura, el cuadro malagueño tiene a sólo tres cupos en esos 12 elegidos, ya que la idea con la que se trabaja en Los Guindos es que Viny Okouo sea el jugador número 13 del equipo. Así que, a día de hoy, Joan Plaza, cuando tenga a todos sus jugadores aptos, debería dar de baja en la ACB a un jugador para que entrara Viny, que debería tener ficha con el equipo EBA e ir entrando y saliendo en la ACB, sin gastar los diez cambios que cada equipo tiene disponible a lo largo de la temporada.

Eso... o la idea que está ya en marcha: fichar otro cupo. Por eso, el Unicaja espera acontecimientos y la salida de algún jugador exterior para acometer el fichaje del escolta estadounidense Brad Oleson, que es cupo de formación. Los contactos con el escolta comenzaron cuando el Barça le comunicó que no contaba con él. Y existe buena sintonía.

Oleson, que nació en el pequeño pueblo de North Poles (Alaska) hace 34 años, cuenta con el visto bueno de Joan Plaza, que avala su llegada. No es problema para él su edad. Quiere un jugador de ese perfil en el vestuario, veterano, con experiencia en grandes clubes y grandes competiciones. Y Oleson es ese hombre.

Entre otras cosas, porque necesita un cupo para cuadrar sus esquemas para el próximo curso. En esas cuentas también tiene cabida Augusto Lima. El pívot brasileño criado en Los Guindos no seguirá en el Real Madrid, donde tiene un año más de contrato.

Y el Unicaja ya se ha posicionado. «Gus» acaba de ser padre y un destino como Málaga sería perfecto para él. El pívot jugará el próximo curso como cupo de formación, aunque todavía tiene planes para este verano y buscará otras opciones.

El Unicaja espera acontecimientos, porque toda la planificación está, a día de hoy, cogida con alfileres. El entrenador quiere hacer, al menos, un par de cambios más en la plantilla, además de fichar un base y un pívot. Aunque tienen contrato, la continuidad de Jamar Smith, Kyle Fogg, Adam Waczynski y Dejan Musli no está garantizada

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes