20 de octubre de 2017
20.10.2017
Opinión. En busca del trono

Olvidamos la Liga Endesa

20.10.2017 | 05:00
El equipo se entrenó ayer antes de viajar a Atenas.

Las buenas o malas rachas en la liga doméstica no pueden hacer que el grupo se descentre de la competición a jugar. La máxima competición europea no perdona, cualquier distracción te penaliza, especialmente contra equipos de la talla del de esta semana.

Tras el sensacional debut en casa en la Euroliga, con victoria ante el Fenerbahce, vigente campeón de la competición, donde vimos a un equipo que fue capaz de sufrir ante la experiencia de un equipazo aspirante a revalidar el título Continental, hoy toca otro hueso duro: el Olympiacos.

En Málaga, con el pabellón casi lleno, como en las mejores ocasiones, el equipo jugó con personalidad, sabiendo aguantar los primeros 25´ del equipo turco que parecían imparables. Pero desde la defensa, con unos guarismos dignos de equipo consolidado, dejando que el campeón de Europa anotase 10 puntos en los últimos 12´ el grupo se agarró al partido y decidió que todos los presentes disfrutasen de un final de partido fantástico y lleno de emoción. Como no podía ser de otra forma la defensa hizo que la victoria se quedase en casa, en la última posesión, con 1 punto arriba defendimos para ganar y hasta el último aficionado ayudó a parar a Sloukas? ¡BRAVO!

¿Qué tiene que hacer el Unicaja para ganar en El Pireo?


1) Ejecutar el plan/es de partido trazado/s. Sobre el papel, si quitamos a sus super estrellas consolidadísimas (Spanoulis y Printezis), hay bastante igualdad en todos los puestos. Como equipo son un grupo más consolidado que el malagueño, saben a que jugar, nunca dan un partido por perdido y menos en su cancha.

2) Controlar los momentos de superioridad sobre el rival. Unicaja, con la gran calidad que tiene y posibilidades de jugar rápido y fácil puede ver posibilidades de ganar el choque antes de tiempo. Si en esos momentos, los jugadores se ven demasiado superiores será el primer paso para perder el partido.

3) Jugar fuera de casa, contra un equipo acostumbrado a ganar, es muy complicado si no estás listo para jugar a tope todos los minutos.

4) Llegar a los últimos 5´ con todas las opciones de ganar. Esto quiere decir que puedes llegar perdiendo, pero si has seguido el plan de partido es el momento de la verdad. En estos momentos es cuando el equipo y el talento (defensivo y ofensivo) tiene que salir a relucir. Sólo un dato, en el partido contra el Fenerbahce, Suárez y Augustine, en 20´ cada uno, aportaron mucho más defensivamente de lo que sus estadísticas señalaron, eso también es talento.


Olympiacos


El rival ganó la semana pasada al Baskonia en el destierro de Creta. Las bajas de Spanoulis y Tillie las suplieron muy bien como equipo. Mostraron una grandísima superioridad defensiva y de carácter durante 35´ sobre el equipo vasco. Me habría preocupado, si se hubiera recuperado Spanoulis, que Mantzaris juega mejor a su lado, eso sumado al pánico que supone defender al MVP griego se me antoja clave. Además, Thompson (NBA al poder) tendría menos responsabilidad que el primer día, jugaría con mas tranquilidad y sería un problema más para el Unicaja

Si se confirma que Spanoulis no juega por su lesión, el efecto «juegan sin su jugador mas importante» puede ser contraproducente en el equipo visitante. Jugadores y estructura defensiva tienen para rato y jugadores como Printezis, Papanikolaou, Milutinov y Thompson saben de qué va esto.

De una cosa si que estoy seguro, va a ser un partido muy interesante y el Unicaja tiene una gran oportunidad, de una vez por todas, de sumar en el Pabellón de La Paz y La Amistad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine