22 de octubre de 2017
22.10.2017
Liga Endesa

Partido de Euroliga, en modo Liga Endesa

El Unicaja afronta en la pista del Real Madrid, con un día menos de descanso que los blancos y tras volver de Atenas, otro buen test para seguir creciendo, con la duda de Brooks - Laso, sin Kuzmic, Randolph y Thompkins

22.10.2017 | 05:00
Joan Plaza regresa a la pista del Real Madrid, donde ya entrenó.

Un duelo de Euroliga trasladado a la Liga Endesa. Es lo que hoy veremos en el WiZink Center de Madrid, donde el Unicaja tratará de confirmar el buen nivel mostrado en Atenas y reafirmar que no va de farol en esta ACB ganando al actual subcampéon, el Real Madrid. Es un partido especial, qué duda cabe. El Unicaja lleva ya 13 derrotas consecutivas en la pista blanca. Y es hora de afilar el instinto y dar el primer zarpazo importante de la temporada fuera de Málaga.

El equipo malagueño aterrizó en Madrid la pasada madrugada, pasadas las 4.30 horas, descansó en un hotel de la capital y, tras tener la mañana libre, por la tarde se entrenó en la Ciudad Deportiva del Real Madrid en Valdebebas. El equipo de Joan Plaza tuvo sesión de trabajo en la «Casa Blanca» para soltar piernas y preparar el encuentro ante el Real Madrid de esta tarde (18.00 horas). Un día menos de descanso, porque el equipo merengue jugó el jueves, y en su pista, ante el CSKA Moscú.

Las lesiones son, sin duda, la cara más negra del deporte. Y el Real Madrid ha sufrido esta temporada dos pérdidas durísimas, dos golpes en su línea de flotación. Este verano perdió a Sergio Llull para al menos seis meses cuando disputaba un partido amistoso con la selección española. El jugador más desequilibrante del baloncesto europeo se rompió el ligamento cruzado. Y, aún en estado de shock, el pívot serbio Ognjen Kuzmic se despidió prácticamente de la campaña tras sufrir esa lesión en su rodilla. Sucedió el pasado jueves, en el escenario donde hoy se celebra el choque, en el encuentro de Euroliga ante el CSKA Moscú. El excanterano del Unicaja llegó al Madrid este verano como uno de los refuerzos importantes del equipo y el revés es brutal. Pero es que en ese mismo partido, poco después, a Anthony Randolph, uno de los jugadores más destacados en este inicio de curso en el baloncesto europeo, se le salía el hombro y con una luxación se perderá los próximos compromisos.

No serán éstas las únicas bajas para el plantel de Pablo Laso. Y es que el juego interior del Real Madrid está en verdaderos problemas. El ala-pívot Trey Thompkins se marchó hace unos días a Estados Unidos por un problema familiar y todavía no ha regresado a Madrid. Laso sólo dispone de dos interiores para la visita del Unicaja. Jugadores como Jeffery Taylor, Jonas Maciulis o Santi Yusta tendrán que echar una mano ahí. El juego interior debe ser una de las claves del encuentro. Jeff Brooks viajó ayer a Madrid y se entrenó con el equipo. Salvo que se encuentra débil tras pasar una gastroenteritis, el americano jugará. En la pintura debe empeñar sus esfuerzos el cuadro de Joan Plaza. Especialmente Gio Shermadini. La pasada temporada el pívot georgiano fue de los grandes protagonistas en los seis duelos que disputó su equipo, el MoraBanc Andorra, ante el Madrid. Shermadini destacó en todos los duelos, firmando unos números espectaculares, superando siempre los 20 puntos de valoración. Su media fue de 21,6 puntos y 28 puntos de valoración. Y todo eso, a pesar de no contar para el encuentro de esta tarde con Dejan Musli.

El serbio volvió a dar toda una exhibición en Euroliga, al igual que hizo contra el Fenerbahce en la primera jornada. Esta vez, el pívot serbio firmó un partidazo en El Pireo, donde hizo 12 puntos, 7 rebotes y 19 de valoración, en 16:07 minutos. Y eso que salió de la pista al comienzo del tercer cuarto y no volvió a aparecer más.

Plaza sigue fiel a su idea de no contar con el balcánico, a pesar de que podría darlo de alta, ya que al tener también de baja a Milosavljevic no hay ningún problema de cupos en este sentido. Es también curioso que Plaza prescinda para la «batalla» de Madrid de Milosavljevic, que fue también de los mejores en el encuentro en El Pireo, con 10 puntos consecutivos en el último cuarto y estadísticas de 14 puntos, 5 rebotes y 13 de valoración. La rotaciones le dejan descansar hoy. No hay que olvidar que el serbio jugó el Eurobasket con su selección y que llegó hasta la final. Tuvo más carga de partidos que sus compañeros. También es verdad que Milosavljevic necesita rodaje, pues se lesionó la pasada campaña con el Alba de Berlín y estuvo fuera de la competición los tres últimos meses por un problema en el codo.

Hoy, muy pendientes del niño maravilla Luca Doncic, partido de Euroliga, pero en formato ACB.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine