01 de diciembre de 2017
01.12.2017
Opinión. En busca del trono

¡La toma del OAKA!

01.12.2017 | 05:00
El OAKA es el pabellón de la Euroliga con más afluencia de espectadores este curso.

21 de diciembre del 2005. 20:45 horas. Esa temporada Unicaja ganó la Liga ACB y en la primera fase de la Euroliga fue el mejor equipo de Europa. Balance de 12-2 (11 victorias seguidas tras 2 derrotas) contra equipos como CSKA (ese año fue el campeón), Real Madrid, Partizan, Montepaschi Siena€ y Panathinaikos. Creo que nunca se había ganado en Atenas, al menos en el OAKA. Ese equipo parecía imbatible a las órdenes de Obradovic. Pero ese día Unicaja ganó 78-82 de visitante en tierras helenas. Nunca he tenido la sensación en la cancha de que era imposible ganar un partido como ese día. Si alguien se caía en el campo, eran los nuestros; si había heridas, eran nuestras; cualquier balón dudoso, era para los griegos (mucho respeto por el campeón griego). Al descanso, +16 para el Unicaja. Los 20.000 (o los que entren ahí) apretaban de lo lindo y la segunda parte fue tremenda€ ¡ganamos! (exhibición de Marcus Brown, Risacher, Berni y Carlitos Cabezas).

Pues este partido de hoy, me parece una situación bastante parecida a aquella víspera de puente de la Constitución de 2005. Podría parecer que, mirando la clasificación en Euroliga (Pao 4° y Unicaja 14°) y las rachas de ambos equipos (Pao 4 victorias, Unicaja 3 derrotas) es muy complicado este partido. Lo es evidentemente, pero no lo es más que otros. Si sumamos las bajas (Shermadini y Waczynski) todavía parece más difícil.

Cuando hay bajas en los equipos y no hay quién las sustituya, los jugadores tienen que multiplicarse, pero cuando las hay es la hora de aprovechar las oportunidades. Hoy huele a reivindicación. Una oportunidad para jugadores como Musli o Viny Okouo. Especialmente el canterano, que lleva un mes sin tocar el rectángulo de juego. Un jugador que en defensa es capaz de saltar en los pick & roll, de defender el 1x1 y de cambiar tiros, y en ataque no necesita el balón como Shermadini o Musli. A él le valen las continuaciones para machacar el aro y el rebote ofensivo. Un jugador con energía positiva acumulada durante un mes. No es el mismo caso el de Dani Díez, pues él pisa la cancha a diario, pero si le puede valer para hacer un buen partido y demostrar que puede sumar mucho para el equipo.

¿Cómo preparar un partido como el del OAKA? 1) Presión cero. Vista la trayectoria de ambos equipos, el % de victoria en Atenas está algo a favor de los locales, yo diría que 51-49. 2) A pesar de clasificación y rachas de victorias-derrotas, las estadísticas están muy parejas en todos los apartados, a poco que se mejore en el % T3p la victoria estará cerca. 3) Tras una semana de entrenamientos (parón por las ventanas FIBA), el equipo va a estar mejor por lo que la moral debe estar a tope. 4) Jugadores lesionados=jugadores nuevos =energías nuevas que ayudarán a ganar.

Panathinaikos de Atenas

Equipo muy bien construido y perfectamente dirigido por uno de los mejores entrenadores de Europa (Xavi Pascual está en el top 5 diría yo). Mucho equilibrio en todos los puestos y ritmo de juego muy controlado desde la defensa. Gran ambiente en sus partidos como local que les hace perder pocos partidos. Su juego pasa por las manos de su base, Nick Calathes (14 pts 7 asis 17 val) que está en uno de los mejores momentos de su carrera, muy bien secundado por Gist (10 pts 4 reb), Singleton (10 pts 6 reb 45% T3p), KC Rivers (10 pts 40% T3p) y Pappas (10 pts 42% T3p). Tiran muy bien de 3 pts y pueden machacarte en un día bueno desde el 6,70. Gran opción de ganar en la carretera tras una buena semana de entrenamientos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine