18 de diciembre de 2017
18.12.2017
Actualidad

Okouo pide una cesión pero el Unicaja no le deja salir

El pívot del Unicaja, que hoy cumple 50 días sin jugar un partido, pretende marcharse a un equipo donde tenga minutos y recupere el tiempo perdido, pero el club ya le ha comunicado que cuenta con él, que la temporada es muy larga y que continuará en Málaga

18.12.2017 | 05:00

Viny Pierrot Okouo (10 de abril de 1997, Brazzaville, República del Congo) le ha pedido al Unicaja que acabe con su situación y le permita salir a otro club, en calidad de cedido, para recuperar el tiempo perdido, jugar al baloncesto y volver a sentirse útil y continuar así con su progresión, estancada ahora mismo. El pívot africano no juega un partido desde hace, justo hoy, 50 días. Sus últimos minutos con la camiseta verde datan del 29 de octubre, en el Unicaja-Estudiantes de Liga Endesa celebrado en el Martín Carpena. Okouo tan sólo ha participado en seis de los 25 partidos que ya ha disputado el equipo de Joan plaza, con una presencia de 8:08 minutos, en los que ha aportado 3,3 puntos, 2,2 rebotes y 2,7 de valoración.

La salida de Dejan Musli hace ya un par de semanas abría una ventana para el jugador africano, de 20 años de edad, y que partía este curso como el gran referente de la cantera de Los Guindos en el primer equipo, una vez que Alberto Díaz ya se ha consagrado de verde. Sin embargo, tampoco la marcha del serbio ha permitido a Viny tener minutos.

El jugador está cansado de su situación. Especialmente, porque en el club le comunicaron este verano que iba a ser un jugador con minutos, que iba a entrar en la rotación y que, especialmente en la Liga Endesa, sus apariciones iban a ser habituales.

Esto, por el momento, no se ha cumplido. La temporada ya ha sobrepasado su primer tercio de competición y Okouo sólo ha jugador seis encuentros con la camiseta verde. El propio Viny ha mostrado su compleja situación con varios tuits en los que, de forma irónica, hablaba de su momento en la plantilla cajista.

El Unicaja conoce el malestar del jugador y los contactos con sus agentes ya se han producido. Viny ha pedido al club que le permita salir de inmediato, en forma de cesión, para poder seguir creciendo. Parece óbice que su eterna presencia en el banquillo no es la mejor forma de que uno de los valores más firmes del club pueda avanzar en su formación. Pero la respuesta del club ha sido, en este momento, negativo. El Unicaja le ha comunicado que tenga paciencia y que su momento ya llegará. Que siga entrenando duro, a la espera de oportunidades.

No es la primera vez que esto sucede. Este mismo verano, el agente del jugador, Arturo Ortega, ya le pidió al Unicaja una cesión para que el chico tuviese minutos. Como en su día hizo, por ejemplo, Alberto Díaz. O tal y como hacen en la actualidad otros canteranos cajistas, como el alero Romaric Belemene y el ala-pívot Kenan Karahodzic, ambos en Oviedo, en LEB Oro. Y el pívot rumano Cris Uta, también cedido este curso. Pero al pívot se le insistió en que iba a ser un jugador importante en la rotación, que iba a tener minutos y oportunidades en un curso tan largo.

Esa promesa no se ha cumplido, y es lo que más preocupa en el entorno del jugador. Por suerte, las lesiones están respetando a los pívots, una posición, además, muy bien cubierta, en la que están Gio Shermadini y James Augustine. Y hasta hace poco el denostado Dejan Musli. Viny reclama minutos. El pasado curso colaboró en 38 partidos con sólo 6:35 minutos en pista. Si no puede ser en el Unicaja quiere seguir creciendo fuera. El club, por ahora, cierra esa posibilidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine