01 de mayo de 2018
01.05.2018
Pívot

Augustine ultima la tramitación de su pasaporte español para ser comunitario

El pívot estadounidense, casado con una valenciana, hace ya meses que inició los trámites para adoptar la doble nacionalidad, sin renunciar a la americana - Los abogados del jugador del Unicaja, de 34 años, confían en obtener la documentación en los próximos meses, por lo que ya no ocuparía plaza de extracomunitario el próximo curso, lo que le abre un nuevo panorama

01.05.2018 | 05:00
James Augustine se tira a por un balón en el partido del pasado domingo en el Carpena contra el Bilbao Basket.

El pívot del Unicaja, James Augustine, ultima los trámites para obtener en breve la documentación que le permita obtener el pasaporte español. El jugador verde está casado con una valenciana llamada Elena, tiene dos niñas y hasta hace poco no pensaba en esta idea. Pero ya el año pasado, al acabar su periplo en Rusia, James inició los trámites y, según ha podido saber La Opinión, el jugador obtendrá la doble nacionalidad en los próximos meses. Los abogados de Augustine llevan ya un tiempo con este asunto y se prevé que durante el verano pueda jurar la Constitución y compartir la nacionalidad estadounidense con la española, fruto de su matrimonio.

El jugador americano ha militado durante un lustro en España (Gran Canaria, Valencia, Murcia y ahora Málaga) y de su matrimonio con la valenciana Elena ha surgido la opción de tener también DNI. James seguirá manteniendo su nacionalidad de origen, pero dejará de contar como extracomunitario para la ACB. Sin embargo, al no poder ser considerado seleccionable, no contará como cupo nacional, sino como comunitario. A pesar de eso, se abre un interesante abanico para su futuro. No es lo mismo, lógicamente, ser extracomunitario que europeo. Cada club de ACB puede tener únicamente a dos jugadores extracomunitarios y puede llegar hasta los cinco comunitarios. Lo que le abre a él y al Unicaja un más que interesante futuro.

El de Illinois está siendo un jugador clave en este Unicaja. Y la obtención de un pasaporte sería una noticia sensacional en Los Guindos. La continuidad de Augustine es asunto prioritario, porque su nivel es espectacular. Con él en pista, además, sus compañeros son mejores. Y ése es un factor determinante que convierte a Augustine en una verdadera estrella.

Las dos plazas de extracomunitarios están cubiertas en el Unicaja 2017/18 por Ray McCallum y por el propio Augustine. Más allá de la decisión de futuro que se tome con el irregular base americano, si Augustine libera una plaza se podría reforzar el equipo en otra posición.

Ya tiene el Unicaja a un jugador estadounidense que actúa como europeo gracias a su matrimonio con una comunitaria. Es el caso de Jeff Brooks. El ala-pívot contrajo matrimonio hace un par de años con la italiana Benedetta Pennati, a la que conoció cuando militó en el Dinamo Sassari de Cerdeña. Fruto de esa relación ambos tienen un bebé. Fuentes jurídicas explicaron que Brooks aún no tiene la documentación que le acredita como ciudadano italiano a todos los efectos. Está en vías de obtenerlo, por lo que será ciudadano italiano a todos los efectos y podrá jugar con la selección. Eso sí, su matrimonio y la documentación actual que posee le permiten estar inscrito como comunitario.

Augustine y su fichaje han sido un acierto total en la política de contrataciones de este verano. Llegó el último, pero su rendimiento está siendo el más positivo. El pívot es el jugador más utilizado por Joan Plaza. Nadie en el Unicaja ha jugado más minutos que él: 1.336. Y, a pesar de sus 34 años recién cumplidos, sólo se ha perdido un partido de los 62 que ya se han disputado este curso, a pesar de su problema en la muñeca y en el menisco de su rodilla.

Augustine firmó un contrato por una única temporada, por lo que el Unicaja y su agente deben sentarse a negociar. Los asuntos de Augustine los lleva la agencia Hoops Internacional, comanda en España por Paco López y Álvaro Tor, y asociada a la estadounidense Priority. También llevan los asuntos en el Unicaja, precisamente, de Brooks y de Ray McCallum.

El jugador verde ha dicho ya públicamente en varias ocasiones que su deseo es continuar en la Liga ACB y en España. El Unicaja debe andarse con mucho ojo, porque su próximo pasaporte español le abrirá puertas en otros clubes nacionales. Especialmente, en el Valencia Basket. El jugador visita la ciudad del Turia cada verano y mantiene unos lazos estrechos con una ciudad. Sólo pudo jugar una campaña como taronja (2010/11), en la que una complicada lesión en el pie lastró su rendimiento en ese ejercicio. Después jugó un año en el Murcia antes de fichar por el Khimki ruso, donde militó cuatro años. Su llegada a España tuvo la firma del Gran Canaria, donde jugó con Pedro Martínez como entrenador, ahora coach del Baskonia.

Decidida la opción de seguir en ACB, el Unicaja debe mover ficha. Especialmente, porque Augustine ha explicado ya que, a sus 34 años, no es prioritario jugar Euroliga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes