12 de septiembre de 2018
12.09.2018
Torneo Costa del Sol

Un anillo de la NBA en el Costa del Sol

El entrenador del Olympiacos, David Blatt, entrenó a Cleveland Cavaliers en el curso 2015/16, fue despedido en enero cuando lideraba su Conferencia por desavenencias con Lebron James, pero el propietario de la franquicia le entregó el anillo de campeón por su trabajo

12.09.2018 | 05:00
David Blatt y Lebron James, en un partido, una relación que acabó en divorcio, condenada por la estrella, que no respaldó a su coach.

Cuando David Blatt obró el milagro de coronar al Maccabi Tel Aviv como campeón de la Euroliga derrotando, contra todo pronóstico, al Real Madrid en la Final Four de 2014 no podía imaginarse que los Cleveland Cavaliers de la NBA iban a llamar a su puerta. El entrenador nacido en Boston, de religión judía y que hizo carrera en Israel había mostrado su pericia con la selección de Rusia, había coronado al Maccabi y ahora le llegaba la gran oportunidad de entrenar, siendo un coach novato en la NBA, al más alto nivel. El propietario de la franquicia, Dan Gilbert, le eligió para comandar la era postLebron, desastrosa tras la salida de la megaestrella y con varios intentos ya fallidos, a pesar de haber contado con tres primeras elecciones de draft: Kyrie Irving, Anthony Bennett y Andrew Wiggins.

Tampoco podía esperar Blatt que, semanas después de firmar su lucrativo contrato de cuatro temporadas y 20 millones de dólares (incluidos bonus), su proyecto iba a transformarse al anunciarse la vuelta del «Rey» James a casa, a la franquicia de Ohio. El equipo realizó varios cambios, con la llegada de Kevin Love y la salida de Bennett y Wiggins, y se recuperó de los problemas físicos de Lebron durante buena parte de la temporada para llegar mejor a los play off por el título. Pero en plenos cruces surgieron los primeros encontronazos serios entre Blatt y Lebron.

«Que me den a mi la pelota. Es así de sencillo», espetó James en plenas series, al confesar que no había obedecido la pizarra de Blatt en un final de partido apretado en segunda ronda ante los Bulls en Chicago. Cleveland fue capaz de llegar a la gran final, pero en el sexto partido, Golden State Warriors se convirtió en el gran campeón de la NBA. Antes, Blatt había quedado señalado al solicitar un tiempo muerto cuando ya no le quedaban, subsanado a contrarreloj por su segundo, el exbase Tyronn Lue, y el propio Lebron James. Con empujón incluido de James a Blatt delante de los árbitros, enviando al coach a la zona de banquillo.

El verano fue tranquilo, pero pronto regresó la polémica. En el partido estrella de las Navidades en la NBA en 2015, Cleveland volvió a perder en la reedición de la gran final contra Golden State. Unos días después, de nuevo ante Warriors pero en casa, los de Ohio cayeron de forma vergonzosa: 98-132. Las críticas subieron, los jugadores veteranos crearon su grupo y Lebron ya no sentía el respeto necesario por Blatt. Sin embargo, Cleveland lideraba su Conferencia, pero la propiedad no aguantó más y el 23 de enero de 2016, y tras ganar a los Clippers por 115-102, Blatt fue destituido. El entrenador rookie fue devorado por un monstruo llamado Lebron.

Hubo voces que señalaron a James como el causante del despido de Blatt. Brendan Haywood, ex jugador de los Cavs, fue el que más claro habló sobre ello. «El entrenador Blatt nunca quiso enfrentarse con LeBron. Era un entrenador novato y LeBron es algo grande. Nunca corregía a LeBron. Si no bajaba a defender, seguíamos viendo el vídeo pero sí corregía a otros. Te das cuenta de esas cosas y es cuando empiezas a perderle el respeto», llegó a confesar.

Sea como fuere, Blatt acabó su andadura en Cleveland y su recambio fue su segundo, Tyronn Lue, hombre de confianza de Lebron, y uno de los ayudantes más caros de la NBA, con más de dos millones de dólares de sueldo. Cleveland enderezó la temporada y acabó conquistando el título de campeones de forma increíble. La NBA se rindió al «Rey» Lebron.

Meses después, el propietario de la franquicia, Dan Gilbert, le ofreció el anillo de campeones a Blatt, como recompensa de su trabajo y por haber formado parte del proyecto. «Cleveland me lo ofreció y acepté gentilmente porque me lo presentaron de una manera que fue muy respetuosa», dijo Blatt durante el pasado curso, una vez que ya se había hecho cargo del Darussafaka turco, al que hizo campeón de la Eurocup. «Los Cavaliers querían darme un anillo porque la organización sintió que yo contribuí al campeonato. No es mi campeonato, lo reconozco, pero también siento que hice algo allí y acepté porque era una oferta amable de su parte. Lo más importante para mí fue que sentí que sentían que se había ganado, no se había dado, por lo tanto, estaba feliz de aceptar», dijo Blatt.

Este verano, el estadounidense aceptó la oferta del Olympiacos. Y se sentará en el Torneo Costa del Sol, para darle más prestigio aún a la competición que reúne, de jueves a sábado, a Unicaja, Real Madrid y Olympiacos. Blatt sigue dando lustre al Costa del Sol, donde ya vinieron entrenadores del nivel de Zeljko Obradovic (Fenerbahce), el mejor técnico del Viejo Continente, y otros históricos como Sergio Scariolo (Milán), Pablo Laso (Real Madrid), Rimas Kurtinaitis (Khimki) o Dusko Vujosevic (Partizán). Blatt y su anillo de campeón de la NBA estarán en este Costa del Sol. Todo un lujo para el evento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes