17 de noviembre de 2018
17.11.2018
Liga Endesa

Prueba de nivel para el Unicaja

El equipo malagueño juega esta noche con el Morabanc un partido entre dos equipos en un gran momento y que determinará si puede luchar por ser cabeza de serie de la Copa del Rey

17.11.2018 | 05:00
Jaime Fernández, soltando una «bombita», podrá jugar en Andorra.

Jaime Fernández viaja con la expedición y jugará ante sus excompañeros.

Partidazo en el Principado de Andorra. El Unicaja pasa hoy por una de las pruebas más llamativas e interesantes de la temporada (20.30 horas/Movistar MD2 - 55). El equipo malagueño, en plena racha triunfal, con un espectacular arranque de temporada, se mide ante el Morabanc Andorra. En una pista complicada, ante un rival que viene de asaltar la cancha del Real Madrid y de sacarle los colores al Kirolbet Baskonia, el Unicaja quiere medir su estatus y sus verdaderas opciones de luchar por ser cabeza de serie para la Copa del Rey Madrid'19.

La temporada sigue su curso y el Unicaja se ha convertido en una apisonadora. Los números no engañan, como el algodón. 15 partidos han visto ya pasar la campaña 2018/19: 12 triunfos y tres derrotas. El bagaje es, simplemente, impresionante. La plantilla ha asumido rápidamente las ideas de Luis Casimiro Palomo y su estilo de jugar al básket. El Unicaja está siendo un rodillo cuando es capaz de unir trabajo en las dos partes de la pista. El reto es ese, darle continuidad a la defensa, jugar fluidos y saber mandar también en ese «otro» baloncesto cuando las rentas son amplias. En Turín o Frankfurt, el Unicaja dejó escapar ventajas muy altas y acabó sufriendo. Pero ganando€ Que eso es lo importante. Aunque urge controlar los tempos del partido en esa tesitura, con todo a favor.

Los defectos están perfectamente identificados. Hay que defender más, rebotear mejor en defensa y ser capaces de tener más constancia en el juego. El Unicaja está siendo un equipo muy bonito de ver. Juega divertido, nunca se va de los partidos y ha sido capaz de competir con una baja muy importante, la de Alberto Díaz. El malagueño es el «jefe» de la defensa verde y su presencia es cada vez más importante. Especialmente ahora, con Brian Roberts aún aterrizando en Málaga, con escaso interés por agachar el culo y defender. También se sobrepuso el cuadro verde a la baja de Jaime Fernández en Fránkfurt.

Se habla abiertamente de «Jaimedependencia» en el Unicaja. Y es cierto€ ¿quién no va a tener un tremendo magnetismo y va a dejar de depender de uno de los jugadores más en forma de toda Europa? Jaime es el mejor en la Liga Endesa (líder en valoración) y el hombre que está moviendo los hilos de este Unicaja. Por eso, la preocupación cundió cuando los médicos detectaron un edema óseo en la meseta tibial de su rodilla, tras una fea caída en el encuentro ante el Café Candelas Breogán. Jaime ha estado tratándose esta semana, no viajó a Alemania y sí que será de la partida en la expedición a Andorra, como ya informó ayer este periódico.

El jugador madrileño ha viajado con el resto del equipo a Andorra, donde militó el pasado curso. El reencuentro va a ser muy especial para él, ya que el propio Jaime ha confesado que su marcha del Estudiantes al equipo del Principado fue clave para iniciar su despegue definitivo como jugador de baloncesto de elite. Tiene mucho que agradecerle al equipo andorrano, aunque hoy no va allí como «coleguita», sino a buscar el triunfo.

¿Se puede ganar en Andorra? Sí. Lo han conseguido esta temperada ya dos equipos como Manresa (77-82) y Tenerife (81-96). Andorra tiene sus puntos débiles. El trasvase de Joan Peñarroya a Ibón Navarro no ha sido tan sencillo como el de Plaza a Casimiro en Málaga. Y los andorranos han pinchado en varias ocasiones, aunque ahora viven un momento muy dulce de juego. Ganarle al Madrid en la capital de España (105-107) no lo hace cualquiera. De hecho, nadie había asaltado la pista blanca esta temporada. Y este último fin de semana, el Morabanc le pintó la cara al mismísimo Baskonia: 93-73.

La historia verde dice que ganar en Andorra es difícil. Allí ha perdido en sus tres últimos enfrentamientos: 66-60, 92-87 y 82-79. El Unicaja ganó por última vez en Andorra en 2015, por 74-77.

Si Jaime Fernández es el hombre clave en este Unicaja, el Morabanc también tiene a su «unicornio»: Dylan Ennys. El base americano, con un físico privilegiado, está firmando un inicio de temporada brutal. Su potencia, sus tremendas zancadas, su facilidad para penetrar€ Ennys es una gran amenaza para hoy. Especialmente, porque Roberts no defiende y Jaime jugará «tocado». Casimiro tendrá que pensar en Salin o Milosavljevic para frenarle. Navarro cuenta con la duda del pívot Moussa Diagne, un jugador muy incisivo dentro de la zona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes