12 de enero de 2019
12.01.2019
Malagueño

Cabezas sigue su carrera en Hungría

El base malagueño, a sus 38 años, inasequible e incombustible, ficha por el Alba Fehervar de Hungría, que juega la Champions de la FIBA, hasta final de temporada

12.01.2019 | 16:30
Cabezas, en su etapa en el Unicaja.

El malagueño Carlos Cabezas, mito viviente del básket y representante de la generación del 80, la mejor que ha vivido en su historia el baloncesto español, seguirá con su carrera en el Alba Fehervar de Hungría, uno de los clubes más potentes de su país, que juega la Champions de la FIBA y que está entrenado por el técnico español Jesús Ramírez. Cabezas tenía otras ofertas, una muy importante de Uruguay, pero ha preferido seguir su carrera en Europa, después de que en los últimos años haya tenido sendas experiencias en Argentina y Venezuela.

Nada frena a Cabezas, que a sus 38 años recién cumplidos, quiere dilatar aún más su sensacional carrera profesional. Júnior de Oro, campeón del mundo con la selección, ganador de la Copa del Rey 2005 y de la Liga 2006 con el Unicaja, en la mejor etapa en la historia del Unicaja, ex del Khimki ruso, Baskonia, Fuenlabrada, CAI, Orleans, Real Betis o UCAM Murcia, el base malagueño da un nuevo paso en su palmarés, fichando por el Alba Fehervar.

Cabezas se entrena de forma individual a caballo entre Málaga y Marbella, esperando una nueva oferta que le fuera atractiva en lo deportivo y en lo económico. Ha tenido varias propuestas, del básket sudamericano y de aquí de Europa, pero ha tratado siempre de esperar una última llamada del Unicaja, para ayudar al equipo de sus amores en un perfil secundario, aportando experiencia y ayudando al equipo, especialmente tras la lesión de Alberto Díaz. El club malagueño no quería realizar fichajes, pero la mala dinámica emprendida hace unas semanas le obligó a cambiar de opinión y fichar a Ryan Boatright.

El sueño de Cabezas resultaba, de esta forma, ya imposible, con lo que se ha decidido a aceptar este ofrecimiento hasta final de curso por el Alba Fehervar de Hungría, que juega Champions de la FIBA. Ciudad a 50 kilómetros de Budapest. Carlitos tiene cuerda a los 38 años y seguirá impartiendo allí magisterio.

El equipo húngaro atraviesa por problemas clasificatorios. El Alba Fehervar es el undécimo en una liga de 14 equipos, con un balance de cinco victorias y nueve derrotas. Está en una situación reconducible, ya que el equipo está a sólo dos triunfos del octavo clasificado y, por lo tanto, de los play off por el título en Hungría.

El Alba Fehervar compagina su periplo en su Liga con la segunda competición de la FIBA, la llamada Europe Cup, en la que el equipo sí que está jugando a un mejor nivel. De hecho ha accedido al Top 16 del torneo y el Alba Fehervar es ahora es segundo clasificado del Grupo J, con un balance de dos triunfo y una derrota.

Una nueva aventura para Carlitos Cabezas, el malagueño que quiere seguir ampliando campos y que se resiste a colgar las zapatillas. El base, probablemente el mejor baloncestista malagueño de todos los tiempos, sigue haciendo historia. Hungría le espera ahora. Este domingo tomará ya un avión a Budapest para emprender su nueva aventura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes