13 de enero de 2019
13.01.2019
Zona press

De sobrado

13.01.2019 | 05:00

Hace pocos días Lebron James se autoproclamó el mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos. Así, sin anestesia ni nada. Sinceramente, no podemos negar que es un jugador total. Con 2,03 metros de altura y una fuerza descomunal, es capaz de jugar en cuatro posiciones en la cancha. Y lo digo pensando en la clave que usan los americanos para establecer esto de definir en qué posición puedes jugar. Ellos, que se supone que saben más que nadie de baloncesto, consideran que puedes jugar en la posición en la que puedes defender. Por eso Lebron puede jugar de base, escolta, alero y como 4. Pero si alguien considera que también puede hacerlo como pívot, no seré yo quien diga que un tío tan fuerte fisicamente no es capaz de defender a los mejores pívots de la NBA.

Es evidente que Lebron James, al que apodan «el rey» (y se lo ha debido de creer), es un jugador capaz de botar el balón como un base, tirar con el acierto de los mejores tiradores del mundo, jugar al poste bajo, atacar en dribling el aro, jugar pick and roll... Cuando juega a campo entero y pone toda su potencia a la máxima velocidad yendo hacia canasta es totalmente imparable. Vamos, seguro que da hasta miedo cuando eres un defensor y lo ves venir. A ver quién es el valiente que se pone delante...

Es el auténtico líder del equipo donde juega. Se hace la plantilla alrededor de él. Dicen, no sé si es verdad o no, que él decide si se recluta a tal o cual jugador. También dicen que manda más que el propio entrenador. No sé si eso de liderar un grupo y ese punto de egocentrismo que transmite con declaraciones como estas, es muy compatible. Pero también debemos reconocer que su carrera se va llenando de títulos. Ya ha ganado el anillo de la NBA en tres ocasiones y ha sido elegido como el jugador más valioso de la liga cuatro veces. Y todavía no se ha retirado, por lo que puede ser que las vitrinas del salón de su casa todavía se puedan llenar con algunos triunfos más.

Pues es cierto que Lebron James es un fuera de serie como jugador y seguro que podrá ser considerado como uno de los mejores jugadores de la historia, no me cabe la menor duda. Pero creo que para esto primero debería acabar su carrera como jugador profesional, para ver cuál es finalmente el número de anillos que logra o cuántas veces es considerado mejor jugador del campeonato, por ejemplo.

Pero hay un detalle que me parece muy importante a la hora de evaluar quién es el mejor jugador de la historia. Y es que no sé yo si es algo que se pueda establecer, puesto que el baloncesto que se hacía en los tiempos de Larry Bird o Magic Johnson no es el mismo que la posterior época de Michael Jordan, baloncesto que tampoco tiene nada que ver con cómo se juega ahora, en la etapa de Lebron James, Stephen Curry o Kevin Durant.

Ahora bien, eso de ser considerado el mejor jugador de la historia debe ser algo de lo que deben encargarse los analistas. Cuando eres tú el que te consideras el mejor en vez de los demás, algo falla. También creo que algo tan difícil como establecer quién es el mejor debe tener un porcentaje de importancia cómo te comportes fuera de la cancha y sobradas de este tipo como autoproclamarte tú el mejor no le hacen mucho bien al bueno de Lebron.

Sin duda alguna, el baloncesto es un deporte en el que tiene importancia la estadística. Este puede ser un importante vehículo para llegar a ciertas conclusiones. Como los títulos logrados. Pero hasta esto es relativo puesto que, repito, el baloncesto de antes no es el de ahora. Y seguro que el de ahora será diferente al del futuro.

Y por último, está el gusto personal de cada uno, que para gustos están los colores como dice el dicho. Aquí sí que es respetable que a Lebron James el jugador que más le guste sea el propio Lebron James. Es respetable pensarlo. Decirlo ya me parece demasiado aunque él, como todos, tiene derecho a expresarse con total libertad y sin ningún tipo de humildad según parece.

Personalmente, no me atrevería a decir quién es el mejor jugador de la historia del baloncesto por todo esto que he intentado explicar. Sí que puedo deciros que el jugador que más me gusta y que más veces hizo que trasnochara por verle jugar es Michael Jordan. ¿Y vosotros a quién elegís?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes