31 de enero de 2019
31.01.2019
La Opinión de Málaga
Rival de Eurocup

Así es y así juega el Alba de Berlín, rival del Unicaja en la Eurocup

El equipo alemán, entrenado por Aito García Reneses, se mediará a los verdes en un play off de cuartos de final al mejor de tres partidos, con ventaja de campo para los alemanes

31.01.2019 | 13:17
Aíto, con sus jugadores

No le espera al Unicaja un futuro nada fácil en la Eurocup. El equipo verde perdió este miércoles ante el Valencia Basket en el Carpena y se quedó sin ninguna opción de acabar campeón de su grupo del Top 16 de la Eurocup. Clasificado ya matemáticamente para el Top 8 como segundo clasificado del grupo G, le espera el campeón del grupo E, el Alba de Berlín de un viejo conocido: Aíto García Reneses. La eliminatoria será un play off al mejor de tres partidos, con ventaja de campo para los alemanes. Es decir, que el cruce arrancará en la capital alemana, el segundo partido será en el Carpena y si es necesario el desempate del tercer choque, se jugará de nuevo en pista germana.

Ojo con los alemanes, un equipo con una plantilla sin nombres espectaculares en el baloncesto continental, pero que juega de memoria, que sabe lo que hace y que gana partidos con una cierta facilidad. El Alba que se va a encontrar el Unicaja en la eliminatoria está muy marcado por el estilo de Aito que se conoce bien en Málaga y del que participó activamente Ángel Sánchez Cañete, entrenador ayudante de Aito y ahora de Luis Casimiro. Su conocimiento de la forma de trabajar y de la filosofía de baloncesto del ahora entrenador del Alba puede venirle bien al Unicaja a la hora de preparar la eliminatoria.

El Alba es un equipo muy agresivo, con una defensa que siempre buscan las lineas de pase y que tiene la característica de defender especialmente el lado fuerte del balón. Es el sello de Aíto. Ellos van a ir a robar balones y van a ser muy intensos atrás defendiendo en el uno contra uno. Su juego de ataque se basa en su defensa. Ellos pueden hacer con cierta regularidad 10 canastas de contraataque por partido. Esa marca que ya hacía Aíto en Málaga la sigue teniendo ahora en su etapa en Alemania. Es un equipo muy trabajado, que le gusta jugar posesiones rápidas. Si pueden correr, no lo dudan un segundo.

El rival cajista en los cuartos de final europeos es un equipo muy trabajado, con conceptos muy claros. Tiene muy buenos tiradores. Su máximo exponente es el alero lituano Rokas Giedraitis. Es su máximo anotador. Tira de 3, penetra, pero no juega bloqueo y continuación. Es muy agresivo atrás, muy rápido, del estilo de Aito. Su jugador más importante, sin embargo, es el ex del Tenerife y del Valencia Basket Luke Sikma. Es su gran baza interior. Crea muchas ventajas jugando de 4. Puede postear y tirar de 3. Es su jugador más desequilibrante a pesar de no ser el que más anota o el que mejores números hace.

A diferencia de otros equipos de esta segunda competición continental, Aito cuenta con una plantilla larga. Juegan muchos jugadores y una de las cosas que más le gusta a Aito es hacer debutar a gente joven. Este año ya lo ha hecho con 2, Tim Schneider y el júnior Franz Wagner. Es habitual que 5 jugadores anoten 10 o más puntos porque hay una buena lectura de partido de todo el grupo y una buena circulación de balón, algo que le hace al equipo ser siempre competitivo.

El play off será con ventaja de campo para los germanos, un problema añadido. Ganar en su ambiente será muy difícil. Berlín es una pista muy dura, aunque el Alba ha demostrado ser también un equipo que no se arruga a domicilio. Buena prueba es que en semifinales de la Copa de Alemania contra el Bayern Múnich (equipo revelación esta temporada en la Euroliga), con factor cancha en contra, los de Aito fueron capaces de superar la eliminatoria y plantarse en la finalísima, en la que medirán fuerzas contra el Brose Baskets.

Otros nombres propios del rival continental de los verdes son el base Payton Silva, que está lesionado, pero que es posible que sí pueda llegar a tiempo en marzo para jugar el cruce contra el Unicaja, el escolta Hermansson, una anotador puro muy peligroso en el tiro exterior y el pívot camerunés Nnoko.

El artífice del buen momento del Alba es Aito García Reneses. Su salida del Unicaja por la puerta de atrás (literalmente) y con una enorme bolsa de basura con sus pertenencias es una imagen que está en el recuerdo de los aficionados del Unicaja. Pero eso es pasado porque ahora ha encontrado en Berlín un sitio ideal para trabajar a sus 72 años de edad. Allí es feliz. Además, está rodeado de españoles: Himar Ojeda es el director deportivo del club, tiene de ayudantes a Israel González y Carlos Frade y cuenta con Pepe Silva como preparador físico.

Reneses ha devuelto con sus buenos resultados (actual subcampeón de la Bundesliga) y su filosofía del baloncesto la ilusión a la afición amarilla y la gente vuelve a acudir en masa a su pabellón, en una ciudad que cuenta con la particularidad de su macrooferta deportiva todos los fines de semana con equipo al más alto nivel nacional e incluso europeo en deportes de todo tipo: fútbol, balonmano, hockey sobre hielo...

La eliminatoria se puede decir que estará muy igualada y que se decidirá por pequeños detalles. Es verdad que la ventaja de campo es para los alemanes porque sus resultados han sido mejores, pero no es menos cierto que su grupo de Top 16 con Partizan, Rytas lituano y Monaco francés es mucho más flojo que el que ha tenido que librar el Unicaja con el Valencia, el Estrella Roja serbio y el Limoges galo.

La cita será a partir de la primera semana de marzo. Es de esperar que con Carlos Suárez ya al cien por cien y con Ryan Boatright mucho más metido en la dinámica del equipo de Luis Casimiro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook