13 de febrero de 2019
13.02.2019
Capitán

Carlos Suárez quiere disputar su décima Copa del Rey, la quinta en Málaga

13.02.2019 | 10:43

El Unicaja llega a la Copa con cuatro jugadores «novatos» en estas lides (Ryan Boatright, Brian Roberts, Mathias Lessort y Kyle Wiltjer) pero también con dosis de experiencia. De hecho, dos jugadores verdes ya han ganado una vez la Copa del Rey. Carlos Suárez la ganó en 2012 y Dani Díez lo hizo en la Copa de Málaga 2014. Ambos, con el Real Madrid.

El «capi» del Unicaja sueña con poder jugar la Copa. El ala-pívot se recupera a contrarreloj de su lesión de gemelo y aspira a disputar su décima edición del torneo del k.o. Por ahora acumula ya nueve participaciones y un título, con el Real Madrid, en la Copa de Barcelona 2012, en el imponente Palau Sant Jordi. Sería, si es que puede jugar, su quinta experiencia con el Unicaja en su sexta temporada en Málaga.

La Copa de Málaga 2014 fue su debut, con la temprana eliminación en cuartos de final ante el CAI Zaragoza. En Las Palmas 2015 se vivió la mejor versión del Unicaja, pero el Barça, en semifinales, dejó fuera al plantel costasoleño. Y tras una ausencia de un año en La Coruña, Suárez cayó luego con el Unicaja a las primeras de cambio en la Copa de Vitoria 2017 y en la Copa de Las Palmas 2018. Ahora vuelve el equipo a la carga, con Suárez como capitán de la nave verde y con ganas de poder jugar al fin.

«Me encuentro bien después de haber estado dos meses casi en el dique seco. Ayer empecé a entrenarme con mis compañeros y esperando al jueves, a ver cómo pasa la semana y la sensaciones que tengo. Las sensaciones son las típicas cuando llevas dos meses sin entrenar. Me falta ritmo y estoy para ayudar a mis compañeros y si entro o juego poder aportar de manera positiva al equipo. Si llego y no me encuentro bien no voy a forzar porque sería egoísta por mi parte».

Es su décima Copa del Rey. Es una Copa deseada. En su casa. Pero tiene claro que no va a arriesgar. «Yo quiero estar el jueves porque si perdemos estamos en casa, pero está claro que yo quiero estar para ayudar al equipo. Si yo no me encuentro bien hablaré con Luis y le diré que honestamente no estoy bien», dijo el ala-pívot, que cree que el Iberostar Tenerife es uno de los peores rivales que le podían tocar al equipo malagueño en esta Copa del Rey de Madrid. «Ellos lo que quieren es que nosotros vayamos de favorito. Ahora, el Tenerife es el equipo más en forma de la Liga, con el Barça. Es una final y no podemos pensar en más allá del jueves».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes