29 de marzo de 2019
29.03.2019
Plantilla

Dos fichajes inmediatos para el Unicaja

La incorporación del base Alberto Díaz y del escolta Jaime Fernández al equipo ofrece un nuevo panorama a Luis Casimiro para encarar el esprint final de la Liga Regular y el futuro play off

29.03.2019 | 05:00
Jaime Fernández se retira lesionado en los cuartos de final de la Copa.

No han sido fáciles las últimas semanas para el Unicaja. Ni en el trabajo del día a día ni por los resultados. La eliminación de la Copa del Rey a las primeras de cambio contra el Iberostar Tenerife y la derrota en cuartos de final de la Eurocup, después de desaprovechar un partido en el Carpena para decidir la eliminatoria frente al Alba alemán, han sumido al «unicajismo» en una especie de depresión, a la que no ha ayudado tampoco la imagen ofrecida por el equipo.

La baja de larga duración de Alberto Díaz, unida a la de Jaime Fernández desde la cita copera, han sido dos cuestiones fundamentales para explicar el bajón del equipo respecto al del inicio de temporada, cuando con toda la plantilla en perfectas condiciones, el equipo se hartó de jugar bien y de ganar partidos, tanto en la ACB como en competición continental.

La ansiada vuelta de los lesionados ya es inminente. La espera toca a su fin este mismo fin de semana con Alberto Díaz, que salvo cambio de planes, se vestirá de corto el domingo en el Pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza para medir fuerzas contra los maños, en el choque correspondiente a la jornada 25 de la Liga Endesa.

El regreso del escolta madrileño quizás deba esperar una semana más, pero es casi seguro que no pasará tampoco del próximo partido liguero en el Carpena contra el Joventut (el domingo 7 de abril), fecha en la que Luis Casimiro podría tener ¡por fin! a toda su plantilla en perfectas condiciones.

Los dos «fichajes» llegan en un momento clave, con el Unicaja jugándose en los próximos dos meses el objetivo de acabar la Fase Regular en la cuarta plaza liguera, lo que le daría ventaja de campo en el play off por el título de cuartos de final.

Alberto Díaz se lesionó el pasado 2 de enero en el debut del Unicaja en el Top 16 de la Eurocup ante el Valencia, sufriendo una rotura en el isquiotibial tras resbalar con la publicidad del parqué de La Fonteta. La lesión fue en la misma zona en la que se había dañado ya previamente el 17 de octubre, con una rotura de grado 1 del tendón conjunto isquiotibial de la pierna derecha, en el encuentro también de Eurocup celebrado en la pista del Mornar Bar de Montenegro.

Alberto reapareció el 7 de diciembre, casi dos meses después de su percance en pista balcánica, pero sin casi tiempo de recuperar el ritmo competitivo tuvo ese percance en la Fuente de San Luis que le devolvió a la enfermería verde.

Alberto, tres meses después


Desde entonces hasta hoy, tres meses de recuperación fuera de las pistas y una baja para el equipo clave por lo que el base canterano aporta en defensa y también por lo que contagia a los demás. De hecho, su ausencia en la cita copera de Madrid y en ese cruce continental ante el Alba ha sido para muchos factor fundamental de la doble derrota del equipo cajista.

Es una norma en el staff médico del club de Los Guindos no arriesgar nada con la salud de sus jugadores y con las fechas de su regreso a las pistas. Alberto Díaz lleva ya varios entrenamientos con el resto del equipo, aunque esta semana es verdad que ha subido el ritmo y la intensidad para equipararse ya con sus compañeros. Por ello, salvo que haya un cambio de planes, está previsto que el base sea uno más en la expedición que viaje mañana a Zaragoza.

Está previsto que se vista de corto y que, dependiendo de cómo vaya el partido, pueda jugar algunos minutos. Para ello, por cierto, el club deberá dar de alta al base malagueño en la ACB, ya que está fuera de la lista de 12 desde que Ryan Boatright llegó como refuerzo el pasado 8 de enero (habrá que ver, por cierto, cuál es el futuro a partir de ahora del base americano).

Alberto Díaz se retira lesionado, tras resbalar con la publicidad sobre el parqué de La Fonteta. | Superdeporte

El otro «fichaje» inminente para el Unicaja será el regreso de Jaime Fernández. El madrileño se echó mano a la parte trasera del muslo de su pierna derecha en una penetración en la última jugada del partido de los cuartos de final de Copa del Rey de Madrid frente al Iberostar.

Jaime había recibido una falta antideportiva anteriormente, y después de anotar los dos tiros libres, cogió el balón en banda. El base-escolta penetró a canasta y ahí sintió un pinchazo. Rápidamente se lo comunicó a Luis Casimiro, y se fue al banquillo cojeando y con ostensibles gestos de dolor. Le dio un puñetazo de rabia a la parte acolchada de los leds y se sentó en su silla.

Al día siguiente se confirmó que la lesión era seria. Las pruebas a las que fue sometido desvelaron la existencia de una rotura de fibras de grado II en el bíceps femoral de su pierna derecha. El propio club verde estimó entonces en torno a ocho semanas su baja, dos meses para los que faltan todavía un par de semanas.

Pero Jaime evoluciona bien y aunque este partido de Zaragoza llega algo pronto para él, lo cierto es que el próximo contra el Joventut parece que puede ser el día escogido para el de su regreso. En este caso, el club no tiene que comunicárselo previamente a la ACB ya que al escolta no se le dio de baja y ha seguido siendo uno de los 12 inscritos para cada partido, a pesar de estar lesionado.

El equipo viaja mañana hasta la capital maña. El choque en el Pabellón Príncipe Felipe será el domingo a partir de las 17 horas con el arbitraje de Martín Bertrán, García Ortiz y González Gálvez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes