14 de abril de 2019
14.04.2019
Alero del Unicaja

"Si yo fuera el presidente, me quedaría con Waczynski para el año que viene"

La temporada 2018/19 no está siendo como Adam Waczynski esperaba, y lo reconoce

14.04.2019 | 05:00
Adam Waczynski, sentado frente al Martín Carpena.

«King Kong» ha atravesado muchos altibajos este curso, como el resto del equipo. Al alero se le mira con lupa y él lo sabe. Asume su parte de responsabilidad y quiere mejorar en lo individual y en lo colectivo en esta recta final - El polaco tiene una temporada más firmada: «Quiero jugar aquí cuatro años, devolverle toda la confianza al club»

Adam Waczynski, polo del club, gafas de aviador y café con leche, escucha atento. Mira el cuestionario de reojo y sonríe, responde, duda, guarda silencio y se confiesa. El polaco de Torun (15 de octubre de 1989), padre de un hijo y una hija, aún espera lo mejor de sí y del equipo en esta recta del curso.

¿Cómo va todo?
Bien, todo bien ya, tuve un problemita en los isquios, nada grave, y con una semana de descanso mejoró. Hay que tener cuidado con los músculos, porque Alberto y Jaime tuvieron problemas más graves, y por eso paramos.

Buena racha de triples ante el Joventut€ ¡Lo necesitaba!
Es divertido entrar en el campo y que tus compañeros te pasen libre y meterlas. Es muy guay, con el Carpena animando tanto.

Y atacando una zona€
Mejor, mucho mejor (risas). Cuando entran los tiros ante la zona todo es más fácil, te relajas. Cuando no entran empiezan los nervios y esperas con ansiedad que entren los tiros.

Tiradores, una raza especial.
Lo más importante es tener buenos tiros, y que la bola vaya directa, tener tus piernas preparadas€ y la psicología también es importante en el tiro y en el juego.

Un partido a la semana, ¿qué tal el equipo?
Todos estamos tristes y enfadados por no jugar la semifinal y la final de la Eurocup. Estamos trabajando en mejorar, entrenando duro para jugar más duro en los partidos, y es un tiempo importante. Tenemos ahora tiempo para preparar partidos y descansar, que es importante. Cada parte de la temporada tiene su valor.

¿Han echado mucho de menos a Alberto y Jaime?
Los dos nos van a ayudar mucho. El otro día, el Carpena estuvo vivo otra vez. Son dos buenos jugadores y españoles, y nos van a ayudar mucho, son importantísimos.

Dice que el Carpena estuvo vivo otra vez. ¿Lo ha sentido marchito en este tiempo de malos resultados del equipo?
Lo de la Eurocup y la Copa les puso tristes y mucha gente dejó de venir otra vez. El pabellón estuvo lleno ante el Alba y luego, no. Hay gente que siempre está con nosotros, pero otros no. Y notamos su tristeza, y lo sentimos.

El equipo ya está al completo, ¿qué se puede lograr?
Es bueno, porque en los partidos, cuando alguien no tiene buen día, otro compañero puede salir y dar mucho más. No todos podemos jugar 30 minutos, pero en los 15 que tengamos hay que dar todo.

Ante el Joventut usted salió ya en el tercer cuarto.
Es complicado, pero es así en los equipos grandes, con 12 ó 14 jugadores. Tienes que dar desde el primer segundo, y la mentalidad es pensar en esto que tienes. Has de disfrutar de lo que te da el entrenador, y sólo pensar en esto.

39% en triples, ¿qué le pasa? Hace dos años, 43,8% y el año pasado llegó hasta el 46,4%.
(Se queda pensativos). No lo sé€ ¿Eso es sólo ACB?

Son números de la temporada.
(Silencio). No lo sé. Son muchas cosas. (Silencio).

¿Qué cosas? Porque es casi un 10% de bajada en tiro. Supongo que influyen muchos aspectos: calidad de pase, compañeros€ No sólo usted y su muñeca.
Muchas, muchas, muchas cosas. Son muchas cosas. Puede ser que los tres o cuatro primeros meses hiciera malos tiros. Tras pick and roll, tras fade away, quizá ahí hice malos tiros. Últimamente hago mejores tiros. Tengo que seleccionar mejores tiros. Ahora todos los jugadores en la NBA tiran muchos, han bajado estadísticas, tiran de cualquier forma, tiros muy rápidos.

¿Influye también la forma de juego de este año del equipo, con más tiro y más posesiones?
El entrenador siempre dice que hay que tirar si tenemos un tiro abierto. Pero muchas veces, haces defensa y luego ataque rápido; y defensa y ataque rápido; y defensa y ataque rápido. Y cuando llegas al siguiente ataque, aunque estés liberado, el tiro no es el mismo, llegas cansado. Son muchos factores.

El Unicaja ha tenido la peor defensa de su historia en la ACB pero en los cinco últimos partidos ha encajado un promedio de 15 puntos menos. ¿Qué ha cambiado para mejorar esto?
Otra vez, muchos factores€ Un solo partido a la semana, más descanso, más trabajo específico en cada entrenamiento€ Estamos enfocados ahora en disfrutar en defensa porque sabemos que podemos anotar 100 puntos cada día, pero no hemos pensado en la defensa. Hemos ganado muchos partidos anotado 100 puntos y encajando 95. Y cuando ganas, no piensas tanto en lo que haces mal. Y cuando comienzas a perder es cuando te planteas que hay que cambiar cosas. Perdimos con Baskonia, Tenerife, Alba Berlín, encajando puntos€, y todos pensamos entonces en la defensa. Fue el momento en el que cambió todo eso.

En verano, tras los cambios en la plantilla, yo pensé que Adam Waczynski iba a ser un referente clave en el equipo, pero no está siendo así. ¿Por qué?
En mi carrera, cada año fue mejor que el anterior. Después de la temporada pasada, en la Euroliga, tras un buen año para mí, yo pensaba como tú, y tenía esa presión, de sentir que tenía que hacer algo más. Y esa presión no vale para nada, te puede llegar a hacer daño. Cuando piensas te presionas. Te dices que vas a meter dos triples, y que si un fade away€ Pero no funciona así. He cambiado ahora mi forma de pensar. Juego para el equipo y creo que todo va a volver a mí.

¿Ha hablado de esto con alguien?
Con los entrenadores, con los compañeros, con los amigos€ Todos te aportan y todos tienen su parte de razón. Y ahora yo debo encajar el puzzle. Estoy en un buen momento, puedo mejorar el físico y me centro en ayudar al equipo a ganar en cada partido.

Ocho partidos para el final.
Muy poco, se ha pasado todo muy rápido. Hemos jugado ya contra Real, Barça y Baskonia. Tenemos ahora partidos con rivales peligrosos porque están abajo, como Lugo o Murcia. Fuera de casa sólo jugamos bien 25 ó 30 minutos, pero debemos jugar 40. Y debemos jugar para estar a tope siempre, jugar siempre a tope.

Cuartos con Valencia. ¿Cuál es el objetivo?
Creo que podemos ser cuartos. Valencia tiene que jugar con Madrid, Barça y Baskonia, y tenemos que jugar allí, que será clave. Ser cuartos es mucho mejor para tener factor cancha. Ser terceros no es imposible, pero sí muy difícil.

¿Qué tal con Luis Casimiro tras dos años con Joan Plaza?
El juego es un poco diferente, pero al final todo es baloncesto. El sistema en defensa es un poco diferente. Cada entrenador tiene algo diferente. Él es nuestro jefe y nosotros somos trabajadores, y hacemos lo que nos pide. Ahora ya han pasado muchos meses y todo es más fácil, todo está más claro.

El equipo no dio la talla ni en la Copa ni en la Eurocup. ¿Está de acuerdo?
En la Eurocup tuvimos mala suerte. Es verdad que jugamos muy mal en casa pero en Berlín en tres minutos se nos fue. El problema es que en febrero no estuvimos bien, no sé por qué. No estuvimos bien en muchas cosas, en defensa y ataque. Nos metían muchas canastas fáciles y en ese momento en febrero fue complicado.

Si Valencia gana la Eurocup el lunes, el Unicaja no jugará la Euroliga. ¿Sería un fracaso?
Con las nuevas reglas es una pena que no haya una oportunidad para la ACB. El Unicaja es mejor que Darussafaka o Buducnost. El nivel de la Euroliga podría ser mejor, pero las reglas son así y no podemos hacer nada, ya no depende de nosotros. Si el Alba gana sí dependerá de nosotros. Ahora sólo podemos pensar en nosotros. Si de ocho meses sólo estás bien seis, no es suficiente. Es también una experiencia para nosotros de cara al futuro. Hay que jugar cada partido como el último.

Tiene un año más de contrato. ¿Quiere quedarse en Málaga?
Claro que sí. Esta temporada para mí individualmente no está siendo como yo quería, pero todavía no ha terminado. Quiero quedarme y dar mucho más. Quiero saber que le doy al equipo eso que necesita. Es mi tercer año aquí, luego estaré cuatro. No hay muchos que hagan eso, y quiero devolver al club esa confianza.

Le pido un ejercicio de imaginación. Si usted fuera el presidente, ¿renovaría a Waczysnki?
Yo sí. Si yo fuera el presidente, yo sí me quedaría con Waczynski para el año que viene. ¿Por qué? Creo que soy un chico que no busca problemas, que quiere escuchar, que quiere aprender, que no hace tonterías, que quiere tener buen ambiente en el vestuario, que en la pista no soy un chupón. Quiero tirar, pero también pasar la pelota. Y siempre es bueno tener un jugador así. No soy perfecto, sé que tengo cosas buenas y malas, que he de seguir trabajando.

Embajador One Team. ¿Qué tal la experiencia?
Muy chulo, muy divertido. Siempre estoy abierto a estas cosas. Es una buena experiencia, porque para la gente de Síndrome de Down, cada día es como un título. Les puedo dar una sonrisa y eso es algo que me llena. Me preguntan por los partidos, me dan abrazos y son increíbles. También tuve una gran experiencia con la gente de Proyecto Hombre. Y es una experiencia para la vida. Cada verano, Martin Gortat hace un campus y yo, desde 2013, voy por cuatro o cinco ciudades. Y en cada una hay 300 niños en la pista, y trabajamos un día con ellos, y es muy divertido.

Y en verano, el Mundobásket.
Después de 52 años, imagínate, es la segunda vez en la historia que jugamos un Mundial. El país está feliz. Le ganamos a Croacia, que es algo muy chulo, y tengo ganas de vivir esta experiencia en agosto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes