23 de abril de 2019
23.04.2019
Reacciones

Casimiro, sobre la Euroliga: "El club me ha dicho que sigamos trabajando"

El entrenador dice que ahora no es el momento de "hacer balances", que están "jodidos, dolidos y afectados" y pide ser "sólidos fuera de casa" para poder ganar en Valencia

23.04.2019 | 14:49
Gregorio Torres

El Unicaja se quedó sin Euroliga hace ocho días. El lunes de la semana pasada, el Valencia ganaba la Eurocup al Alba Berlín, por lo que dejó sin ninguna opción al equipo malagueño de lograr un billete para la Euroliga 2019/20. Nadie en el club ha hablado públicamente desde entonces así que este martes, La Opinión le cuestionó a Luis Casimiro Palomo, entrenador del equipo malagueño, por un balance propio de no haber logrado uno de los grandes objetivos propuestos a principio de curso.

"No puedo estar para balances ahora, tengo que estar en el partido de mañana (por el Valencia-Unicaja). Yo no puedo estar en balances ahora. Está claro que era uno de los objetivos que teníamos y había un par de opciones y se nos cerraron las dos. El balance es que no puedo estar, y mi trabajo ahora es que el equipo esté dispuesto a competir mañana. No puedo estar pensando en balances, ni en situaciones extra porque no puedo gastar mi energía en otras cosas que ahora mismo a mí no me ayuda a ganar mañana", dijo.

Se le cuestionó si alguien de la cúpula del club le había comunicado alguna situación concreta o el sentimiento de la entidad sobre la pérdida de la plaza en Euroliga, y el mensaje ha sido que siga "adelante". "Hemos estado dolidos y afectados cuando hemos ido perdiendo opciones o hemos perdido algún partido, claro que sí. Desde el club se le ha comunicado al entrenador que "hay que seguir trabajando". "Que debemos seguir trabajando para seguir adelante y seguir con lo que tenemos en la mente. Estamos jodidos, como todos. Pero que tenemos que seguir trabajando".
El Unicaja, tras la derrota ante el Breogán, vuelve este miércoles a jugar, en la pista del Valencia Basket, un encuentro clave para retomar la cuarta plaza liguera. "Es un rival difícil y competitivo, con mucha confianza en sí mismo, que viene de hacer grandes cosas, que está en una buena dinámica y preparándonse para realizar nuestro trabajo lo mejor posible. Y si estamos dolidos, hacer un buen trabajo para poner las bases de recuperar el terreno perdido, recuperar la cuarta plaza porque nos hemos descolgado", dijo.

"Tenemos que retomar la situación de sentirnos bien, porque jugamos muy buen partido ante el Joventut y queremos recuperar la cuarta plaza. ¿Que hay un extra de motivación? Vamos a utilizar todas las armas que tengamos. Cualquier motivación de la que dispongamos lo vamos a intentar. Nos debe mover sentirnos bien, competir, hacer el trabajo bien hecho y a partir de ahí, a ver cómo acabamos. Tenemos la oportunidad de recuperar la cuarta plaza. Dicho queda, ahora tenemos que hacerlo. Nos quedan muchos partidos todavía, hasta el último con Andorra. Es un partido más. Cada posibilidad que dejas atrás es una oportunidad menos, es un partido igual de importante", prosiguió.

Casimiro sólo piensa en la cuarta plaza, y aunque empate ahora con Manresa, no quiere mirar atrás. "Nunca miro hacia atrás, nunca. Me ha ido bien, y siempre miro hacia arriba. Cuando acabe la jornada veremos. Ahora sólo digo que tenemos una grandísima oportunidad de recuperar la cuarta plaza y eso es lo que tengo que mirar y eso es lo que quiero hacer".

Ryan Boatright seguirá fuera de la dinámica del equipo y no se le dará de alta en la ACB para jugar ante el Valencia, a pesar de la lesión de Carlos Suárez. La plaza del capitán la ocupará el canterano Morgan Stilma, que aunque no ha debutado aún esta temporada sí que ha hecho todo el entrenamiento. Para esa cita, y sin el capitán, Casimiro usará como "cuatro" a Dani Díez, y no quiso desvelar, para no dar pistas a Valencia, si Mathias Lessort iba a jugar también en el puesto de ala-pívot. "Si lo leen en Valencia, pon que juega Kyle (Wiltjer) de cinco y Adam (Waczynski) de cuatro", bromeó Casimiro, que luego confesó: "Dentro de las posibilidades que hay es una más, claro", apostilló sobre Lessort, mucho más capacitado para defender a Will Thomas que Díez o Wiltjer.

Admitió el técnico que ante el Breogán el equipo jugó un "mal partido" y que "no mereció ganar". "Hicimos un mal partido, está claro. En ese aspecto sobre todo, porque nos dominaron en el tablero, con segundas opciones y cuando tienes 20 tiros menos... En ataque tampoco estuvimos mal y no hicimos el trabando necesario para ganar. No nos merecimos ganar", resumió. El mal partido llegó tras un parón. "Después de cada parón hemos perdido, nos ha faltado mucha competitividad, pero no me sirve como excusa. El calendario viene así y teníamos que haber estado más metido y más predispuestos. Es una realidad. En la previa dije todo se medirá por el resultado y si es bueno, todo será positivo y si no, se condicionará. Mantengo que el trabajo fue bueno esas dos semanas. El equipo si lo aprietas se deja entrenar. Pero la puesta en escena, lo que nos da la valoración nos faltaron muchas cosas. Es de los peores partidos de la temporada", finalizó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes