01 de mayo de 2019
01.05.2019
Liga Endesa
Movistar Estudiantes7280Unicaja

El Unicaja rompe su gafe ante el Estudiantes

El equipo malagueño, que no ganaba lejos del Carpena en ACB en sus siete últimos encuentros y en todo el 2019, vence en Madrid y se anima de cara a la recta final liguera

01.05.2019 | 14:34
El Unicaja rompe su gafe ante el Estudiantes
Lessort, con Cook.

El Unicaja supo cocinar bien el partido ante el Movistar Estudiantes y, tras una primera parte en la que se dedicó a intercambiar canastas, asestó un primer golpe en el arranque del tercer cuarto que sirvió para abrir una renta de 13 puntos (46-59). El "Estu" recuperó la distancia perdida, pero en el inicio del último parcial volvió a ser fiable, subiendo la intensidad en defensa y acertando en la lectura de juego en ataque (58-70), con un Mathias Lessort imperial (14 puntos) y acabó ganando el encuentro por 72-80. Un gran Alberto Díaz, que dio solidez al juego en los dos aros; otra racha positiva de Wiltjer en el tiro; y detalles de Jaime y Dani fueron lo mejor de un Unicaja que encontró muchas facilidades ante un débil Estudiantes.

Los malagueños, de paso, volvieron a ganar a domicilio en la Liga Endesa, algo que no habían hecho en sus siete últimos encuentros y en todo el año 2019. Las tres bajas del equipo madrileño, sin Brizuela, Gentile y Suton, y el pésimo partido de Clavell, ayudaron a los cajistas en su empeño. Jugó de nuevo el equipo de Luis Casimiro a rachas, hilando buenos con malos minutos, y eso le dio para ganar al cuadro colegial y sacar su segunda victoria consecutiva tras la del domingo en el Carpena ante el Burgos.

El Unicaja salió a intercambiar canastas. Wiltjer sacó petróleo a la mal defensa de Caner-Medley y Whittington hizo lo propio ante Shermadini, aprovechando su mayor velocidad. El Unicaja fue siempre por delante, con 10 puntos del canadiense (10-15), pero cuando Wiltjer se empeñó en hacer cosas que no sabe, como postear, el Estudiantes pudo correr y darle más velocidad al juego: 19-17. Con poca actitud defensiva, debilidades marcadas y abuso del triple, el partido era un "pum, pam, pum" que no beneficiaba en nada a los cajistas, que llegaron al bonus a dos minutos del final del primer acto. Una canasta sobre la bocina de Dani dejó el empate a 21 en el electrónico al final del primer cuarto.

Un triple de Alberto Díaz puso el 23-28 pero Hakkanson volvió a igualar (28-28) mientras que Lessort reclamaba más bolas en la pintura a base de canastas y de trabajo en el poste bajo. El francés, además, forzó la segunda falta de Whittington, el estudiantil más desequilibrante en la pintura. Caner-Medley, el mejor reboteador de la ACB, seguía a lo suyo, con 7 rebotes ya, y apretando un partido que otro ex del Unicaja, Omar Cook, volvía a poner en franquicia para los suyos: 32-31. El Unicaja, poco acostumbrado a jugar duro en defensa, volvió a meterse en bonus, esta vez a 4:58 del final. Puntos gratis para los estudiantiles, que agradecieron el regalo: 36-33.

En los peores momentos verdes, Brian Roberts, el tipo con más calidad del Unicaja, decidió tomar el control y se jugó tres ataques casi consecutivos, con tiros muy cómodos a 3-4 metros del aro que entraron, y voltearon la situación de minicrisis: 36-39. Lessort subió su décimo punto al marcador con un dos más uno ante Arteaga, y el Unicaja se fue al descanso mandando por 40-42. Con un juego más equilibrado en la recta final del segundo cuarto, cargando el juego en Lessort y con Roberts moviendo los hilos, el Unicaja fue mejor equipo. Pero debía mejorar mucho en defensa en la segunda mitad.

La salida del Unicaja tras el paso por vestuario fue eléctrica, con triples de Wiltjer y Jaime, y canastas de Shermadini y Alberto. Sólo los puntos de Arteaga aventajando al georgiano impidió al Unicaja romper el encuentro de salida: 46-54. Caner-Medley y Whittington se cargaron con tres faltas, mientras Clavell seguía fallando triples. Todo iba de cara para el Unicaja. Un triple de Milosavljevic puso al Unicaja 11 arriba: 46-57. Y Josep María Berrocal tuvo que parar el partido porque hasta Wiltjer se daba el lujo de rebotear en ataque y subir la renta a los 13 puntos: 46-59.

Estudiantes no encontraba la forma de anotar y se centró en lo que peor sabe hacer, lanzar de tres puntos. Pero fue su mejoría en defensa lo que logró cortar la buena racha verde y llevar a errores absurdos a Jaime y Lessort, con pérdidas tontas. Al "Estu" le comenzaron a entrar los triples. Whittington y Hakkanson vieron aro. Un parcial de 10-0 dejó al Unicaja de nuevo en muy poquita cosa. El 58-61 del final del tercer cuarto dejaba el partido abierto.

Pero el Unicaja no dio opciones al equipo colegial, que llegó al partido sin Brizuela, Gentile y Suton. Salin anotó su primer triple, Lessort robó y machacó y luego anotó un alley oop de Roberts para devolver los 10 puntos al Unicaja en el marcador: 58-68. Dani Díez subió a los 12 (58-70) y Josep María Berrocal ordenó una defensa zona en su equipo para tratar de cambiar la dinámica del encuentro.

Otra vez malas decisiones cajistas, con un Waczynski horrible, y con Whittington ganándole la partida a Shermadini, hizo que el Estudiantes se volviera a ver con claras opciones: 65-70 (a 3:26). Shermadini sacó dos faltas y Jaime, otra vez muy irregular, anotó de tres (65-75). El Unicaja lo tenía controlado, pero Casimiro se empeñó en mantener a Gio en pista, y los madrileños trataron de arañar puntos. Todo fue en vano y en la guerra del tiro libre, el Unicaja acabó imponiéndose por 72-80.

Las estadísticas del partido, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes