11 de julio de 2019
11.07.2019
Competición europea

El subcampeón de la Eurocup también jugará la Euroliga

Los cambios aprobados por la máxima competición del básket continental eliminan el límite de un máximo de cuatro equipos españoles en la competición, pero la Liga Endesa, por contra, se queda sin su plaza fija

11.07.2019 | 20:25
Imagen de la reunión de la Euroliga mantenida en Múnich.

El Unicaja jugará la Euroliga 2020/2021 si gana la próxima edición de la Eurocup... o también si queda subcampeón. Es la gran novedad aprobada en la asamblea celebrada en Múnich del máximo órgano del baloncesto continental.

Todo tiene sus pros y sus contras. Es verdad que el Unicaja tendrá una doble opción de estar en la siguiente edición de la Euroliga a través de la Eurocup, pero por contra se queda sin opciones a través de la Liga Endesa, que pierde su licencia de acceso directo para el mejor clasificado, sin contar a Real Madrid, Barça y Baskonia, que mantienen su Licencia A plurianual.

Otro aspecto positivo es que se elimina la restricción de un máximo de cuatro equipos del mismo país. Es decir, que podría otra vez haber cinco equipos españoles jugando la máxima competición continental

Hay un matiz a tener en cuenta. De los dos clubes clasificados desde la Eurocup para la Euroliga, el que logre el mejor puesto final tras el play off repetirá billete al año siguiente. Si esto ocurriera, la plaza del subcampeón de la Eurocup se perdería. Es decir, aplicándolo a esta próxima temporada: Si el Valencia o el Alba Berlín (campeón y subcampeón de la última Eurocup) se meten en el play off de cuartos de final, el segundo de la Eurocup no jugará la Euroliga 2020/2021. Ojo con este detalle.

También es cierto que habrá tres invitaciones para completar cada temporada los 18 equipos que jugarán cada año la Euroliga. Esas 18 plazas se reparten en 11 clubes con licencia plurianual (Real Madrid, Barça, Baskonia, Zalgiris, Olimpia Milano, Olympiacos, Panathinaikos, Efes, Fenerbahce, CSKA y Maccabi), los dos clubes con wild cards por tres temporadas, hasta 2022 (Asvel Villeurbanne y Bayern Múnich), las dos licencias de Eurocup (campeón y subcampeón) y esas tres wild cards anuales, entre las que tendrá preferencia el campeón de la Liga Adriática, por no tener ninguna licencia permanente.

Esto quiere decir que el subcampeón de la Eurocup (si no se da la carambola) o el mejor equipo en la Liga Endesa podrían también entrar en la máxima competición europea si el organismo decide otorgarle una de esas invitaciones.

Ni que decir tiene que la Eurocup se convierte ahora en una prioridad mucho mayor para buscar a través de la segunda competición europea el acceso a la elite más absoluta, que seguirá siendo la Euroliga.

La ACB lo rechaza

Tras la publicación de cómo se repartirán las plazas para la Euroliga 2020/2021, la ACB emitió un comunicado en el que rechaza por completo la decisión tomada en la reunión: "La ACB quiere destacar:

  • Su firme rechazo al modelo aprobado unilateralmente por la Euroliga.
  • La necesidad de mantener un ecosistema deportivo en el que las ligas nacionales clasifiquen para las principales competiciones europeas, como ha sucedido a lo largo de toda la historia del baloncesto europeo y ocurre en los torneos deportivos más relevantes en el continente.
  • La arbitrariedad del nuevo sistema de acceso, que reemplaza la habitual clasificación por ligas nacionales con la decisión de entregar cinco Wild Cards, tres de ellas anuales".
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes