05 de agosto de 2019
05.08.2019
La Opinión de Málaga
ÚLTIMA HORA
El Barça golea 4-0 al Villarreal
Análisis

Examen al Unicaja

Varios expertos del básket malagueño opinan sobre la composición de la plantilla del Unicaja 2019/20

05.08.2019 | 05:00
El Unicaja espera realizar una mejor temporada que la pasada 2018/19.

El Unicaja 2019/20 echará a andar en solo un par de semanas. El club ha completado una considerable remodelación de la plantilla, con seis fichajes. Salvo sorpresa, no habrá más movimientos en este mercado veraniego. Buen momento, por lo tanto, para que varios expertos del mundo de la canasta analicen el nuevo proyecto verde, el segundo de la «era Luis Casimiro» en el banquillo del club de Los Guindos. ¿Cuáles son sus puntos fuertes? ¿Dónde se puede sufrir? ¿Cómo jugará el nuevo Unicaja? Tanta polivalencia ¿es buena o es mala?...

La Opinión de Málaga se puso ayer en contacto con cinco personas muy conocidas y vinculadas al baloncesto malagueño desde todos los ámbitos: un exjugador, un exdirectivo, un analista de basket en varios medios de comunicación y dos periodistas.

Cinco voces autorizadas que prevén una temporada con mucha ilusión, pero también muchas dudas. Mayoritariamente piensan que se ha acertado en los fichajes, aunque hay algunos refuerzos que generan más controversia que otros y hay algunas posiciones que ofrecen más dudas que otras.

La polivalencia de la plantilla es algo que salta a la vista y que hace presumir que el nuevo Unicaja jugará de forma diferente al del curso pasado.

La cuenta atrás para el inicio de la pretemporada está en marcha y el nuevo Unicaja está ya a punto para empezar a sudar.

Manolo Morales. Exconsejero del unicaja
 
«Este Unicaja es mejor que el del año pasado, tenemos buenos jugadores para hacer buen baloncesto» 
 
El equipo me parece mejor que el del año pasado porque los que se han ido se han sustituido por otros con perfil superior.  El equipo que yo hago es Jaime y Alberto de bases; Adams, Avramovic y Waczynski, de escoltas; De aleros: Ejim y Milosavljevic; de ala-pívots, Suárez y Thompson. Y de pívots: Gerun, Elegar y Guerrero. En este equipo, Jaime supera a Roberts. Cualquiera de los dos escoltas supera a Sasu Salin. Ejim supera a Dani Díez sin lugar a dudas, igual que Thompson es mejor que Wiltjer. Y Gerun es mucho mejor que Lessort. De hecho, el del Breogán fue séptimo en valoración la temporada pasada y el nuestro fue el 37. El único que no tiene reemplazo es Shermadini. Él tiene unas características que los tres pívots nuestros de ahora no tienen, por lo que habrá que jugar de otra forma. Creo que sería un error muy grande poner a Adams de base. El americano penetra fenomenal, tiene físico, pero no es un director de juego. Me encantan Ejim y Thompson. Tenemos buenos jugadores para hacer buen baloncesto. Por poner una pega, nos falta un gran base, que no tenemos y Jaime debe ser el base titular del equipo.
 
En el lanzamiento de 3 no hay ninguno que destaque. Waczynski es el único, pero el año pasado estuvo mal e incluso por debajo de la media del resto del equipo. Nadie tiene un tiro excepcional, solo aceptable, entre el 30 y el 35%. Lo de correr es un quimera porque cuando los equipos contrarios lo saben, suben sus defensas y paran tu juego. El contrario no te deja correr. Creo que hay jugadores talentosos. 
 
Respecto al nuevo orden del básket europeo, me quedo atónito con que ninguna federación esté haciendo nada y acepte lo que diga Bertomeu, que tiene los equipos que quiere en su competición. Debería haber una competición paralela a la Euroliga con los dos mejores equipos de Francia, España, Italia, Alemania... Si se pusieran de acuerdo los países y jugaran esa Liga los 2 mejores que no tienen licencia vitalicia en la Euroliga, con un buen sponsor, se podría competir con la Euroliga. Tal y como está ahora esto, el Unicaja debe apostar por ganar la Eurocup, pero no tanto por el premio de jugar la Euroliga del año siguiente, porque quedarse en ella luego es casi imposible.
Juan Carlos Bonilla. Entrenador de baloncesto y comentarista en La Opinión de Málaga y en Cope Málaga
 
«El trabajo táctico que necesita el grupo es muy alto» 
 
Hay mucho trabajo por delante esta pretemporada en el Unicaja para acoplar las piezas nuevas al proyecto 2019/2020 de Luis Casimiro Palomo. La media docena de jugadores nuevos es algo que no nos pilla de nuevos después de un año que no dejó contento a casi nadie y se imponía corregir errores.
 
Para dirigir el equipo tenemos a Alberto Díaz y al debutante Josh Adams. A este último se le conocen exhibiciones físicas, querencia por decidir a campo abierto uno contra uno y dudas sobre su dirección del equipo. No sé si es otra oportunidad para que Alberto siga creciendo. El puesto me ofrece dudas, pero mejorar a Brian Roberts no es difícil.
 
La línea exterior tiene a Jaime Fernández y a Aleksa Avramovic. El madrileño tiene la oportunidad y la obligación de refrendar las buenas sensaciones que dio en momentos del curso pasado. El serbio se me asemeja a una versión zurda de Jaime, menos refinada en cuanto a capacidad de generar juego para el resto. No me extrañaría ver a esta pareja de manera simultánea en cancha y tampoco tendría claro quién sería el director.
 
La posición de alero tiene también tres componentes, pero con mayores diferencias. Dragan Milosavljevic salió reforzado al ser el que menos carencias ofreció y mayores prestaciones defensivas dio. De Adam Waczynski lo peor que se puede decir es que su año de contrato es lo que lo hace continuar en Málaga, aunque es un tirador puro y todos esperamos que lo refrende, mucho más ahora, con menos competencia. El fichaje de Melvin Ejim seguro que dará que hablar. Tras el periplo de Dani Díez en Málaga, al final parece que volvemos a querer una versión de Christian Eyenga, por la que no se apostó en su día. El canadiense ofrecerá minutos de «4» a ratos, rebote y dureza, tiro exterior si acaso en parado y poder resolver a campo abierto, no tomando decisiones tras bote, que no es su fuerte.
 
Ejim aparece como apoyo puntual a un juego interior que ofrece un cambio radical. La llegada de Deon Thompson suscitó muchas dudas porque se nos dio como opción de «5», algo que hizo puntualmente en Zalgiris al final de la temporada pasada, pero que nunca –ni siquiera con los Tar Heels de North Carolina- había sido su posición. Al final la llegada de Volodymyr Gerun y Frank Elegar han provocado que el marfileño sea junto a Carlos Suárez el que ocupe la posición de ala-pívot, muy diferente de Kyle Wiltjer.
 
Las posiciones de «5», a priori las ocuparán Gerun, Elegar y Guerrero, digo esto porque con el marbellí tengo la misma sensación que con Viny Okouo, tiene que jugar y demostrar que está capacitado para ser ACB, espero que sí. Junto a él, Volodymir Gerun, un jugador con buenos números en el Breogán, no especialmente brillante en casi nada ni físicamente descollante ni un virtuoso del poste bajo, pero en crecimiento. La última incorporación es Frank Elegar, uno de los mejores defensores a nivel europeo en los últimos años, aunque no conocido del gran público, ya que, salvo 6 partidos con Milán en 2015, ni ha jugado Euroliga ni ha estado en equipos de relumbrón. Siempre ha dependido de su físico, porque no es ni Ricky Brown ni Giorgi Shermadini, pero se ha buscado un portero de la discoteca más que un bailarín, alguien con la contundencia y la capacidad de protección del aro que ni el georgiano ni Lessort ofrecieron el pasado año.
 
En resumen, novedades con mucho peso en el equipo, mucha versatilidad en el juego exterior y posibilidades en el interior, pero variando mucho el patrón. A mi parecer, el trabajo táctico que necesita el grupo por parte del entrenador se me antoja muy alto. Creo que la parte de responsabilidad de Casimiro en el rendimiento del grupo es el más alto de los últimos años, además, anímicamente es muy necesario un buen año. Suerte.
Enrique Sierra. Periodista de PTV málaga
 
«Para mí el gran tapado de los fichajes es Volodymyr Gerun»
 
Como en cualquier temporada, hacer una valoración previa de una plantilla que todavía no ha echado a andar es un poco aventurado, pero en principio se ha formado un equipo equilibrado con muchos jugadores engarzando dos posiciones. Al no existir esa paridad pura y dura (dos jugadores por puesto) sin duda el equipo será más versátil que el año pasado, y, posiblemente, con más sistemas ofensivos que ofrecer, tanto en el perímetro como especialmente en la pintura. En un año en el que la Eurocup otorga dos plazas para la Euroliga, y sabiendo que el objetivo prioritario de los verdes es acceder a la máxima competición continental, apostaría por llegar a la final, aun a costa de dejar un poco de lado la ACB si fuera necesario. Para mí, el gran tapado de las nuevas incorporaciones del equipo puede ser Volodymyr Gerun, sobre todo si complementa ese poder reboteador que acreditó el año pasado en Lugo con unos buenos números ofensivos. 

Anicet Lavodrama. Exjugador de baloncesto
 
«La primera impresión es la de una plantilla con experiencia, versatilidad, velocidad, movilidad, seriedad, carácter, protección de la canasta e intensidad» 
 
 La plantilla del Unicaja 2019-2020 refleja una visión moderna de la confección de un equipo. ¿Construir una plantilla que se adapta a la línea general de los demás equipos o confeccionar un equipo al cual se deberán ajustar los demás? La primera impresión es de una plantilla con EXPERIENCIA, VERSATILIDAD, VELOCIDAD, MOVILIDAD, SERIEDAD, CARÁCTER, PROTECCIÓN de la CANASTA e INTENSIDAD.
 
Todos son jugadores que saben hacer su trabajo en equipo con mentalidad y capacidad de pase. El balón circulará rápido tanto en transición como en juego estático. En defensa, con las características de los dos bases, los contrarios verán muy alterados su control del ritmo del juego.
 
El análisis que suelo hacer de una temporada es de que no es cómo se empieza, aunque es muy favorable empezar por encima del 50% en resultados ganadores, fidelizando rápidamente al publico. Pero con capacidad en mantener la «ilusión» creada del inicio de una temporada, que esta vez va a ser durísima.
 
Un club profesional y un equipo moderno está siempre en construcción, estando siempre preparado en modificar la composición del grupo. Siempre es un proceso. La primera noticia positiva es la continuidad de Luis Casimiro, un entrenador trabajador y que nos mostro su capacidad en sacarle el mejor rendimiento a cada uno de las diferentes características que componen el róster del Unicaja.
 
Hay siete jugadores nuevos teniendo en cuenta que Rubén Guerrero sigue siendo un jugador nuevo para la plantilla ACB.
 
El Unicaja acierta en los jugadores que continúan siendo comprometidos, trabajadores, con carácter y en la línea de polivalencia de la nueva plantilla manteniendo el necesario liderazgo del capitán Carlos Suárez y de Alberto Díaz, el desparpajo talentoso de Jaime Fernández, con la actitud de Adam Waczynski y Dragan Milosavljevic.
 
Josh Adams es un muy buen complemento para Alberto. Juega duro e intenso y trabaja constantemente. Un jugador muy difícil de defender durante todo un partido, además de traer un elemento de espectacularidad explosiva.

Aleksa Avramovic traerá otro componente –junto a Jaime Fernández-  de creación de juego y oportunidad en ataque tanto para la anotación propia como generando para los demás jugadores. Tiene buen tamaño para defender los bases y escoltas de la ACB. Y es zurdo, que con su movilidad y manejo de balón es difícil de defender.
 
Deon Thompson es un gran complemento para el puesto de 4 junto a Carlos Suarez, pudiendo ambos alternar defensivamente en otras dos posiciones (3 y 5). Aporta capacidad de tiro posicional exterior sin abusar del tiro de tres.
 
Volodymyr Gerun es de sólidos fundamentos y tamaño en el juego interior, es rápido y es activo en defensa.
 
Frank Elegar es un gran sustituto a Gio Shermadini. Atesora movilidad, envergadura, capacidad de salto tanto para el juego de bloqueo y continuación y sobre todo en protección de la canasta. En ataque es capaz de mantener la posición siendo en un solo jugador sustituto de dos (Shermadini y Lessort).
 
El «factor X» va a ser Melvin Ejim, un jugador muy polivalente y versátil, con grandes características y aptitudes en velocidad, explosividad, anotación tanto en tiro exterior como entrando a canasta para finalizar por encima del aro. Málaga es un entorno que va favorecer su explosión, como lo fue para Jaime la temporada pasada.
 
Con Rubén Guerrero habrá que tener la paciencia normal en un jugador que está en plena transición del baloncesto NCAA al profesional de la ACB. Es trabajador, serio, tiene grandes aptitudes físicas, envergadura y posee unos fundamentos bien definidos en ataque. Una de sus caves es tener dos movimientos ofensivos bien definidos (semi gancho y el reverso en Power Move). Va a ir creciendo a lo largo de la temporada.  
 
Las 3 únicas pegas son la «Paciencia/Comprensión» del público + hacer frente en tamaño a jugadores muy grandes como Tavares y Tomic + el control emocional de los jugadores y club en momentos críticos de merma física que aparezcan durante los partidos y en la propia temporada. Estoy convencido de que el Palacio Martín Carpena va a disfrutar de buen baloncesto, de lucha y de espectacularidad. 
Mel otero. subdirector de Deportes de La Sexta
 
«El Unicaja presenta incógnitas en dos puestos claves en el baloncesto moderno: el base y el alero» 
 
En principio, lo primero que hay que destacar es que, un año más, hay muchas caras nuevas. De los 12 jugadores de la próxima temporada, seis (siete si contamos a Rubén Guerrero) serán nuevos. De los nuevos, cuatro tienen el rol de presuntos titulares: Adams, Ejim, Thompson y Elegar o Gerun. Solo se mantiene Jaime Fernández de los titulares de la pasada temporada. Es un equipo que presenta incógnitas en dos puestos claves: el base y el alero. Alberto Díaz es un valor seguro, el corazón de este equipo, pero el base que llega es el «titular». Adams es un jugador de 25 años, que tuvo un grave accidente y que tiene muchas cosas todavía que demostrar. Puede estallar y convertirse en un gran jugador que lleve al Unicaja al éxito, o puede quedarse en una versión similar a Brian Roberts o tantos otros jugadores que han pasado por este club, que desde que se fue Carlos Cabezas no ha encontrado un timón viable y seguro que lo lleve hacia el éxito.

El puesto de base es clave en el desarrollo del equipo y también en los esquemas de Luis Casimiro. Creo que jugamos muchas cartas a un jugador que me recuerda a aquellos americanos de los años 80 que decían que eran como los melones, que por fuera todos tenían muy buena pinta, pero que había que abrirlos por dentro para ver si eran buenos o malos.

 
Jaime Fernández y Deon Thompson parecen dos valores seguros y parecen llamados a ser los líderes en la cancha en el aspecto ofensivo y creativo del equipo. En lo defensivo y en el corazón del equipo, en la sala de máquinas, en el vestuario, Alberto Díaz y Carlos Suárez ocuparán esos puestos.
 
La otra duda es en el alero, que para mí tiene muchas carencias o al menos incógnitas. Ahí llega Melvin Ejim, que con 28 años todavía no ha acabado de explotar. Sus números en Kazan: 8 puntos y 5 rebotes, aunque tuvo una buena temporada en Italia, en la que fue el MVP de la final de la LEGA. Pero, con esa edad, poco más se puede esperar de él que físico y esfuerzo, pero no siempre regularidad. Hecho en falta la apuesta por un jugador más sólido en esta posición. Ha habido varios en el mercado, como Stan Okoye y Javier Beirán, que curiosamente han acabado los dos en el Herbalife Gran Canaria. Creo que habrían dado más solidez a esta posición.
 
Si tenemos en cuenta que dicen que los puestos claves de un equipo de baloncesto son los impares (base, alero y pívot) es justo donde hay más incógnitas en este nuevo proyecto del Unicaja para la campaña 2019/2020, porque los puntos fuertes de la nueva plantilla cajista son el «2» y el «4».
 
Todos los pívots son nuevos y presentan una misma virtud: trabajo y rebote. Sin más estridencias. Tanto Gerun, como Elegar y como Guerrero son jugadores del mismo perfil. Sí parecen tres valores seguros, pero falta algo de variedad. Son tres jugadores con un patrón de juego muy definido.
 
Por último, el que para mí es una gran incógnita en cuanto a su rendimiento, Aleksa Avramovic. Es otro jugador que si rompe nos puede dar otro salto de calidad, pero es que últimamente este tipo de jugadores no rompen en Málaga. Es un gran  tirador, se le caen los puntos de las manos, al menos en la LEGA de Italia. Casi 18 puntos por partido en menos de 30 minutos, con un 40% en triples. Pero claro, en Italia, que estos últimos años ha sido una competición de rango menor. Habrá que ver cómo se adapta el internacional serbio a la ACB y si también puede ser un anotador en la Liga Endesa. Si lo consigue, formará una pareja con Jaime Fernández que sería la bomba. Pero hay que esperar a ver su adaptación y qué rol es capaz de asumir en el equipo.

¿Mi pronóstico para la temporada?... Complicado. Sí parece que en la ACB hay tres o cuatro plantillas superiores a la del Unicaja. En la Eurocup habrá rivales también muy reforzados, con proyectos muy potentes como por ejemplo el del Virtus Bolonia, además de los equipos rusos y turcos de siempre, que parece que van a poner también muy difícil esa llagada a la final continental que da plaza para la siguiente Euroliga. 

El sueño es la Copa del Rey del Martín Carpena, pero no quiero recordar qué es lo que pasa siempre que la Copa del Rey se juega en Málaga...
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes